LA COSTUMBRE DEL PODER: USMCA: Revela el fondo


*¿Cuál es la función del territorio mexicano en esta guerra económica entre China-Rusia contra Estados Unidos?

 

¿Acelera o detiene la integración del bloque económico, político y de seguridad regional el USMCA? Creo que la pregunta ni siquiera debía plantearse, lo que debemos buscar es saber cuál es la función asignada a México en este menage a trois, y si existen las posibilidades de modificarla, para mejor.

Las siglas o el nombre o el acrónimo asignado por Donaldo Trump al nuevo Acuerdo Comercial es revelador del fondo de las intenciones en relación al proyecto transnacional: la modificación del mapa racial, lingüístico, cultural y de intereses comunes, para caminar Canadá, Estados Unidos y México hacia un objetivo común, frente a las pretensiones unificadas de China y Rusia y las aspiraciones de la Europa unida. Es una manera de aspirar a resolver la guerra económica que se encuentra en todo su apogeo.

En el apartado automotriz se modifican los salarios y las normas de origen. Imposible de la noche a la mañana, pero el cambio será gradual e intenso; lo que no me queda claro es si esos cambios contribuyen a acortar las asimetrías económicas o hacen la zanja más ancha y profunda, y la función de México se reduce a la de cancerbero -más o menos bien pagado, según lo negocien en los nuevos convenios bilaterales- para contener migración legal e ilegal (como hoy sucede) y flujo de narcóticos, sobre todo los de origen químico o de diseño, de más accesible precio para los adictos, por consiguiente de mayor consumo.

Pronto conoceremos las habilidades políticas para la diplomacia de Marcelo Ebrard, y de su concepto de patria y la manera de honrarlo, porque si es acertada mi hipótesis, el combate armado al narco se prolongará sin fecha de caducidad futura, y las consecuencias para los mexicanos y el gobierno de AMLO, consistirán en el pago con vidas, violencia y desajustes en la propuesta de reconciliación nacional y perdón.

Supongo que nuestros gobernantes de hoy y los que pronto tomarán el poder, intuyen o saben el valor estratégico del territorio nacional y la manera de hacerlo redituable para que los gobernados vivan mejor, y los sobresaltos causados por la violencia se amortigüen en dignidad de vida.

¿Qué, mi apreciación es errónea? ¿Entonces por qué tanto africano en Tamaulipas o centroamericano llamando a la puerta, el proyecto del tren maya, la necesidad de modificar la política migratoria? Eso cuesta, y han de pagarlo aquellos que se han de servir de sus resultados más que los mexicanos, atentos cancerberos en esta guerra económica que se desarrolla ya en nuestro territorio.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: El desmadre de las pensiones


*¿Qué harán para recuperar el poder adquisitivo de los jubilados de medio pelo?

Aquí están apurados por el monto de las pensiones. No hay presupuesto que alcance para cubrirlas sin abrir huecos en otras áreas de la economía. Está bien angustiarse porque los recursos fiscales son insuficientes.

Está la otra vertiente del problema, agudizada por el vertiginoso descenso del poder adquisitivo de nuestra moneda. El billete de más pequeña denominación es el de 50 pesos, lo que nos da el verdadero tamaño del problema. Las monedas fraccionarias del peso son de su tamaño real: no compras nada con ellas, mucho menos un suspiro; la de 20 pesos equivale a la de 20 centavos de mi niñez.

Los jubilados de medio pelo hacia abajo son testigos de la manera en que sus esposas se truenan los dedos. Los escucho quejarse de cómo de enero de este año al mes de octubre, la capacidad de compra de su pensión -la más alta del ISSSTE equivale a 22 mil pesos mensuales en números redondos- ha mermado tanto, que sólo compran la mitad de los alimentos que adquirían hace diez meses por el mismo monto, y como modificaron la medición para fijar los incrementos, pues ni fecha para sonreír ante la sorpresa de recibir un poco más.

En España el planteamiento es distinto. Hace unas semanas los diversos grupos políticos lograron el Pacto de Toledo, para proponer a las Cortes que las pensiones queden indexadas al IPC. Saben que el camino es largo, pero también están conscientes de que revertir el empobrecimiento acelerado de los vejestorios convertidos en abuelos y guardianes de los nietos, o en responsables del buen orden y la seguridad de los hogares de sus hijos, afecta la economía y exige la inversión de más recursos fiscales en las áreas de salud, pues la pobreza crea enfermedades que pueden prevenirse con incrementos adecuados a las pensiones.

Acá consideran suficiente con abrirles las puertas a empleos temporales para que puedan completar sus ingresos. Sólo hay que verlos afanados en las cajas de las tiendas departamentales, empacando los alimentos y enseres domésticos que con sus magros salarios les es imposible adquirir.

Esos vejetes con los que sustituyeron a los “cerillos” son oportunidad desperdiciada, porque mal que bien son dueños de una experiencia básica, elemental, que ahora es necesaria para evitar que los adolescentes decidan irse de “halcones” o corran a convertirse en distribuidores de drogas o guardianes de casas de seguridad. Es el mundo de revés.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Esa política: Consulten, que yo decido

¿Quién convoca a consulta sobre NAIM? Pone democracia en riesgo por mantener su agenda a la cabeza

Consulten que yo decidoPOR GREGORIO ORTEGA  OCTUBRE 21, 2018

AMLO es más que un animal político, me afirman y sostienen: lleva 18 años creando su imagen, impuso agenda en el gobierno de la Ciudad de México y actualmente, desde el inicio formal de la última contienda presidencial, dicta la nota importante de la vida nacional a los medios.Es posible, les respondo, cuando evoco los berrinches de Ricardo Salinas Pliego por el resultado mediático de las conferencias matutinas del entonces Jefe de Gobierno.

Él es su propio director de comunicación social; concibe en términos políticos los sesgos de su discurso y la deriva de sus decisiones, por superficiales e innecesarias que parezcan.

Medito en las afirmaciones anteriores ante la inminencia de la consulta popular sobre el destino, o no, del AIM en Texcoco, y lo primero que se me ocurre es preguntarme cuál es la autoridad que convoca y si la respuesta es vinculante.

Realmente no importa, AMLO hace con esta pregunta un ejercicio a su poder de convocatoria y a su capacidad de inducción ante una respuesta que él conserva en lo más recóndito de su intimidad.

Otro de los propósitos es tener los argumentos suficientes para modificar la ley de adquisiciones y poner su impronta en el futuro urbano de la ciudad que fue su primer peldaño al poder presidencial, porque -ahora lo sabemos- las terminales aéreas de Toluca y esta Ciudad crecerán y se remodelarán para darles vida útil como ocurre en urbes como París y Nueva York, que se sirven de dos o tres aeropuertos.

Otra interrogante que me ronda la cabeza es el alcance de la consulta: ¿debe ser en la República o sólo destinada a la población de la Ciudad de México y su zona conurbada? El tamaño de la inversión y uso y destino de los ingresos que genere, obligan a considerar que la consulta ha de ser nacional, porque su deriva en democracia y ejercicio del poder tiene esos alcances: la respuesta importa menos que la actitud de la ciudadanía, de los electores que lo llevaron al poder.

Es previsible la desnaturalización del ejercicio democrático.

¿Cómo va a resolver de manera política y mediática las consecuencias del resultado? Esa parte radical de los electores que lo encumbraron anhelan la cancelación de la obra en Texcoco, el endurecimiento de las propuestas sociales de AMLO, lo que no ocurre con esos otros grupos que también esperan su respuesta, y están alineados atrás de Alfonso Romo y Carlos Urzúa.

La intuición es clara: Carlos Slim encabezará el grupo de empresarios que se beneficiarán con la concesión total del NAIM (obvio, puedo equivocarme), mientras el gobierno conserva lo que ya existe en Balbuena y Toluca.

¿Era necesario estirar la liga? ¿Es prudente y oportuno empezar a lastimar la legitimidad antes de siquiera tomar posesión? ¿Importan más la nota y la opinión pública que la democracia? Resentiremos las respuestas después del puente Guadalupe-Reyes, cuando de verdad empiecen a ser culpables de lo bueno y lo malo que aquí ocurra.

 

WWW.GREGORIOORTEGA.BLOG

@ORTEGAGREGORIO

Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Justicia, ¿para quién?


*Se supone que vivimos amparados por una legalidad constitucional, que un Poder Judicial de la Federación garantiza el cumplimiento del mandato que acatan él mismo y los otros dos poderes, pero las consecuencias de la manera de gobernar durante los últimos 24 años demuestran lo contrario

Dejemos de darle vueltas, la regeneración nacional, la piedra angular para darle solidez a la IV República tan ofertada, es la administración de justicia, de ninguna manera pueden vivir los mexicanos con estos niveles de impunidad; tampoco puede hablarse de paz y reconciliación entre todos los habitantes de México, si la corrupción de hoy y de ayer permanece y continúa en el futuro inmediato.

Una caída de ojos de Martha Sahagún destruyó la popularidad de Vicente Fox y enterró los sueños de transición; desconozco las razones reales por las cuales Felipe Calderón creyó que el futuro abría sus puertas con la guerra que hoy nos encierra en el pasado, y EPN supo mejor que nadie que su ruta, su camino, el regreso del PRI para hundirse sin remisión, radicó en la corrupción y la impunidad.

Pero, de cuál justicia hablamos. Se supone que vivimos amparados por una legalidad constitucional, que un Poder Judicial de la Federación garantiza el cumplimiento del mandato que acatan él mismo y los otros dos poderes, pero las consecuencias de la manera de gobernar durante los últimos 24 años demuestran lo contrario.

Doy vueltas al tema, lo considero, y en esas estoy cuando me encuentro el texto de Leonardo Boff publicado en El País del 28 de septiembre último, de donde copio lo siguiente: “Por último, es importante rescatar la ética de la justicia para todos. La justicia es el derecho mínimo que tributamos al otro de que pueda continuar existiendo y recibiendo lo que le toca como persona. Las instituciones especialmente deben ser justas y equitativas para evitar los privilegios y exclusiones sociales que tantas víctimas producen, particularmente en nuestro país, uno de los más desiguales, es decir, más injustos del mundo (podría haberse referido a México y muchas otras naciones). De ahí se explica el odio y las discriminaciones que desgarran a la sociedad, venidos no del pueblo sino de las élites adineradas, que siempre viven del privilegio y no aceptan que los pobres puedan subir un peldaño en la escala social. Actualmente vivimos bajo un régimen de excepción, en el que tanto la Constitución como las leyes son pisoteadas mediante el Lawfare (la interpretación distorsionada de la ley que el juez practica para perjudicar al acusado)”.

Pronto veremos el modo en que el nuevo gobierno enfrenta el problema y resuelve el asunto de la Comisión de la Verdad. La justicia, o no, llama a la puerta.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Duarte y la justicia política


*La pacificación, reconciliar a los mexicanos, conceder un perdón razonado y justificado sólo puede o debe hacerse después de haber administrado justicia, si así no lo comprenden, allá ellos

 

La información es escueta, sin mayor aportación de elementos que permitan determinar cuál es el verdadero estado jurídico del recién sentenciado: “Javier Duarte de Ochoa fue condenado por un juez federal a nueve años de prisión tras declararse culpable de los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero; es decir, llegó a un acuerdo para reducir los años de penalización”. Falta mucho por saberse.

¿Puede impugnarse la pena? ¿Y los otros delitos de los que está acusado? ¿Cuántos de los cadáveres encontrados en las fosas clandestinas llegaron a ellas bajo su mandato? ¿Y los periodistas asesinados? ¿Y el narcotráfico?

Supongo -a lo peor ingenuamente- que los juicios se encadenarán y las sentencias podrán sumar las penalidades de unas sobre las otras. Este fandango judicial no ha concluido, considero que apenas inicia, y de su continuación podrá desprenderse cuáles fueron los convenios -si los hubo- entre el Presidente de México que se va y el que llega.

Dados los tiempos del Poder Judicial de la Federación, debido a la parsimonia exigida a los jueces cuando de dictar sentencias se trata, deduzco que los futuros capítulos sucederán durante las primeras semanas o meses de la regeneración nacional y los propósitos de perdón, sin olvido, y entonces podremos ser testigos de qué lado masca la iguana.

El dilema es otro, nos trasciende, es casi teológico, sobre todo cuando la legalidad, en su empeño de ajustarse a la ley, siempre está un paso atrás de la justicia; en las condiciones de postración en que se encuentra el país, inmerso en esa impunidad que da cuerda a la violencia y la corrupción, lo que se requiere, se exige, se demanda es que prive la justicia sobre la norma jurídica.

La pacificación, reconciliar a los mexicanos, conceder un perdón razonado y justificado sólo puede o debe hacerse después de haber administrado justicia, si así no lo comprenden, allá ellos.

Para ayudarlos recurro a Simone Weil en Echar raíces, donde se lee: “… a partir del momento en que tras de la patria se alza el viejo Estado, la justicia está ausente”, lo que significa que el proceso de regeneración nacional debe ser constante en tanto no se refunde la República y se convierta en su IV versión, con el riesgo de que en el camino decidan darnos más de lo mismo.

Duarte de Ochoa debe vivir un primer capítulo, lo demás nos dará la medida del cambio.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: #43: verdad y tiempo


*Si esta nación cambió de manera lenta durante los 83 años posteriores a 1917, lo hizo de manera acelerada a partir de diciembre de 2006. Un país en conflagración nunca se recupera después de haber obtenido la paz, sobre todo si a guerra civil disfrazada hemos de referirnos

El tiempo es el único absoluto que los humanos percibimos; nos resulta imposible controlarlo, ni siquiera podemos incidir en su transcurso ni en su decurso. La vida transcurre a través de él y también la hace trascenderse, o no. La hora llega cuando ha de llegar, es puntual, ni antes ni después.

Como humanos comprendimos que resulta imposible incidir en el tiempo, por lo que decidimos servirnos de él para acumular: lo mismo sabiduría bíblica que habilidades inútiles, o riqueza, pero sobre todo transformación del conocimiento: aprendemos con los años. Primero en casa, luego en las escuelas y, así, acumulamos experiencia de vida para tomar, o no, decisiones.

Ese conocimiento modifica nuestra percepción del mundo. Percibimos, entonces, que la verdad dista mucho de ser inmarcesible. La palabra de Cristo, el Evangelio, la verdad revelada es interpretada y reinterpretada en cuanto sale del Espíritu Santo o de la boca de Cristo, siempre de acuerdo a los intereses de los grupos que se la apropian, pero sobre todo debido a las modificaciones de la vida y el entorno que nos define. Cambios constantes a través del tiempo.

Con los adelantos acumulamos conocimiento más rápido, lo que de ninguna manera significa que el transcurrir de los segundos, horas, días, semanas, meses y años vaya más de prisa. Su transcurso es constante y los mínimos errores de nuestro conteo son corregidos, como ocurre con los años bisiestos.

Es en este ámbito que AMLO promete una comisión de la verdad para dilucidar qué ocurrió realmente con los #43. El asunto es casuístico y, por consiguiente, resultará sesgado su desenlace. Un caso no determina la manera de conocer de un comportamiento generalizado. Lo que requiere revisarse es lo ocurrido durante los últimos 12 años al menos, cuando una inútil guerra entre mexicanos modifica su carácter y transforma al Estado y su gobierno. ¿Qué determinó la decisión de Felipe Calderón? ¿La condición de su catolicismo le exigió convertirla en una guerra justa para eludir su responsabilidad moral y, al fin, alcanzar el perdón? ¿Y EPN?

Si esta nación cambió de manera lenta durante los 83 años posteriores a 1917, lo hizo de manera acelerada a partir de diciembre de 2006. Un país en conflagración nunca se recupera después de haber obtenido la paz, sobre todo si a guerra civil disfrazada hemos de referirnos. Lo que no logró la Revolución se obtendrá con la violencia debida a Calderón.

¿Comisión de la Verdad? No si es para un caso; sí para revisar el pasado transcurrido desde 2006. ¿O 1968? Mucha basura bajo la alfombra.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Costo real de inseguridad


 

*Felipe Calderón y EPN deben explicar a sus gobernados cuál es el costo real de esta inseguridad, violencia, corrupción e impunidad, y en qué medida modificó ya el carácter de los mexicanos

Desde el momento en que la política económica cedió su preeminencia a la economía política, los administradores públicos todo lo distorsionaron. Las mediciones se convirtieron en estadísticas y lo humano se transformó en números, incidencias y curvas de reincidencia, o no.

Natural que industriales, comerciantes, transportistas y todos aquellos que ven afectados sus bolsillos por el incumplimiento del mandato constitucional de los tres niveles de gobierno, por la ausencia del Estado en amplias zonas de la república, por la corrupción en los sistemas de procuración y administración de justicia y la anomia de los poderes Legislativo y Judicial, todo lo midan en pérdidas y ganancias, a eso se reduce su horizonte de vida, pero es imperdonable que los gobernantes determinen los valores legales y éticos plasmados en la Constitución exclusivamente ajustados a la óptica de la economía. Se invirtieron los valores que determinan su conducta y su moral pública.

Ahora resulta que el INEGI pretende agobiarnos con el costo económico por inseguridad y el delito durante 2017, establecido en 299 mil millones de pesos, cifra que equivale a 1.65 por ciento del PIB nacional. No habla de oídas, los resultados están avalados por la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Pública 2018.

“El estudio estimó que 25.4 millones de personas mayores de 18 años de edad fueron víctimas de algún delito durante el año pasado y señaló que la tasa de incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes en el mismo periodo fue de 39 mil 369, cifra que supera a los 37 mil 17 registrados en 2017.

“El Inegi señaló que el costo por habitante en promedio fue de 7 mil 147 pesos e indicó que 93.2 por ciento de los crímenes cometidos en 2017 no se denunciaron, mientras que solo 6.8 del total iniciaron averiguación previa”.

Pero, y cómo miden la pérdida de vidas humanas, las desapariciones, la trata, la muerte violenta; sí, cómo evaluar el costo anímico y psicológico del desmembramiento de familias, de los rencores creados por la ausencia de un Estado que incumple. Las ausencias definitivas, las vidas irrecuperables, con el añadido trágico de los tráileres de la muerte, la insuficiencia de los servicios forenses, la inocultable corrupción que resulta tan imperdonable como la propuesta de perdón, aunque sin olvido.

Quisiera yo que Felipe Calderón y EPN asumieran su responsabilidad y explicaran a sus gobernados cuál es el costo real de esta inseguridad, violencia, corrupción e impunidad, y en qué medida modificó ya el carácter de los mexicanos.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment