La Costumbre del Poder: 593 millones para rescatar Metrobús

Gregorio Ortega Molina 28 de octubre de 2020– 00:12 CE

*¿Por qué no cambian de concesionario si incumple el contrato? Muy sencillo, el señor de los anillos montaría en cólera y eso es lo único que Claudia Sheinbaum no necesita en su récord de ciega lealtad

Perfil. Claudia Sheinbaum, la política y la científica


 
Tanto nos han machacado sobre la trasparencia químicamente pura de este gobierno, o acerca de las respuestas del presidente de la República a los empresarios, para que se rasquen con sus uñas pues nunca jamás serán rescatados, porque no quieren complicidades ni asociaciones con las mafias del poder.

     Pues resulta que todo fue pura faramalla para intentar la restauración de la presidencia imperial, pero olvidó que la única manera de construir un proyecto político requiere, por fuerza, de ese poder económico tan denostado. Afirmó que no quería ser florero, pero a pasos contados recupera esa condición de adorno que no saben dónde colocar, porque perdió la oportunidad de buscarse su propio lugar, para dominar y determinar el escenario nacional. Perdió la oportunidad de trascenderse a él mismo, al hacer la tan pospuesta transición.

     Impone, sí, la cháchara matutina, pero esa agenda que pasa por la historia de la nación continúa siéndole esquiva, aunque se esfuerce en servirse de Carlitos Salazar Lomelí para afinar un proyecto de reactivación económica que no termina de cuajar, y que requiere pasar por la aduana de la seguridad jurídica para que el billete fluya a carretadas y se creen los empleos necesarios para sustituir la inocentada de hacernos crecer por el reducido consumo interno que promueven los programas sociales.

     Para justificar la recuperación de proyectos del odioso pasado, inventan motivos de la cancelación del tren México-Querétaro. Nada mencionan de si efectivamente se pagó una indemnización, ni por qué. El problema no reside en crecer económicamente, sino en tener proyecto de nación, ¿conoce usted el de la 4T?

     Nada, que es un regreso al pasado en pleno desconcierto, pues mientras afirman y sostienen que no hay rescates, la señora Claudia Sheinbaum avisa que va a rescatar a la compañía de transporte que tiene la concesión del Metrobús en la Ciudad de México, con la módica cantidad de 593 millones de pesos. Y me pregunto cuánto paga esa empresa por el arrendamiento de los espacios públicos de esta ciudad capital que le sirven de estaciones, o cuánto cubre de impuestos por los ingresos en publicidad que se embolsa.

     Entonces resulta que rescates sí hay, y más con esta empresa que se la jugó con AMLO cuando se puso en servicio este transporte que, en honor a la verdad, es eficiente, seguro y limpio, aunque sujeto a que las manifestaciones lo interrumpan, a que los acosadores se sirvan de los espacios reservados a mujeres, y a que los amigos de lo ajeno transiten impunes de un lado a otro de la ciudad.

     En alguna ocasión un grupito de chicas punk me hizo amargo el trayecto entre Ciudad de los Deportes y Doctor Gálvez, donde descendí para acudir a mi modesto trabajo en el Consejo de la Judicatura Federal. Las agresiones verbales ya anunciaban las que ahora proliferan desde el púlpito evangélico y presidencial.

     ¿Por qué no cambian de concesionario si incumple el contrato? Muy sencillo, el señor de los anillos montaría en cólera y eso es lo único que Claudia Sheinbaum no necesita en su récord de ciega lealtad.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Javier Corral

Gregorio Ortega Molina 27 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*No se sirve de los argumentos históricos ni acuña frases acordes a esta supuesta nueva normalidad. Queda la impresión de que se deja intimidar, o peor, se asusta ante la dimensión nacional que puede alcanzar su imagen, de animarse a asumir un liderazgo que está vacío y que, por el momento, nadie tiene los tamaños para llenar

Asciende Javier Corral al lugar 18 en ranking de Gobernadores según  Mitofsky - Pausa MX

Conocí a Javier Corral hace muchos años, cuando él buscaba a los periodistas y no a la inversa. Fue durante un desayuno convocado por Jorge Meléndez Preciado, eficiente anudador de amistades.

     Me sorprendió que llegara al gobierno de Chihuahua, lo que se confirmó con sus patinazos por el asesinato de Miroslava Breach. Pienso que no está forjado para el poder en grande ni para ser un buen organizador de cambios y reformas, pero puede dar la sorpresa.

     Lo pienso así a raíz de su protagonismo en dos frentes: el de los gobernadores de Acción Nacional, para buscar un reordenamiento fiscal acorde a los tiempos de la post-pandemia y los descalabros económicos, y por su defensa de los agricultores del Estado que gobierna, aunque tibia en algunos casos.

     Pero ¿cómo defenderse del encono del presidente de la República? Las palabras pueden ser distintas, aunque los argumentos sean los mismos, porque están registrados en la historia y en los acuerdos binacionales con Estados Unidos. Supongo que conoce -como el presidente de México- en términos generales los problemas que ha de resolver y su origen y consecuencias, pero también creo que no desciende al detalle, porque considera que los asesores y los funcionarios bajo su guía están para ello, lo que es un error, porque muchas veces dejan de hacer su tarea.

El conflicto por el agua con Estados Unidos plantea un falso dilema y provee de retórica e insidia a AMLO, para intentar disminuir el desarrollo político de alguien que puede ser un real opositor. Resolverlo nada más exige acudir a los documentos del Tratado Internacional de Aguas. Allí están las respuestas.

     En 1945 Manuel Ávila Camacho, como presidente de la República, fue específico en su V Informe de Gobierno: “Los estudios técnicos que se han realizado permiten asegurar que el volumen de agua que recibirán los Estados Unidos, procedente de las descargas de los afluentes mexicanos en el río Bravo, no puede perjudicar a los usuarios de tales afluentes, ya que es un sobrante que tiene que descargar en el cauce principal, una vez que los ribereños mexicanos hayan usado el agua que aprovechan actualmente y la que utilicen cuando lleguen al máximo todos los desarrollos futuros susceptibles de previsión”.

     Sabemos que estos acuerdos no son inamovibles y que seguramente se han modificado desde 1944 a la fecha, como ocurrió cuando el problema de la salinidad del Río Colorado, o cuando se corrigieron los límites debido a las desviaciones del Bravo. La naturaleza está viva, se mueve y modifica, tanto o más que los humanos.

     Sin embargo, Javier Corral no se sirve de los argumentos históricos ni acuña frases acordes a esta supuesta nueva normalidad. Queda la impresión de que se deja intimidar, o peor, se asusta ante la dimensión nacional que puede alcanzar su imagen, de animarse a asumir un liderazgo que está vacío y que, por el momento, nadie tiene los tamaños para llenar.

===000===

Porfirio Muñoz Ledo ganó al perder, porque a los mexicanos y a él se les aclara el panorama sobre la doble vía que puede seguir AMLO. Lo importante será poder determinar con anticipación el camino que elegirá.

     El de la desvergonzada reelección sin miramientos y con prisas, con desprecio por la Constitución y las normas electorales, montado en la popularidad política de los programas sociales.

     O la ruta del neo Maximato, sustentada en las lecciones de Plutarco Elías Calles para formar al partido, en este caso MORENA, y convertirlo en un verdadero instrumento político-electoral, para que actúe de acuerdo a su voluntad. Tendrá su Pascual Ortiz Rubio, su Emilio Portes Gil y Abelardo L. Rodríguez. ¿Cuál de ellos será Marcelo Ebrard?

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: SCJN debe ser puerta cerrada

Gregorio Ortega Molina 26 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*¿Cuál es el proyecto de patria que nos ofrece la 4T? ¿Alguien lo tiene claro, sin eufemismo ni engaños, pueden decirnos, con peras y manzanas, hacia donde nos llevan? ¿Tienen el consenso? Subordinar a la SCJN y al tartufo Arturo Zaldívar no es tener el apoyo de TODA la nación

Arturo Zaldívar, el ministro carnal, se muerde la lengua | Marquesina

¿Previó Arturo Zaldívar Lelo de Larrea las consecuencias de actuar como infiltrado del Poder Ejecutivo, y abrir las puertas de la SCJN hasta convertirla en un tribunal de barandilla? Dijo, para justificar su traición al mandato constitucional y al espíritu del derecho, que la SCJN no puede cerrar la puerta, cuando sí ha de hacerlo frente a las intromisiones del Poder Ejecutivo y a las presiones del Legislativo.

     De ninguna manera exagero. Lo que en apariencia es una confusa pregunta, alrevesada, ensancha los espacios de la confrontación atizada diariamente desde el púlpito mañanero. El ministro presidente de la Corte se condujo como el tartufo por excelencia; logró engañarse a él mismo, porque ni idea tiene de lo que se nos avecina, indicado ya por los pasos iniciados por Ricardo Monreal para hacer una reforma a la reciente reforma constitucional que permita incluir en la boleta electoral del 2021 la malhadada pregunta. Con toda insidia la formularon, porque saben, a ciencia y paciencia, que toda resolución tomada por el pleno de la SCJN siempre es una decisión política, incluso si en esencia es jurisdiccional y está supuestamente destinada a administrar justicia.

     Es momento de retomar la lectura de la inquietante novela de Javier Marías, Así empieza lo malo, porque si creímos que el hundimiento económico y la degradación social de México se inició en el momento en que AMLO dijo que no sería florero, nos equivocamos. Lo que se nos viene encima es peor, por perjudicial en todos los ámbitos, porque los que se creen humillados por aquellos a los que derrotaron electoralmente, actuarán ahora como delatores, colaboracionistas, quintacolumnistas, tan solo por saciar viejos rencores, nuevas envidias y permanentes odios. Olvídense de franceses y alemanes denunciando a los judíos, nada más para hacerse de sus pertenencias y ocupar sus propiedades. La decisión de Arturo Zaldívar puede abrir la temporada de caza, una vez que sea legalizada por el Senado de la República.

     Nadie se detuvo a pensar en la necesidad de iniciar una auténtica justicia transicional. Si desean sanciones inicien legalmente su solicitud y acudan a donde la ley indica, con las pruebas necesarias para que, al mismo tiempo, se refunde la confianza en el modelo político, o simplemente cambien de modito de gobierno y hagan lo que recomienda Javier Marías en la novela: “Que no se pidieran cuentas ante la justicia indicaba también un (nuevo) pacto social, era como decirnos unos a otros: Bien esta, dejémoslo estar. Si para que el país sea normal y no volvamos a matarnos es necesario que nadie pague, hagamos trizas las facturas y comencemos otra vez. El precio es asumible, porque al fin y al cabo tendremos a cambio, si no el país que quisimos tener, uno que se le parecerá… Fueron años de optimismo y generosidad e ilusión, y a mí no me cabe duda de que fue lo mejor que entonces se pudo acordar”.

     Si esa oportunidad se fue, ¿cuál es el proyecto de patria que nos ofrece la 4T? ¿Alguien lo tiene claro, sin eufemismo ni engaños, pueden decirnos, con peras y manzanas, hacia donde nos llevan? ¿Tienen el consenso? Subordinar a la SCJN y al tartufo Arturo Zaldívar no es tener el apoyo de TODA la nación.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Marcelo quiere la silla del águila

Gregorio Ortega Molina 23 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*Entre ellos lo importante no es lo que se dice, sino lo que se calla. Lo que realmente es necesario preservar en el secreto, es el origen del compromiso

Punto Politico - Hastalamadre.com: 2012: Camacho “jubila” a AMLO + Salinas  está “feliz de contento”

Óscar Argüelles, hombre educado y de finas maneras, tuvo a bien presentarme a Marcelo Ebrard hace 20 años, cuando ambos fuimos empleados de Ricardo Benjamín Salinas Pliego.

     La introducción fue sencilla. El señor Ebrard estaba desempleado, gustaba de estar informado y necesitaba saber si podía sostener, de manera regular y periódica, conversaciones con el jefe de información de los noticieros de TV Azteca. Se estableció una rutina sencilla, que fue breve porque abandoné mi empleo en 2001 y él se convirtió en el secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal con Andrés Manuel López Obrador, a consecuencia de un error de Gabriel Regino.

     Obvio quedé sorprendido por ese súbito regreso a la tandariola del poder, aunque luego tuve oportunidad de deducir que, con toda certeza, el enlace entre Manuel Camacho y AMLO fue Marcelo Ebrard, quien desesperó y molestó porque pensó que el entonces jefe de gobierno lo reincorporaría desde su primer día, pero no fue así.

     Ebrard descargó su amargura en mis oídos, y las opiniones que le escuché acerca de su patrón, no son aptas para menores de edad. Pero el poder llama a la puerta y la disciplina y sumisión se suman a las virtudes del que es llamado a ocupar un lugar a la vera del señor… ¿de los anillos?

     Las complicidades entre el secretario de Relaciones Exteriores y su patrón, el presidente de la República, no son nuevas ni se limitan a lo estrictamente político e ideológico. Están en el proyecto de permanecer, al menos tanto como lo hizo el PRI a lo largo de sus diferentes transformaciones (PNR, PRM). Entre ellos hay una narrativa histórica, y a pesar de la desaparición de Manuel Camacho, o quizá debido a ella, esos lazos permanecen.

     Se convirtieron en personajes de su propia novela política. No se funden ni se confunden uno y otro, pero sí se complementan. Allí está, para comprenderlo, lo que dejó anotado Antonio Muñoz Molina en Como la sombra que se va: “Una novela se escribe para confesarse y para esconderse. La novela y el estado particular de ánimo en el que es preciso sumergirse para escribirla se alimentan mutuamente; una particular longitud de onda, como una música que uno oye de lejos y que intenta precisar escribiendo”.

     Ambos lo hacen, día a día. No en una libreta, sino en sus acciones y su proyecto, en sus conversaciones, en sus mensajes cifrados, en el acercamiento de Black Rock. “Hasta entonces, en todos mis borradores, la historia se había contado en tercera persona”. Ahora son ellos los protagonistas y al mismo tiempo quienes determinan el ritmo de la narración. Nunca ningún canciller ocupó tanto espacio en la política interna. Lo mismo ve asuntos de la gobernación y de la seguridad interior, que de salud y economía. ¿Durará el embeleso?

     Entre ellos lo importante no es lo que se dice, sino lo que se calla. Lo que realmente es necesario preservar en el secreto, es el origen del compromiso.


http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Zerón y los mil millones

Gregorio Ortega Molina 22 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*Los más aventurados me confiaron que buscarían la manera de asociarse con el CJNG, pues el del narcotráfico, con la inherente extorsión, trata, robo, secuestro y demás, es el único negocio que parece prosperar en México, y ante el cual las autoridades ni siquiera dicen esta boca es mía


Gertz Manero: Sabemos dónde está Tomás Zerón; realizamos acciones para  lograr su extradición

Sostiene Alejandro Gertz Manero que Tomás Zerón de Lucio, entre machincuepa y machincuepa verbal y jurídica para toparse con la verdad histórica, se benefició con mil millones de pesos. ¿Cuántos metros cúbicos son mil millones en billetes de a veinte, o en monedas de a diez? Ni la más remota idea.

     Me gustaría saber cómo le llegó la iluminación que lo impulsó a agandallarse esa lana, si lo hizo por instrucciones superiores, si se destinó a operativos políticos, o sólo porque se le dio la gana y tuvo su muy personal epifanía para alcanzar su redención en este mundo.

     Es mucha lana. ¿Qué puede hacerse con esa cantidad? Algunos me contestaron que, por lo pronto, enclaustrarse hasta que la pandemia esté efectivamente dominada y la vacuna a disposición de los mexicanos en cualesquiera de las tres entidades del sector salud: ISSSTE, IMSS e INSABI, aunque ahora con la barrida de los fideicomisos (quizá también arrasen con el de salud) para convertir esos billetes en generosa dádiva a través de los programas sociales, lo de inmunizarse sólo sea una utopía, o quizá un mal sueño.

     Los pocos chairos que me dispensan su amistad, aseguran que no perderían la oportunidad de crear empleos, a través de empresas casi familiares, para favorecer el desarrollo de su patria chica, su colonia, lo que les evitaría tanto desaire por parte de los fifís, tanta muerte motivada por la pobreza y el desánimo; otro me aseguró que se convertiría en contrabandista de ese barato medicamento que mantiene racionales y equilibrados a los bipolares, porque por alguna razón ese laboratorio no es visto con buenos ojos desde el poder. Total, que los bipolares se jodan.

     Los fifís auténticos y de buena cepa, me sostienen que ellos gastarían esos mil millones en comprar buenas tiendas de campaña, térmicas, para los manifestantes del Zócalo, porque su plantón carece de objetivo, ya que el presidente de los mexicanos triunfó en las urnas y es amado y respetado por su pueblo. En consecuencia, habrán de alimentarlos durante muchos… muchos años.

     No faltó quien me asegurara que compraría todo QUINO en varios miles de ejemplares, para regalarlos a la oposición, con la esperanza de que quizá aprendan de qué va el mundo y dejen de amenazar conque se quieren bajar del viaje de la vida, aventar los bártulos de sus cargos o sus curules o escaños, porque han descubierto que son incapaces de dar pie con bola.

     Los más aventurados me confiaron que buscarían la manera de asociarse con el CJNG, pues el del narcotráfico, con la inherente extorsión, trata, robo, secuestro y demás, es el único negocio que parece prosperar en México, y ante el cual las autoridades ni siquiera dicen esta boca es mía.

     Pero no nos amilanemos, que mil millones dan para mucho, hasta para asegurar la construcción de Santa Lucía, o bombear el agua del sitio donde debiera construirse Dos Bocas, o comprar los raíles del tren maya, o limpiar Hollbox para que la nueva familia imperial vacacione a su gusto.


http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Racismo y alteridad


 Gregorio Ortega Molina 21 de octubre de 2020 – 00:12 CE
 *¿Por qué a los seres humanos nos cuesta trabajo compartir con los que consideramos diferentes a nosotros, con los que nos es difícil establecer alteridad? ¿Por qué los policías blancos los matan por cualquier cosa? ¿Por qué los derechos civiles no acaban de consolidarse como una realidad ineludible?

De Los Ángeles a Washington DC, las fotos de otra noche de violencia y caos  en Estados Unidos - Infobae

¿Qué es el racismo?: ¿una actitud de desconfianza a lo diferente, o miedo o ser como los otros o, por el contrario, pavor a no poder ser como ellos? ¿Cabe la alteridad entre lo negro y lo blanco? ¿Cuál es la diferencia entre el rechazo por el color de la piel y el que se origina en las religiones, las deidades que establecen preceptos morales?

     Los nazis estuvieron decididos a exterminar a los judíos, pero nunca cesaron de acostarse con sus mujeres, admirarlas e incluso embarazarlas. Establecían los modos de escapar a la norma e inventaron a los judíos conversos, de la misma manera que en la península ibérica expulsaron a judíos y árabes salvo a aquellos que les interesaba conservar en los reinos por su inteligencia y sabiduría, por su belleza y, sobre todo, por sus conocimientos en medicina, como ocurrió con Maimónides, el médico de Córdoba.

     Cuando ciertos valores universales alcanzan niveles de excelsitud, los prejuicios son puestos de lado, y se allanan los problemas para que los distintos, los diferentes, se integren a sus comunidades: académica, de dinero, del arte. Es el poder del conocimiento y de las virtudes que favorecen la alteridad entre lo diverso.

     Ojo, el racismo no es desprecio. Es rechazo y es temor; por el contrario, el rico desprecia al pobre, lo hace menos, y el que nada tiene desprecia al rico, porque es dueño de vidas y haciendas. Lo que padecemos en México es ese desprecio de las clases acomodadas hacia aquellos que consideran una amenaza, porque para ellos los pobres siempre andarán tras lo suyo.

     Creo que la nación donde más se ha exacerbado el racismo entre negros y blancos es Estados Unidos, porque aprendieron a verlos como esclavos importados, vendidos y comprados para servirlos, y no les ha sido posible modificar esa manera de verlos.

     En Como la sombra que se va, Antonio Muñoz Molina incursiona en los motivos y razones que James Earl Ray tuvo para cazar a Martin Luther King. Sólo era un rechazo, el deseo de castigar a alguien que deseaba modificar el orden al que él estaba acostumbrado, a pesar de ser pobre y despreciado e ignorado. Sí, pero debajo de él siempre estarían los “negros”.

     ¿Por qué a los seres humanos nos cuesta trabajo compartir con los que consideramos diferentes a nosotros, con los que nos es difícil establecer alteridad? ¿Por qué los policías blancos los matan por cualquier cosa? ¿Por qué los derechos civiles no acaban de consolidarse como una realidad ineludible?

     Quizá en El clarín de la conciencia Martin Luther King nos ofrece una respuesta: “Esta generación está comprometida en una guerra fría que no sólo va dirigida contra la generación anterior, sino contra los valores de su sociedad. Ya no se trata de aquella hostilidad propia de la juventud en sus deseos de emanciparse. Al contrario: presenta síntomas de amargo antagonismo y de una rabia confusa que indican el estado de agotamiento en que se encuentran las viejas soluciones, las antiguas salidas”. Y esto ocurre desde hace más de 50 años, y hoy se recrudece con mayor fuerza y negatividad.

     ¿Qué han hecho nuestros gobiernos por los habitantes originarios de México? Se sirven de ellos en la propaganda política, pero no los integran, jamás los ayudan. Son los expoliados de siempre, desde que llegó la Colonia.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Jaime Cárdenas regresará

Gregorio Ortega Molina 20 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*Se trata de reunir los recursos económicos suficientes, porque el tiempo no es elástico y va más rápido que la distribución de dinero para comprar voluntades. Los plásticos son el equivalente de la piedra de Sísifo, hay que llenarlos con recursos fiscales para subir otra vez la montaña



AMLO dice que Cárdenas "no le entró" a limpiar al Instituto para Devolver  lo Robado

Al renunciar Jaime Cárdenas demostró saber y dejó constancia de que su deber es servir al Estado por encima del presidente de la República; al molestarse AMLO, nos indica que no aprendió y ya no lo hará. Ante la inteligencia que no comprende, exige una lealtad ciega.

     Durante los años que faltan al sexenio la rispidez de las relaciones del gobierno con buena parte de la sociedad será paulatina o precipitadamente más difícil y conflictiva, todo dependerá de la lana de que se disponga para abastecer los plásticos de los programas sociales, y de la producción del campo y/o importación de alimentos, porque a los mexicanos que tienen hambre, la calavera les pela los dientes.

     Justo cuando Jaime Cárdenas da un educado portazo, estoy en la lectura de Como la sombra que se va, novela en la que Antonio Muñoz Molina sigue los pasos de James Earl Ray por Lisboa mientras se persigue a él mismo en la búsqueda de las razones por las cuales tomó una decisión y todavía le cuesta asumir las consecuencias, con muchas derivaciones y de largo aliento.

     En esa narración leyeron Muñoz Molina y el asesino de Martin Luther King lo siguiente: “El libro que estaba leyendo era Psico-Cibernética. Del doctor Maxwell Maltz. Yo lo tengo ahora mismo encima de mi mesa. Lo leía despacio, a veces murmurando las frases para entenderlas mejor, leyéndolas de nuevo. Algunas las subrayaba con un lápiz. Un ser humano siempre actúa, siente, se comporta, de acuerdo con aquello que imagina ser verdad acerca de sí mismo y de su entorno”. Cuando necesiten del balance de este gobierno, la renuncia de Jame Cárdenas será tomada en cuenta para establecer deslindes y responsabilidades, porque el fracaso deberá tener padre.

     En eso está el presidente de México, en la remodelación de su entorno, para que sea adecuado a la idea que se hizo del país que gobernaría con mano firme, para purificarlo, convertirlo en lo que se convirtió él mismo durante su adolescencia y juventud. Tiene un llamado evangélico, va a acudir a él, y hará todo lo posible para cumplir lo que de él esperan quienes lo formaron espiritual e ideológicamente.

     Pero el problema va más allá de cumplir las instrucciones por él recibidas. Ahora se trata de reunir los recursos económicos suficientes, porque el tiempo no es elástico y va más rápido que la distribución de dinero para comprar voluntades -de ahí que en el INDEP se abusara de lo robado- o la necesidad de confrontarse con la sociedad por cuestiones de salud, de muerte de niños con cáncer, de la inexistencia de vacunas, porque sentirse bien no doblega voluntades, el obsequio de los recursos públicos sí. Los plásticos son el equivalente de la piedra de Sísifo, hay que llenarlos para subir otra vez la montaña.

     Ahora, por capricho o por necesidad de billetes, no hay medicamento para los bipolares, que sufren y se suicidan. Hay contrabando, sí, pero el laboratorio que aquí lo produce a muy bajo costo está malquistado con el tlatoani, así que la decisión está tomada: primero el poder, después lo demás.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Olguita de ida y vuelta

Gregorio Ortega Molina 19 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*Olvidó, por el embeleso de un cargo administrativo que ostenta, pero no ejerce, que la vida es mucho más que el anhelo de trascender y ser recordada, porque el inicio de su actividad profesional fue otro, absolutamente distinto al final que se le anuncia como consecuencia de su ciega lealtad a un proyecto político


Sánchez Cordero aseguró a diputados que está al servicio de la Patria y no  de un patriarca - El Sol de México

La narrativa política es similar a la literaria, es una aproximación al intenso deseo de vivir una vida distinta. Por eso resulta imprescindible saber que todo final inicia con el principio.

     Olga Sánchez Cordero como proyecto político es producto de la imaginación de su jefe y presidente de México. Él le asignó un papel, y ella, sin detenerse a meditar en las consecuencias para el cierre profesional de su vida, se mostró más que dispuesta a representarlo.

     ¿Cuál es la aportación de la secretaria de Gobernación a la 4T, al proyecto de purificar a México, a esa necesarísima renovación nacional? ¿Pasó por su cabeza la idea de que renovar puede implicar reformar? ¿Pensó alguna vez en la necesaria transición y en la necesidad de transformar el modelo político? ¿Lo ha planteado alguna vez? ¿Cuál es su idea de Estado y de mandato constitucional?

     La CONAGO se fracturó, además de por la inquina de AMLO en contra de esos gobernadores que pusieron distancia, por la ausencia de una verdadera secretaria de Gobernación, incapaz de conciliar, pero sobre todo de imponer autoridad a favor del Poder Ejecutivo. La señora Sánchez Cordero se ha mostrado para demostrar, en la voz y en los hechos, que ejerce su parcelita de poder, que cumple con su palabra y tiene la fuerza moral que la da la institución que representa, y no solamente el aura a ella delegada por el presidente. La trae a mecate corto, como a todos sus colaboradores, que -ahora lo sabemos- le deben una lealtad ciega y seguramente una obediencia muda.

     ¿En qué momento decidió Olga Sánchez Cordero cambiar la toga por el anuente silencio ante el vaciamiento de la secretaría de Gobernación? Dejó atrás esa compulsión jurisdiccional y constitucional por sentar tesis, modificar conceptos legales ante la necesaria impartición de justicia, para ceder la luz de su inteligencia y autoridad moral a un proyecto que es similar al del México de un solo hombre, idéntico a la presidencia imperial.

     Olga Sánchez Cordero cruzó ya el umbral de la edad en que Marguerite Yourcenar sitúa a Adriano al momento de su reflexiva misiva a Marcos, para hacerle saber del abandono paulatino de la fuerza física, y la manera en que los humanos conocemos mucho mejor el cuerpo y sus necesidades, que el alma (la razón) y sus requerimientos. Olvidó, por el embeleso de un cargo político que ostenta, pero no ejerce, que la vida es mucho más que el anhelo de trascender y ser recordada, porque el inicio de su actividad profesional fue otro, absolutamente distinto al final que se le anuncia como consecuencia de se ciega lealtad a un proyecto político que únicamente anidó en la cabeza de su creador, como Minerva en la de Zeus.

     Olvidó pronto lo que dijo durante su comparecencia en el Senado respecto de la libertad de expresión, que es de ida y vuelta, lo que equivale a decir que el que se ríe se lleva. Dejó de lado esa vieja certeza de que la autoridad ha de ganarse el respeto de los demás, ha de respetar para ser respetada. Y acaba de mostrar su sumisión con lo dicho apenas el jueves en la Cámara de Diputados.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Resulta que es la mala suerte

Gregorio Ortega Molina 16 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*AMLO determinó el futuro de su gobierno por negarse a hacer la reforma del Estado y soñar con ser un presidente imperial, no a causa de lo que él identificó como mala suerte

ENTREVISTA: Alfonso Ramírez Cuéllar, el hombre clave de AMLO para aprobar  el Presupuesto 2019

Leer ayuda a descubrir el momento, lugar y situación en la que tomamos la decisión equivocada. Contrastar las opiniones que se tienen sobre una misma lectura, contribuye a aclarar las ideas y asumir las consecuencias de nuestros propios actos. Decidir por el “eco” de lo escuchado conduce, inevitablemente, a error. Entonces es que se culpa a la mala suerte, como lo hizo AMLO el fin se semana del 20-21 de septiembre.

     En política, en la pugna por el poder y en la necesidad de conservarlo, la mala suerte no existe. El mal fario es otra cosa, llega con la ignorancia y la soberbia, con la certeza de sentirse o saberse infalible. Somos nosotros los que creamos las condiciones que nos permitan resolver un problema o hacerlo más grande.

     James Earl Ray no se convirtió en asesino porque tuvo una infancia jodida y un padre abusivo. Tampoco porque sus maestros, a pesar de él sorprenderlos con su capacidad de aprender, lo menospreciaron e insultaron. Fue propietario de una memoria privilegiada y nació con un IQ un poco arriba de lo normal. Supo, desde siempre y tal como lo intuye y narra en Como la sombra que se va Antonio Muñoz Molina: “Por un gesto que dura menos de un segundo o por una sola letra se te tuerce para siempre la vida”. No es mala suerte, dejas de poner atención porque te has convertido en padrecito de la patria.

     Es el propio AMLO quien estableció las condiciones y circunstancias en que determinó gobernar. Puso el marco de su hibris, no puede eludir el mal fario de sus decisiones, porque determinó servirse de sus “otros” datos y no de los que estableció una realidad que puede corregirse, pero de ninguna manera eludirse.

     “El dinero puede terminársele antes de que concluya su gobierno”, porque olvidó que los programas sociales antes de aplicarse requieren generación de riqueza. Los recursos fiscales no son equiparables a la lámpara maravillosa. Y la circunstancia termina por imponer sus condiciones. Uno de los faroles “inquebrantables” de AMLO puede romperse en cualquier momento en cuanto la pandemia tome su segundo aire. Ya consideran que podrían endeudar más a los mexicanos. Debió hacerlo hace semanas.

     Pero el verdadero dilema es otro: el destino de los dineros que reciba en préstamo a nombre del México bueno y sabio. ¿Lo “invertirá” electoralmente al destinarlo a los plásticos que únicamente sirven para alargar la agonía de un modelo político ineficaz, o los usará en proyectos que generen empleo y riqueza?

     James Earl Ray asesinó a Martin Luther King porque era demasiado inteligente y esa “sabiduría” casi bíblica lo orientó al concepto equivocado del mundo, pues junto con el reverendo Luther en el cementerio, enterró por años la defensa de los derechos civiles.

     AMLO determinó el futuro de su gobierno por negarse a hacer la reforma del Estado y soñar con ser un presidente imperial, no a causa de lo que él identificó como mala suerte.
 

===000===


MORENA en su encrucijada. En estos días habrá de determinarse el futuro de ese movimiento político. ¿Sólo sirvió a los intereses de AMLO? Ante los pobres resultados de la 4T y la carencia de ideólogos y operadores políticos, MORENA puede quedarse como movimiento, y servir de instrumento para armar la candidatura de Marcelo Ebrard, o convertirse en un verdadero e innovador partido político, para que la Regeneración Nacional trascienda a través de la reforma del Estado y del cambio de modelo político. Pero creo que les da güeva pensar, primero, y actuar después.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: ¿Es rescatable Ricardo Anaya?

Gregorio Ortega Molina 15 de octubre de 2020 – 00:12 CE

*¿Dónde está ese mexicano, o ese grupo de mexicanos, con o sin partido, capaces de retomar el camino para llevarnos a la verdadera transición? Ricardo Anaya no tiene la estatura, estaríamos locos de creer en su palabra

Ricardo Anaya Engaño Y Traición

¿No vimos, escuchamos y nos decepcionamos lo suficiente de Ricardo Anaya durante la última contienda presidencial? ¿Es necesario que regrese a la tandariola porque no hay otros? ¿Será capaz de sumar votos para su persona y sus ideas?

     El fenómeno AMLO no se repetirá. El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas insistió en llegar a la silla del águila, pero nomás no pudo en ninguno de los intentos; se comportó con el suficiente egoísmo para no cederle su lugar a Porfirio Muñoz Ledo en la última apuesta, siendo que juntos crearon la Corriente Democrática y dieron vida al Frente Democrático Nacional, primero, y después al PRD.

     ¿Qué trae en el caletre el panista Anaya, como para que volteemos a verlo y lo consideremos como líder de una oposición ordenada, coherente y con la única propuesta que puede redimir al país y alentar la vida y el optimismo de los mexicanos? ¿Es capaz de liderar y articular un proyecto nacional, que conduzca a la Reforma del Estado y al cambio de modelo político? ¿Entiende que el presidencialismo ya vivió más allá de su fecha de caducidad y está podrido, imposible de recuperar ni con el nuevo etiquetado?

     En algún momento de inquietud y lucidez durante la búsqueda de la candidatura del PRI en 2010 o 2011, Manlio Fabio Beltrones propuso el parlamentarismo como solución. Ya antes y en conversaciones con el constitucionalista Diego Valadés, supe que la vía lógica para renovar la vida de las instituciones políticas mexicanas es el presidencialismo parlamentario, para reordenar la administración pública, y que los presidentes de México aprendan a vivir con lo que hay, porque los activos del Estado los consumieron en su megalomanía y entreguismo, y porque carecen de autoridad moral para convertirse en la columna de luz que, en su momento, guió a Israel a la tierra prometida.

     ¿Entiende, Ricardo Anaya, que necesitamos hombres de luz, de reciedumbre moral, con la humildad y mansedumbres requeridas para enmendar el camino y reconstruir a México, a punto de hundirse en la balcanización propiciada por los narcos y su poder regional, pero también anhelada por esos poderes transnacionales que amarraron compromisos con AMLO para conducirlo al poder?

     Se acabó el tiempo de gracia. Hace mucho dejamos atrás esa disyuntiva de autoritarismo o democracia; perdimos en el camino la posibilidad de administrar la abundancia, porque se llevaron todo (por cierto, quién es capaz de pedir cuentas a José Andrés de Oteyza); la renovación moral fue una añagaza, tanto como el ingreso al Primer Mundo. Nos quedamos contentos con la alternancia, porque fuimos incapaces de insistir en la transición, que ahora está convertida en regresión, por ese sueño, esa nostalgia de un presidencialismo imperial que carece de recursos económicos e instituciones para sustentarlo.

     ¿Dónde está ese mexicano, o ese grupo de mexicanos, con o sin partido, capaces de retomar el camino para llevarnos a la verdadera transición? Ricardo Anaya no tiene la estatura, estaríamos locos de creer en su palabra.

 

===000===

Beatriz Gutiérrez Müller ha dado en el blanco y trae muinos a los fifís y los intelectuales. Todo porque anda del tingo al tango en Europa, donde como chapulín salta de uno a otro país en un viaje que parece personal, porque va en calidad de presidenta del Consejo Asesor Honorario de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México, lo que equivale a decir en representación del presidente de la República, de ninguna manera va en nombre de todos los mexicanos.



     Ha sido un viaje discreto y casi secreto. Desconocemos números de vuelo y líneas áreas en las cuales se ha transportado, aeropuertos de llegada y salida y horarios. ¿Quién, de las representaciones de México en esos países, tuvo la atención de recibirla? Tampoco sabemos si viaja a cuenta de su propio peculio o del de su esposo, o es el pueblo bueno y sabio el que sufraga los gastos. Y que tal que se ha servido de una aeronave oficial.

     Mejor ni preguntar, que Dios nos ampare de andar de curiosos.

 
Recuento del Tratado Internacional de Aguas (Gustavo Díaz Ordaz 1970) El día 8 de septiembre de 1969, me reuní con el excelentísimo señor presidente de los Estados Unidos de América con motivo de la ceremonia inaugural de la presa de “La Amistad”, construida sobre el Río Bravo por los dos países.

     Los días 20 y 21 del pasado agosto el propio señor presidente de los Estados Unidos nos honró con una visita oficial de jefe de Estado, que tuvo por escenario la ciudad de Puerto Vallarta.

     Discutimos diversos asuntos de interés común y llegamos a varias resoluciones, entre las que podemos destacar las siguientes:

      Acuerdo para mantener como frontera natural entre los dos países, los ríos Bravo y Colorado, y restituir al primero ese carácter ahí donde lo había perdido por movimientos ocurridos en el pasado.

     Como consecuencia, se atribuye a México la soberanía sobre 520 hectáreas, en 182 islas y a los Estados Unidos de América 200 hectáreas en 137 islas, de las que, a través de los años, se habían venido formando en el propio Río Bravo.

     La carencia de datos sobre su formación y antigüedad, hacía sumamente difícil, para una y otra partes, presentar evidencias que justificaran su derecho a reclamarlas.

     El Corte de El Horcón y la isla de Morteritos pasarán a la soberanía de México, y se compensará a Estados Unidos con una superficie exactamente igual, al hacerse la rectificación del cauce.

     En El Horcón hay un pueblo mexicano y habría sido absurdo desalojarlo.

    Desde al año 1907 data la reclamación que México formuló sobre el llamado Corte de Ojinaga; originalmente la extensión disputada era de 875 hectáreas, pero, al presentarse pruebas convincentes de que una parte se había segregado desde el año 1895, y que, por su extensión, y de conformidad con lo estipulado en el Tratado vigente, constituía un “banco eliminable”, quedó reducida la cuestión a 650 hectáreas, que fue lo que nosotros demandamos.

     En Puerto Vallarta se resolvió reconocernos el derecho sobre la totalidad de esta superficie.

     Se convino en que nunca más un cambio convulsivo significará pérdida de territorio, sino que cada país puede, a sus expensas, ejecutar las obras necesarias para restaurar el antiguo cauce del río siempre que éste, en sus movimientos, hubiese segregado alguna porción de territorio, en la inteligencia de que si por cualquier razón, en el término de tres años, no se ejecutan las obras de reencauce, tampoco perderá derechos territoriales, los que seguirán vivos para ser tomados en cuenta en ulteriores rectificaciones que impongan los movimientos de los Ríos Bravo o Colorado.

     Todas las porciones territoriales que cambien de soberanía por virtud de los acuerdos de Puerto Vallarta pasarán libres de propiedad privada.

     De conformidad con lo dispuesto en el artículo 27 de nuestra Constitución, era indispensable la fijación de este requisito, dada la prohibición a los extranjeros de poseer tierras en la faja fronteriza.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment