LA COSTUMBRE DEL PODER: Anaya: Maquiavelo no, Saruman sí

 Gregorio Ortega Molina 19 de enero de 2018 – 00:12 CE


*El “hombre” del Frente tiene la certeza -que comparten muchos mexicanos inteligentes y avezados en el análisis político que he escuchado al transmitirme una genuina preocupación porque eso ocurra- de ser él el verdadero, auténtico candidato de EPN (como Vicente Fox lo fue de Ernesto Zedillo) y de los poderes fácticos que pondrán en sus manos la banda presidencial

 

Ricardo Anaya Cortés pareciera trotar en un caballo de hacienda educado en la escuela austriaca de equitación. Gusta de hacer florituras con su montura, pues lo mismo da un palomazo que se muestra mayormente dispuesto a entablar el diálogo a través de las redes sociales, que viendo directamente a los ojos de sus interlocutores.

¿Es suficiente para hacerse con el poder? Ciertamente no, pero el “hombre” del Frente tiene la certeza -que comparten muchos mexicanos inteligentes y avezados en el análisis político que he escuchado al transmitirme una genuina preocupación porque eso ocurra- de ser él el verdadero, auténtico candidato de EPN (como Vicente Fox lo fue de Ernesto Zedillo) y de los poderes fácticos que pondrán en sus manos la banda presidencial. Afirman que éste es el verdadero origen del enojo de los priistas de cepa, dispuestos a cobrárselo el día de la elección al votar en contra del ex secretario de Hacienda.

     Puede resultar verídica esa percepción de la realidad, pues José Antonio Meade aparece copado por las mujeres y hombres de Luis Videgaray Caso.

Los problemas de Ricardo Anaya a considerar por sus previsibles gobernados y los grandes electores detrás de su nominación al cargo, son otros y graves, por las consecuencias que pueden tener.

Esa frase soltada el día de su registro como precandidato me hace reflexionar. Culpa a Fox y Calderón del impasse de la transición, para después guardar absoluto silencio sobre el tema hasta el martes último, en que propone el cambio de régimen, sin decir cuál es el camino. No era y nunca será el momento de tratarlo, porque lo que menos desean es que desaparezca la partidocracia como sustituto del presidencialismo.

    Entre los argumentos usados por aquellos que me refieren a Anaya como candidato de EPN está el “tongo” del enojo de Los Pinos contra Ricardo Anaya contra traiciones político-electorales pactadas, tanto en Coahuila como en Toluca. Era necesario tomar distancia, me aseguran.

De ser verdad lo anterior, quienes impulsan a Anaya Cortés al poder olvidan que él nunca toma en cuenta las lecciones políticas meditadas y escritas por Nicolás Maquiavelo para el príncipe de todos los tiempos. Su referente, creo yo, por edad e inclinación cultural, es J. R. R. Tolkien, cuyo personaje Saruman parece caerle como anillo al dedo al precandidato del frente.

Es el hechicero blanco que empieza por traicionarse a él mismo, en su origen y destino, para prepararse al asalto final en silencio, siempre a las órdenes de Sauron, con la idea de hacerse con el poder necesario que le permita gobernar a todos. Él, Anaya Cortés, se muere por convertirse en el verdadero Señor de los Anillos.

Si a los analistas les da “cosa” leer los tres tomos de la obra literaria, gánense el salario y vean las tres películas, algo aprenderán sobre el origen de la traición y lo que la provoca: el poder.
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: AMLO, ¿pacificador peligroso?

 Gregorio Ortega Molina 18 de enero de 2018 – 00:12 CE


*Así procedieron desde el gobierno durante los últimos siete lustros, decidieron curar a los mexicanos con la muerte del proyecto de la Revolución, y dejaron a la nación huérfana de su propia identidad, de esa idea de patria que la dio contenido, y hoy los deja vacíos

Los políticos parecen entrar en razón. De los fantásticos quince minutos de Vicente Fox para lograr la paz en Chiapas, ahora AMLO abre la boca de manera sensata y advierte que a mitad de su sexenio la guerra del Estado en contra del narco habrá dejado de existir.

A Javier Sicilia se le revierte el uso poético del lenguaje procaz usado para desacreditar, aunque es políticamente correcto cuestionar y cuestionarse sobre la validez ética y la capacidad intelectual de López Obrador, pues aspira a gobernar. Resulta que el poeta y otros consideran que el camino a la paz es la vereda de la ignominia, o a lo peor porque poner en la agenda la necesaria paz entre Estado y delincuencia organizada debiera propiciar un serio análisis sobre la corrupción y sus consecuencias, porque la connivencia entre administración y procuración de justicia y los barones de la droga, es la única explicación posible a la debilidad del gobierno para garantizar paz pública, el cumplimiento del mandato constitucional en lo que a garantías individuales se refiere.

   Los nombres ofertados por AMLO para formar gobierno son mediáticos. De hacerse con la Presidencia de la República gobernará con otros, como distintos también serán sus verdaderos aliados para resolver -a su manera- los asuntos económicos y el rescate de lo que queda del Estado de bienestar.

Lo ocurrido entre gasolineros a principios de año, para arañar los precios de los combustibles, es sólo una muestra de la verdad del libre mercado. De inmediato Pemex y alguno que otro ingenuo externaron asombro y advertencias, pero la única manera de comprender lo que ocurre es adquirir conciencia de que ahora el Estado comparte su poder con otras fuerzas, las del mercado y el peso específico que los poderes fácticos tienen en la economía.

Éstos son los verdaderos opositores a AMLO, porque esos barones del dinero son los que saben, como lo supo Michel de Montaigne, que “nada perjudica tanto a un Estado como la innovación: el cambio sólo da paso a la injusticia y la tiranía. Cuando alguna pieza se desencaja se le puede apuntalar: es posible oponerse a que la alteración y la corrupción connatural a todo nos aleje en demasía de nuestros comienzos y principios. Mas al acometer la refundición de masa tan grande y el cambiar los fundamentos de tan grande edificio es propio de los que para limpiar borran, de los que quieren enmendar los defectos particulares mediante una confusión universal y curar las enfermedades con la muerte…”.

     Y así procedieron desde el gobierno durante los últimos siete lustros, decidieron curar a los mexicanos con la muerte del proyecto de la Revolución, y dejaron a la nación huérfana de su propia identidad, de esa idea de patria que la dio contenido, y hoy los deja vacíos.

A AMLO, si triunfa, lo mantendrán con las manos amarradas, porque es un profeta cuya única arma es la ilusión de un cambio que no puede suceder.
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Meade, el arte de la demagogia

 Gregorio Ortega Molina 17 de enero de 2018 – 00:12 CE


*Cuando se infiere que es la imagen de la señora Juana Cuevas la que puede llevarlo al triunfo electoral, se nos indica que, fuera lo que fuese lo que decidió al señor Meade a jugar el rol que le ofrecieron para ser garante de la conservación de un régimen político agónico, sólo es muestra de una ilusión que nos engañará a todos desde su destape hasta el 1° de julio, o la certeza de un autoengaño desde el momento en que permitió que lo disfrazaran de chamula

 

La demagogia en política equivale a lo barato en las transacciones comerciales y, como decía mi abuela, lo barato cuesta más.

¿De dónde vemos como prenda de honradez el que los tres precandidatos a la presidencia de México viajen en turista? ¿Sabemos, o al menos intuimos, el brete en que colocan a las compañías aéreas de las que se sirven? Su presencia pone a los demás pasajeros en idéntico riesgo al que ellos corren, sin sumar el hecho que de alguna manera viajan con ellos los elementos de seguridad garantes de la integridad física de los que aspiran a gobernarnos, y en el caso específico de Meade, con toda certeza son miembros del Estado Mayor Presidencial.

Un especialista puede evaluar el costo anímico y económico de un atentado en un vuelo comercial, a diferencia de lo que ocurre en un viaje en avión privado. La pérdida de Juan Camilo Mouriño lo indica. La tragedia de Luis Donaldo Colosio multiplicada por decenas o cientos, o quizá miles, si el avión comercial se desploma sobre zona urbana.

     La estrategia de imagen de las campañas de los precandidatos está sustentada sobre una demagogia de impacto: la honradez y la supuesta reducción del gasto, como camino seguro para combatir la corrupción, nada más falso.

A la anterior falacia habrá de añadirse la del discurso, que sujeta a José Antonio Meade más allá de lo que sujetó a Colosio y a Zedillo. Ya nadie discute sobre el efecto que el mensaje del 4 de marzo pronunciado por Luis Donaldo en el Monumento a la Revolución tuvo sobre su ejecución. Su equipo y buena parte de la prensa exigieron el deslinde del salinismo. Pintó su raya, y con ella abrió las puertas a los crímenes políticos, interrumpidos en la década de los treinta y reinaugurados sesenta años después. Ahora, desde marzo del 94, no cesan. 23 años ya, como el 23 de marzo.

Nunca un candidato del PRI ha estado tan acotado: el equipo no es de él, como tampoco las palabras y las ideas elegidas para el discurso y la diatriba que muestran la “evolución” del tecnócrata en un político que busca conectarse con una sociedad a la que aspira a guiar, a garantizarle futuro.

     Cuando se infiere que es la imagen de la señora Juana Cuevas la que puede llevarlo al triunfo electoral, se nos indica que, fuera lo que fuese lo que decidió al señor Meade a jugar el rol que le ofrecieron para ser garante de la conservación de un régimen político agónico, sólo es muestra de una ilusión que nos engañará a todos desde su destape hasta el 1° de julio, o la certeza de un autoengaño desde el momento en que permitió que lo disfrazaran de chamula. Los electores mexicanos dejaron de comprar esas farsas hace muchos años. Ni los indígenas las ven con buenos ojos.

La estrategia de ocupación de México por parte de EEUU diseñada por Robert Lansing en texto dirigido a Woodrow Wilson está rebasada, la función de las universidades del Ivy League ha sido sustituida por las instituciones de educación superior mexicanas privadas. Lo demás es ilusión.

 

Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: ¿Cuál es el índice inflacionario?

 Gregorio Ortega Molina 16 de enero de 2018 – 00:12 CE


*No le demos vueltas, la inflación es de dos dígitos y amenaza con crecer, a la misma velocidad en que se incrementa la depreciación del poder adquisitivo del peso y disminuye su valor frente al dólar

La narrativa del éxito del gobierno de EPN derivada del Pacto por México y las reformas estructurales hace agua por todos lados, se desfonda desde los monederos de las amas de casa y los bolsillos de los pantalones de los mexicanos de a pie, rascados incesantemente por quienes los traen puestos, para encontrar las monedas necesarias para completar para el pasaje.

Y no es empeño en perjudicar la imagen histórica del regreso del PRI al poder. Las consecuencias están a la vista, las cifras y las estadísticas no pueden recibir el mismo tratamiento de las palabras, aunque siempre pueden maquillarse.

La investigación de Excélsior para darnos cuenta del estado en que se encuentra la economía familiar, la que cuenta porque está relacionada directamente con las necesidades básicas para vivir con decoro y aspirar a una educación humanista, indican que “el costo de la canasta alimentaria básica, que incluye productos considerados indispensables para la despensa de un hogar, se encareció 0.9 por ciento en diciembre, con lo que acumuló un alza de 25.6 por ciento a lo largo de 2017”.

    ¿De qué lado se ubica la realidad? ¿En las estadísticas oficiales, o en las mesas de los mexicanos? Es cierto, el TLC es mayormente un éxito, pero sobre el salario y hambre de los mexicanos, de ahí la dificultad de la renegociación. Las asimetrías económicas entre los socios comerciales se ensancharon.

Pero vamos a la información proporcionada por Excélsior: “para adquirir esta canasta básica se necesitaban 1,254.00 pesos el 31 de diciembre de 2016, cantidad que se elevó a 1,575.60 pesos 12 meses después.

“Los productos que aumentaron más de manera anual fueron la papa, cuyo kilo pasó de 16 pesos el 31 de diciembre de 2016 a 26.90 pesos, lo que representó un aumento de 68.1 por ciento. Le sigue la cebolla, que subió de 16 a 26.90 pesos en igual lapso, con un alza de 68.1 por ciento.

  “Al listado de mayores aumentos se suma el kilo de chile cuaresmeño, que el último día de diciembre de 2016 se comercializó en 20 pesos el kilo, mientras ayer se vendió en 32.90 pesos, lo que representó un avance de 64.5 por ciento; en tanto, el kilo de azúcar pasó de 18 pesos a 28.90 pesos en los últimos 12 meses, lo que representó un incremento de 60.6 por ciento”.

No le demos vueltas, la inflación es de dos dígitos y amenaza con crecer, a la misma velocidad en que se incrementa la depreciación del poder adquisitivo del peso y disminuye su valor frente al dólar. Habrá que medir también la depreciación del ejercicio del poder.

Este es el verdadero costo de la política económica y la negativa de negarse a acompañarla de una reforma del Estado. La elección estará calientita.
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: ¡Ay Renato Sales!

 Gregorio Ortega Molina 15 de enero de 2018 – 00:12 CE


* Una es la situación de violencia y otra la incidencia delictiva. Una es la percepción del delito y otra el ilícito; antes la palabra levantón en algunos municipios era parte de lo cotidiano, ahora sí se dan casos, pero no es diario, como en 2011

 

Si 2017 cerró con signos ominosos, 2018 se anuncia para peor, sobre todo si los funcionarios públicos se empeñan en tergiversar la idea y ensuciar las palabras, además de olvidar su mandato constitucional. Querer distorsionar el significado del discurso equivale a empeñarse en transformar una realidad que fue, es y será. Las muertes, la sangre y el hambre son las mismas e imborrables.

Ahora resulta que Renato Sales, comisionado Nacional de Seguridad, se descubre cualidades de lingüista y afirma que, aunque la cifra de homicidios dolosos en 2017 puede superar la de 2011, la violencia es diferente a la de ese año.

Me pregunto: ¿si México está en una guerra declarada por Felipe Calderón Hinojosa como presidente de la República y jefe máximo de las FFAA, en qué es distinta, diferente la violencia de hace seis años con la de hoy? El color de la sangre no modifica la raya del tigre. Las fosas clandestinas no difieren en nada, porque los allí ocultados son igualados por la tierra y la manera de fallecer: fueron ejecutados, de una u otra manera.

Si Renato Sales hubiese equiparado la Cristiada con lo que hoy sucede, sí es distinta la violencia. Pero la propiciada por las políticas de seguridad del panista Calderón y las del priista Peña Nieto, son espejo fiel de ellas mismas, equiparables en su totalidad.

     Pero para el filólogo Renato Sales no, sus palabras textuales son: “Estamos con más homicidios dolosos, pero habrá que ver si estamos en la situación de violencia en la que nos encontrábamos en esos años [2010-2011]. Probablemente el número sea superior o igual, pero el contexto no”. A mi juicio el único aspecto diferente es que antes el responsable del Poder Ejecutivo hacia pública su manifestación religiosa y de fe, y con toda certeza se blindó en la misericordia de Dios para eludir todo remordimiento de conciencia, pero eso no lo hace menos responsable.

     Aspirar a ocultarse en el perdón divino equivale a querer que la sociedad por ellos gobernada acepte su distorsión de la realidad. En entrevista concedida a los medios, el pulcro abogado Renato Sales da su debida importancia a las estadísticas, para después contra argumentarse: “Una es la situación de violencia y otra la incidencia delictiva. Una es la percepción del delito y otra el ilícito; antes la palabra levantón en algunos municipios era parte de lo cotidiano, ahora sí se dan casos, pero no es diario, como en 2011”.

Me doy, ¿quién comprende? ¿Cuál es la diferencia entre un levantón en 2011 y otro de ayer, o una fosa clandestina cavada hace siete años, y otra estrenada hoy? Sólo Renato Sales sabe la diferencia en la percepción que le facilita su prodigiosa inteligencia.
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: El costo de vivir

 Gregorio Ortega Molina 12 de enero de 2018 – 00:12 CE


*Para amargar el agravio todavía más, según informe del Banco Mundial, durante este año los precios de los productos energéticos básicos (petróleo, gas natural y carbón) subirán un 4 por ciento, luego del incremento que experimentaron durante 2017, que en general fue del 28 por ciento, no del 16 como lo publicitan las autoridades mexicanas; es decir, otra vez la inflación será de dos dígitos, y quizá superior al 20 por ciento

 

En materia económica las estadísticas nunca tienen la última palabra, siempre son sustituidas por la voraz realidad. Los sueños de éxito de los políticos son destruidos por los agujeros en las bolsas de los monederos de las amas de casa, las mesas servidas con gran esfuerzo, aderezados los alimentos con el hambre que ha de aguantarse los proveedores del hogar.

Vivir cuesta, y el gasto siempre es incrementado por los gobiernos. Los pagos fijos sin salir de casa lo demuestran: predial o renta (según se sea propietario o arrendatario), agua, luz, teléfono, gas, televisión de paga, propinas a los de la basura y el cartero; si todavía eres de los afortunados que encontraron contrato a través del outsourcing, del precio del transporte no te escapas, aunque te muerdas uno y la mitad del otro (trátese de güevos u ovarios) con el hambre, y regreses al hogar desfalleciente, para comer con increíble fruición lo que dejaron tus hijos y tu mujer, o al revés, tu marido y tus hijos.

     Es en este contexto que los gobernantes no se cansan de mentir, creen que el hambre nos mantiene tontos y sin capacidad de respuesta, pero en julio de este año habrán de saldarse los agravios.

Insisten, a través del gasto de miles de millones de pesos en propaganda, en que les compremos la imagen de que la inflación está controlada, cuando la post verdad es que durante el año recién concluido, la inflación fue al menos del 26.2 por ciento, debido a los precios de la gasolina, el gas y la electricidad, considerados los más altos de los integrantes de la OCDE.

Para amargar el agravio todavía más, según informe del Banco Mundial, durante este año los precios de los productos energéticos básicos (petróleo, gas natural y carbón) subirán un 4 por ciento, luego del incremento que experimentaron durante 2017, que en general fue del 28 por ciento, no del 16 como lo publicitan las autoridades mexicanas; es decir, otra vez la inflación será de dos dígitos, y quizá superior al 20 por ciento.

     Y abunda el reporte del Banco Mundial, donde se nos indica que la chatarra ha observado un incremento constante; en las primeras dos semanas de diciembre último tuvo un incremento de hasta 50 dólares por tonelada, lo que implica un impacto directo al mercado mexicano, importador neto de chatarra proveniente de Estados Unidos.

“Por otra parte, los electrodos en los últimos meses del año registraron un incremento de 8 mil por ciento. Este sorpresivo aumento se debió a la demanda de este insumo, que en México ha sido usado en los arcos eléctricos de las acereras mexicanas. Otro de los factores que ha influido es la gran demanda que ha tenido en países como China, así como la escasez de materia prima en ciertas partes del mundo”.

Lo que se avecina, entonces, es la debacle de lo propuesto en el Pacto por México, y la nulidad de todas las promesas que, como en el más feo de los populismos, con las cuales vendieron la reforma energética. ¿Cómo resolverán el panorama electoral? Con más mentiras.
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Miroslava y Javier

 Gregorio Ortega Molina 11 de enero de 2018 – 00:12 CE


*Tan profunda, amplia y lesiva es la corrupción, que todo en la administración de justicia parece -y aparece- contaminado. Lo constataremos en el resultado de las elecciones presidenciales

El daño está hecho, la confusión sembrada. La muerte violenta de Miroslava Breach permanecerá impune para la eternidad. Javier Corral cerró el caso por así convenirle a él, de ninguna manera para administrar justicia.

¿Por qué? Porque todos mienten. Primero nos recetan la información dada a conocer por La Jornada el emblemático día de la Noche Buena: “El anuncio del gobierno de Chihuahua, en torno a la muerte del presunto homicida de Miroslava Breach Velducea, Ramón Andrés Z. C., deviene burla del debido proceso porque la administración de ese estado pretende sacudirse de un problema que no ha podido sortear, en torno a la impunidad de los delincuentes y la incapacidad de las policías e instrumentos legales para dar con los verdaderos responsables del ataque a la comunicadora.

“Diputados de Morena y Movimiento Ciudadano acusaron al gobernador Javier Corral de levantar una cortina de humo, con objeto de protegerse y evitar que su administración continuara cuestionada por distintos sectores sociales, entre ellos el de comunicación y de organizaciones defensoras de derechos humanos.

     “Javier Corral es muy activo en política, a todo le saca provecho, como legislador, opositor dentro de su partido, chantajista, todo le sale bien, menos gobernar. Debe una explicación a la sociedad porque no es creíble que ahora pretenda que el autor material del homicidio de Miroslava Breach está muerto. Eso es parte de las prácticas más perversas de gobernar”.

Nota periodística completada con una información coleada: “El presunto autor intelectual del homicidio de la periodista Miroslava Breach fue detenido este 24 de diciembre, informó el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

“El mandatario estatal explicó que en un operativo de la Policía Federal, derivado de las investigaciones de la Fiscalía General de Chihuahua, y con la colaboración estratégica del CISEN, se pudo capturar a Juan Carlos M.O., con el alias de “Larry”, quien supuestamente ordenó el asesinato de la corresponsal”.

     Resulta fácil leer lo que sucedió: matan al gatillero para “poder” inculpar a “Larry”, quien quizá es inocente del asesinato de la periodista, pero con certeza culpable de otras muchas muertes violentas. Recuerdo la frase: hay que culparlos de los que hicieron, pero no de lo que dicen que hicieron. Ahora resulta que pueda ser que ingresemos a un periodo de administración de justicia a la carta, lo que me hace recuperar un texto de Simone Weil:

“En el transcurso de los siglos que hace que está en contacto con los delincuentes sin purificación compensadora, el sistema de la justicia penal se ha contaminado del mal de tal manera que una condena supone, con gran frecuencia, el traspaso al condenado del mal del sistema penal”…

Tan profunda, amplia y lesiva es la corrupción, que todo en la administración de justicia parece -y aparece- contaminado. Lo constataremos en el resultado de las elecciones presidenciales.
Si te INQUIETA, compártelo
Posted in Uncategorized | Leave a comment