LA COSTUMBRE DEL PODER: Sospecha razonable

 Gregorio Ortega Molina 20 de abril de 2018 – 00:12


*El artículo 16 constitucional en su primer párrafo resume la consideración humana, legal, jurídica e incluso política que debió determinar la resolución adoptada por la SCJN y propuesta por el ministro Javier Laynez Potizek

 

Algo supo Santiago Creel cuando por vez primera se refirió al “sospechosismo”. Hoy es una realidad. La reforma constitucional penal impulsada en el ocaso del foxismo es un mal sueño que puede convertirse en pesadilla.

Pero si la pifia es legislativa, la SCJN debió cumplir con su mandato constitucional, a menos que se viese obligada, presionada o sujeta a coerción, en virtud de necesidades políticas.

El artículo 16 constitucional en su primer párrafo resume la consideración humana, legal, jurídica e incluso política que debió determinar la resolución adoptada por la SCJN y propuesta por el ministro Javier Laynez Potizek, a la manga ancha que abre para los muy educados y conscientes policías cuya obligación y mandato es garantizar la seguridad pública, la tranquilidad de los mexicanos, con el nuevo Código Penal Federal.

     ¿Cómo asegurarlo?: “Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”.

Lo anterior queda a criterio de un policía uniformado -primer contacto del ciudadano con su gobierno-, ya no digamos que sujeto a la educación y profesionalismo de los integrantes de alguna de las corporaciones de procuración de justicia o de seguridad interior. Si un mexicano normal después de una reunión en su hogar, se detiene en el quicio de su puerta con dos o tres invitados o conversar durante algunos minutos para despedirlos, y tiene la mala suerte de ser observado por unos patrulleros que hacen su rondín, y de acuerdo a ellos están conduciéndose con un comportamiento sospechoso, mala manera de terminar la noche, o de concluir la vida.

     Con esta nueva legislación penal no queda sino a remitirnos a lo que se vivió y vive en los países del cono sur. Escribió Juan José Saer en El concepto de ficción: “El ejército se prepara durante años para la coyuntura decisiva que es el debilitamiento del poder civil… debe (contribuir) a mantener en su sitio a un gobierno que ya no representa ningún consenso social. La situación que quisiera mostrarse natural, se doblega y vacila bajo el peso de sus contradicciones. Dejando de lado todas las incongruencias teóricas, políticas y morales, tales como actuar en nombre de una orden anulando la Constitución, invocar a la patria a cada momento y plegarse a los designios de las potencias mundiales…”.

Es la repetición de un esquema que ha garantizado el éxito a la política exterior de Estados Unidos. Y no es novedoso, los romanos hicieron lo mismo con sus provincias, tanto como lo hicieron los cartagineses y los fenicios o los macedonios. Las implicaciones para México las trataron con absoluta claridad en El Universal Catalina Pérez Correa, Ignacio Morales Lechuga y Alfonso Zárate.

Ahora cualquier cosa puede pasar.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: 15 dólares X hora

 Gregorio Ortega Molina 19 de abril de 2018 – 00:12


*Un salario de 15 dólares la hora equivale a 270 pesos, calculado con un tipo de cambio favorable a México. Una jornada de ocho horas serían 2 mil 160 pesos. El gobierno mexicano y muchos empresarios preferirían salirse del TLC antes que aceptar lo que consideran imposible conceder

¿Puede gobernarse México con base en medidas estrictamente económicas? ¿Se mueven en el mismo plano las exigencias y los compromisos internacionales y las demandas internas? ¿Las fosas clandestinas, los feminicidios, los desaparecidos, la trata, el narcotráfico, son compatibles con un PIB hacia arriba y el buen gobierno? ¿Resulta sano para la convivencia en sociedad vivir en el temor?

   Ahora resulta que las negociaciones originales del TLC realizadas durante 1993, llevaron a México a adquirir compromisos que hundieron a los obreros mexicanos en la pobreza y el desánimo, en la violencia y el rencor. Recuerdo lo narrado por Roberto Saviano en Gomorra. Desde entonces debí abrir los ojos y hacerme la pregunta:

¿Por qué un vehículo de marca estadounidense que se arma en México tiene un costo de fabricación -por lo barato de la mano de obra- menor al que de manera idéntica se fabrica en EEUU, pero tienen el mismo valor de venta en el marcado internacional? ¿O no es así? ¿Dónde va a parar esa diferencia? No a las manos de nuestros obreros.

Algún resultado favorable para su economía esperan los negociadores estadounidenses del TLC, al insistir en la reducción de las asimetrías salariales del área automotriz. ¿Puede y debe México empezar a pagar salarios dignos, cuyo beneficio se verá de inmediato en el mercado interno? ¿Está el dilema en la codicia? ¿Afectaría al desarrollo armónico?

Muchos analistas así lo consideren, pero en lo personal no creo que se convierta -la reducción de las asimetrías salariales- en un obstáculo insuperable en la renegociación del TLC, aunque el momento político para México sea malo. Los trabajadores de la industria automotriz continuarán igual.

El residente temporal en la Casa Blanca propone que se incluya una regla en este tema, por la cual México incorporaría como contenido regional un salario mínimo de 15 dólares la hora.

     Enrique Galván Ochoa sostiene: “Como sabemos, el (salario mínimo) mexicano es el más bajo del mundo y, en la práctica, es un subsidio del gobierno al sector empresarial. Según la firma Trading Economics, el salario nominal en la industria de manufacturas en México es de 2.3 dólares la hora, mientras en Estados Unidos y Canadá es de 21.34 y 25.96, respectivamente. La propuesta de Trump ya está en manos del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. Un salario de 15 dólares la hora equivale a 270 pesos, calculado con un tipo de cambio de 18 pesos. Una jornada de ocho horas serían 2 mil 160 pesos. El gobierno mexicano y muchos empresarios preferirían salirse del TLC antes que aceptar algo imposible de conceder”.

¿Dónde, entonces, el beneficio del TLC para que México crezca y los mexicanos alcancen una vida decorosa, por digna? William Clinton dijo que la economía mexicana requiere de la reactivación del mercado interno, pero aquí parecen no comprenderlo. Sí, este convenio logrado por Carlos Salinas de Gortari es benéfico, pero sólo para algunos sectores, para muy pocos mexicanos, que continuamente reducen su optimismo, pero no su rencor social.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: El costo del regreso del PRI

 Gregorio Ortega Molina 18 de abril de 2018 – 00:12


* De la deuda externa también deberán discutir los candidatos y la esposa de Felipe Calderón, porque han transformado a México en un exportador de capitales y comprometido el futuro del país a largo plazo

EPN declaró gustar de las novelas históricas de Santiago Posteguillo. En La traición de Roma el autor español nos refiere una conversación entre Aníbal, general ya derrotado por Publio Cornelio Scipión, y Hanon, líder de la Comisión de los 104 en Cartago. El tema fue la corrupción, pero no la interna, sino la que ata y nulifica el futuro y convierte en siervo: la deuda externa, el vasallaje debido al Imperio romano.

Ernesto Zedillo Ponce de León, que no es santo de la devoción de Francisco Labastida Ochoa, cumplió con su cometido porque fue un buen administrador público, aunque un mal presidente de la República, porque quiso sobreponer el escenario económico sobre el político, y tarde se dio cuenta de que son actividades que se juegan en dos arenas distintas.

     Lo mismo ocurre con el presidente en funciones, que en el fragor de las campañas políticas para sucederlo, propicia que se proponga como tema de discusión central la corrupción pecuniaria, esa que los convierte en millonarios, para que los electores descuidemos el tema que profundiza la pobreza y nulifica el futuro. El regreso del PRI ha salido muy caro a los mexicanos.

En información pública de los diversos boletines de la Secretaría de Hacienda, se constata que el saldo de la deuda externa bruta al cierre de 2012 fue equivalente a 10.3 puntos porcentuales del PIB, mientras que al cierre de 2017 ésta se ubicó en 17.6 puntos.

La reportera de La Jornada que elaboró la información periodística, nos ubica: “La deuda se presenta como porcentaje del PIB para dimensionar su relación con el tamaño de la economía y facilitar su comparación; el saldo de esta deuda en dólares asciende a 193 mil 981 millones al cierre de 2017.

“A pesar de que el año pasado se logró una reducción del empréstito, con esfuerzos de reestructuras, refinanciamientos y recortes al presupuesto, el avance se ha acelerado.

     “Al cierre de 2012, la deuda externa de México fue equivalente al 46 por ciento de los ingresos totales públicos, que incluyen, entre otros conceptos, los ingresos petroleros y toda la recaudación de impuestos; para el cierre de 2017, esta deuda representó 78 por ciento de los ingresos.

“De acuerdo con Héctor Villarreal Páez, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el incremento ha sido afectado por la depreciación cambiaria, pero también debido a que hubo mayor contratación de pasivos de todo tipo”.

En el colmo de la desmemoria, el presidente EPN dice en Perú que no debemos regresar a modelos económicos caducos e intervencionistas. ¿Será que tiene razón? A usted, lector, corresponde la respuesta.

De lo anterior también deberán discutir los candidatos y la esposa de Felipe Calderón, porque han transformado a México en un exportador de capitales y comprometido el futuro del país a largo plazo.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Fosas clandestinas el 1° de julio

 Gregorio Ortega Molina 17 de abril de 2018 – 00:12


* Las urnas electorales van que vuelan para convertirse en las fosas clandestinas de la voluntad popular

La actitud de las autoridades de procuración y administración de justicia ante las fosas clandestinas es de simulación política, de desinterés social, de cinismo frente al dolor.

Esos depósitos de cadáveres sólo son conocidos cuando las madres, siempre incansables, después de intensa búsqueda encuentran trozos de su propio ser, jirones de su alma. Muchas veces son acompañadas por los maridos, por hijas, pero esos colectivos que rastrillan la república, fundamentalmente están integrados por mujeres a las que el idioma no ha encontrado el término para identificar su pérdida, su dolor. ¿Cómo llamarlas cuando perdieron a su hijo?

     Lo cierto es que resulta imposible saber si estamos parados sobre una fosa clandestina, si la ubicaron en el umbral de la casa, de la Catedral Metropolitana o de Palacio Nacional… si están en los túneles del metro o a los lados de los ductos de Pemex, o debajo de las bóvedas del Banxico. Lo que el gobierno deja de hacer lo hacen esas madres sin hijos, esas esposas sin maridos, esas hermanas o hermanos sin hermanas o hermanos. ¿Cuántos desaparecidos están en fosas clandestinas que no han sido ni serán encontradas?

Todo lo anterior viene a cuento porque “el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó sobre la resolución de un amparo, en la que se pide al Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI) que ordene la entrega de la versión pública de datos, cifras o estadísticas sobre las fosas clandestinas del predio de Colinas de Santa Fe, Veracruz.

“En el fallo, el juzgado federal determinó que <<el solo hecho de que la información se encuentre inmersa en una investigación ministerial no demuestra que su difusión impida u obstruya las funciones que ejerce el Ministerio Público durante la investigación>>, además de que la divulgación de la información solicitada <<no (…) representa un riesgo real de perjuicio al interés público>>.

“De acuerdo con la Judicatura, la versión pública que deberá pedir el INAI no revelará los nombres de los funcionarios relacionados con la persecución del delito, ni información que permita identificar a víctimas o responsables del hecho”.

   ¿Qué dicen los candidatos -y la esposa de Felipe Calderón- de esas fosas que a ministerios públicos, policías y jueces no les interesa conocer, pero que a riesgo de sus vidas, las madres abren para borrar su incertidumbre, sin doble mensaje, aunque el hedor de los cadáveres no incida en la conciencia nacional, al momento de acudir a las urnas? Lo único cierto es que como afirma Javier Marías en su trilogía Tu rostro mañana, siempre es preferible que muera el que está a tu lado. El dolor de la pérdida de los seres queridos no estará en las boletas electorales.

Por lo pronto y debido a su “amor” publicitado por Jaime Rodríguez Calderón “El Piporro”, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se convierte en un sepulcro blanqueado y clandestino.

Las urnas electorales van que vuelan para convertirse en las fosas clandestinas de la voluntad popular.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: AMLO, ¿mito o realidad?

 Gregorio Ortega Molina 16 de abril de 2018 – 00:12


*¿Y la ley? Claro, él lo sabe, la ley también es un instrumento político, y así llegó a la conclusión de que, como los otros, también puede usarla en su beneficio. ¿O no?

Cuando pienso en el 1° de julio imagino las urnas electorales al borde de fosas clandestinas, porque permanecen ocultas como escondidas tratan de mantener las deficiencias y debilidades de los proponentes a la silla del águila.

Los artífices de la imagen de AMLO son exitosos, lograron que lo que en los opositores a su candidato es vicio, en el tabasqueño sea visto como virtud. Las muestras de debilidad o fortaleza distan mucho de manifestarse como hechos incontrovertibles de su biografía. Curiosamente es el único priista de origen en ser candidato. Es el ejemplo vivo de que las teorías sobre la Revolución inconclusa propuestas por Emilio Uranga jamás regresarán al escenario en que se dirimió un proyecto de nación liquidado nomás nacer.

     Lo que se es como ser humano, como propuesta, está en la razón, en la palabra dicha, en la manera de sostenerla o desdecirse. El tema es bíblico: al principio fue la palabra. Pero olvidan que ésta ha de ser inequívoca e irrevocable, pues de otra manera sólo se existe, pero no se es.

Sin embargo, hay quien se esfuerza por eludir momentáneamente lo que es, con el propósito de alcanzar el poder y, una vez logrado, ser como los postulantes lo han sido durante todo el desempeño de su existencia pública. La palabra es la muestra más clara de lo que mostramos, o escondemos.

Una vuelta de tuerca adicional: “Y habló del verbo, del culto al lenguaje, a la elocuencia, que calificó como un <<triunfo del humanismo>>, ya que la palabra era el honor del hombre y ella sola hacía su vida digna”, pone Thomas Mann en boca de su personaje Stettembrini, en La montaña mágica.

De ninguna manera pudo sorprenderme que AMLO declarara -al momento que fueron rechazados por el INE- que todos los aspirantes a candidatos independientes a la Presidencia de la República debían participar en el proceso y aparecer en la boleta electoral del uno de julio próximo: “Opino que todos deberían de participar, y que sea la gente la que decida en las urnas, que sea el pueblo el que decida”.

Después, en cuanto el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidió romper la legalidad e imponer a Jaime Rodríguez Calderón “El Piporro”, la palabra antedicha perdió validez: lo legitimaron para que me quitara votos, aseveró AMLO.

     Está bien, él desconfía de las instituciones, pero ¿y la ley, la honestidad valiente, la honorabilidad? Esta actitud me recuerda el gesto de generosidad que Ernesto Zedillo Ponce de León tuvo para con AMLO, aunque fuese una acción no legal, no legítima. Un oriundo del PRI debía ser beneficiado por un presidente mexicano que nunca militó en el Revolucionario Institucional, sin importar que trabajara para conservarlo en el poder, hasta que él, Zedillo, decidió que asegurar la continuidad demandaba la alternancia.

La información del 19 de marzo es precisa: “Entrevistado luego de montar una guardia de honor en el monumento al general Lázaro Cárdenas del Río, en la colonia Doctores, en el aniversario de la expropiación petrolera, acusó al Instituto Nacional Electoral (INE) de aplicar la norma de manera diferenciada, siendo muy exigente para unos y muy laxos para otros.

“Entonces lo mejor es que todos participen. Yo no estoy a favor de que excluyan a nadie, que todos participen, que todos estén ahí, en la boleta, y que sean los ciudadanos los que decidan libremente”.

¿Y la ley? Claro, él lo sabe, la ley también es un instrumento político, y así llegó a la conclusión de que, como los otros, también puede usarla en su beneficio. ¿O no?

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: 2018: cínicos y nacionalistas V/V

 Gregorio Ortega Molina 13 de abril de 2018 – 00:12


*Tengo la pesimista impresión de que el 1° de julio acudiremos a las urnas electorales como si fuésemos a las exequias de lo que una vez fue una promisoria nación

José Agustín se quedó corto con su Tragicomedia mexicana. Lo que ahora enfrentamos está más allá del drama. Los clásicos griegos encontrarían semilla para retransmitirnos una imagen precisa de nuestro mundo. Vivimos la tragedia.

Los votantes se quedaron sin opciones, pues lo que tienen enfrente como posibilidad de elección va en contra de su propio futuro, porque ninguno de los tres y tampoco la mujer de Felipe Calderón significan oportunidad de sacudirnos el control político de las corporaciones, van con ellas.

José Antonio Meade, el candidato apartidista del más reaccionario antipriismo que se adueñó de una franquicia electoral que hoy es amorfa y sin ideología, se esfuerza por mimetizarse, por confundirse con ellos, por hacerse el clon de Luis Donaldo Colosio, en lugar de haberse preservado fresco, ser como solía ser y de ninguna manera aceptar que lo convirtieran en lo que los mexicanos rechazan, aunque las corporaciones están tentadas de imponer.

   A Ricardo Anaya Cortés la faltaron audacia e imaginación para sacudirse, de una buena vez, las dudas sobre su honradez y honorabilidad, sea o no un malandrín, pues la percepción todo lo determina. Dejó escapar los 30 días de la intercampaña para rehacerse y profundizar en lo que sólo refirió un par de veces: la reforma del sistema. Supongo que entiende, que capta que un modelo económico globalizado, requiere una reforma del Estado capaz de administrar el proyecto de desarrollo que sustituye al de una Revolución que, ahora nos enteramos, no fue.

La desconfianza suscitada por AMLO está más sustentada en la campaña anticlimática para demostrar que es peor a Nicolás Maduro, como si los émulos de Mariano Rajoy que corren tras la silla del águila fuesen una mejor opción. El fantasma de la extrema derecha recorre el mundo, y es la piedra de toque en contra de la posibilidad de que el ciclón tropical gobierne.

Pero mis prevenciones son otras, tienen más que ver con su carácter y sus inconsistencias, con esa oferta de la revocación de mandato, pues amenaza con preguntar a los dos años si se queda o se va, y otra vez a los cuatro, y es muy posible que ceda a la tentación de reformular esa pregunta a los seis.

Felipe Calderón Hinojosa es una piedra de molino en el cuello de su mujer, y no puedo encontrar explicación plausible que me permita comprender las razones que tuvo para aceptar hacer el papelón que su marido le ha fraguado en la papeleta electoral.

La semana de Pascua nos referimos a La Revolución inconclusa, la filosofía de Emilio Uranga, artífice oculto del PRI. Considero oportuno el momento de rescatar unos párrafos de Leopoldo Zea, dejados para nosotros en El Occidente y la conciencia de México, y en Conciencia y posibilidad del mexicano. Pero claro, ni los candidatos ni sus asesores ni los propietarios de las corporaciones tienen el menor interés por el humanismo, así es que es posible que nunca se enteren de esas ideas que para el común del votante se convierten en piedra en el zapato.

Escribió Zea: “La Revolución Mexicana de 1910 plantea, de golpe, los problemas con que México se había venido debatiendo en toda su historia, a pesar de todos los ocultamientos: el problema de la pertenencia de la tierra… A su lado, como en otras ocasiones, volvieron a surgir otros intereses que en nombre del lema <<Sufragio Efectivo. No Reelección>> parecían sólo preocupados por cambios políticos y no sociales, como simple demanda de oportunidad para obtener el poder; pero estos intereses, a pesar de chocar con los primeros, tendrán que subordinarse a lo que era una auténtica revolución”.

     No ocurrió así. Se puede constatar en La Revolución intervenida y en La Revolución interrumpida, y con mayor precisión en La Revolución inconclusa.

Leopoldo Zea aporta una explicación a lo que hoy, y desde hace muchos años, padecemos. La cita nos remite a Conciencia y posibilidad del mexicano. Es larga, pero ineludible:

“Ahora bien, al faltar la confianza en el otro, la confianza en el prójimo, nadie podía sentirse responsable ante nadie. Cada uno de los individuos que componían nuestra sociedad trataba de alcanzar lo que mejor le conviniera; valido de sus propias fuerzas, apoyado en la simulación, el engaño o el cínico derecho a lo que quería y se podía…

“Se procura, así, dar a los actos de gobierno un carácter permanente mediante una lealtad, siempre renovada, a lo prometido. Lealtad que redundará en la lealtad de los ciudadanos. Se aspira a ser, en cada caso, el amigo que cumple sus promesas realizando todo lo realizable en beneficio de una mayoría que no se presenta en abstracto, sino en múltiples formas personales y concretas”.

Eso ocurrió muy poco. Desde hace al menos 10 lustros que los beneficios están dirigidos de otra manera y ya no concebidos como una respuesta, sino con el establecimiento de una nueva complicidad, que nada tiene que ver con lealtad y confianza.

Tengo la pesimista impresión que el 1° de julio acudiremos a las urnas electorales como si fuésemos a las exequias de lo que una vez fue una promisoria nación.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: 2018: cínicos y nacionalistas IV/V

 Gregorio Ortega Molina 12 de abril de 2018 – 00:12


* Olvidaron, los que desarrollan una campaña política de odio, que el país está sobre armado, y que la acotada guerra contra el narco fácilmente puede convertirse en una guerra civil

De terribles consecuencias las encontradas decisiones tomadas por EPN -que convoca a la unidad nacional y a la defensa de sus reformas y la patria-, por un lado, y por el otro su candidato José Antonio Meade, quien recurre a la destilación del miedo como recurso para obtener votos. Olvidó, el especialista en números, que el miedo suscita odio, y éste división, encono, rencor social. Dividirán a México.

Olvidaron, los que desarrollan una campaña política de odio, que el país está sobre armado, y que la acotada guerra contra el narco fácilmente puede convertirse en una guerra civil.

Además, es preciso subrayar que hay un descuido absoluto en las formas y en el fondo de los candidatos a la presidencia de la República, y también por parte de la mujer de Felipe Calderón Hinojosa. No hay más agenda que la de la continuidad, incluida la audaz propuesta de AMLO de revisar el proyecto del AICM, de inmediato tomada por el CCE y rechazada con cinismo por parte de Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade. De haber sido ellos los audaces, se mostrarían encantados de su idea.

     Hay que partir de que el gobierno paga, así, la enorme promoción que hacen para que AMLO cause rechazo. Ante esa <<supuesta inseguridad>> hasta el momento, Juan Pablo Castañón vio la oportunidad de empezar a dormir por las noches y dejar de soñar en la fuga de capitales, las expropiaciones y la inseguridad.

Mientras los empresarios tratan de resolver por ellos mismos sus pavores, el paladín priista se esfuerza por encontrar una imagen que lo refleje y lo guíe. Dedujo que no había mejor oportunidad que iniciar con un minuto de silencio la conmemoración del XXIV aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio. Lo convierte en “inspiración y guía para seguir construyendo el país justo, libre y próspero por el que él luchó”. Las honras fúnebres de las gestas heroicas que construyeron este país ya fueron concelebradas por los barones del dinero y los gerentes políticos a los que han encargado de la administración de <<su>> país, tal si se tratara de una de sus empresas.

Ahora que vivimos con intensidad la época Pascual y los fieles católicos esperan con ansia la manifestación del Espíritu en la Pentecostés, vale la pena retomar la lectura de Réquiem por el sueño americano, donde Noam Chomsky, que dista mucho de ser un furibundo rojo, apunta:

“Las corporaciones son ficciones legales creadas por el Estado. Quizá sean buenas, quizá sean malas, pero llamarlas personas es indignante. Tomemos el ejemplo de los denominados tratados de libre comercio, como el TLCAN (NAFTA en sus siglas en inglés), que ha dado a las empresas unos derechos muy superiores a los que tienen las personas. Así, Si General Motors invierte en México consigue derechos nacionales, es decir, tiene los mismos derechos que una empresa mexicana, pero si un mexicano llega a Nueva York y dice: <<Quiero derechos nacionales>>… no hace falta decir qué le ocurrirá. De modo que mientras la noción de <<persona jurídica>> se extendió para incluir a las empresas, se restringió para los demás…

“Thomas Ferguson, politólogo y uno de los principales especialistas en financiación de campañas electorales, ha desarrollado lo que denomina <<la teoría de la inversión en política>>, donde insinúa que es la influencia de las grandes empresas y los inversores, no los votantes, la que decide el sistema político. Es decir, los candidatos van a seguir necesitando miles de millones de dólares para financiar sus campañas, y después de la sentencia del Supremo en el caso Citizens United que libera la financiación corporativa, ¿adónde nos lleva eso? Si se quiere participar en la carrera electoral, hay que llamar a la puerta del sistema corporativo”.

Desconozco si las reflexiones de Chomsky motivaron que a AMLO le fosforeara el caletre y propusiera al CCE la revisión del proyecto del AICM, porque queda claro que él no procura cancelarlo, sino propiciar una auditoría que desnude la corrupción. Supongo que Gerardo Ruiz Esparza ya está pasando aceite.

    Pero también desconozco si como se indica en la propuesta original, participarán cinco técnicos del gobierno, que equivale a mencionar la soga en casa del ahorcado.

La moneda quedó en el aire, y las campañas iniciaron con la gran dosis de cinismo requerida para hacerse con el poder. ¿Mantendrán el ritmo? ¿Modificarán su idea de México y lo que realmente se necesita para construir futuro? ¿Permaneceremos en manos de las corporaciones? Nadie lo sabe.

Como colofón para promover inquietud entre los equipos de los candidatos, transcribo el párrafo final del texto de Félix de Azúa publicado en El País del último martes: “Tras una catástrofe algunos acontecimientos pueden encender en grupos extensos la negra llama del nihilismo, de la realidad hundida, del mundo arrasado. Así, por ejemplo, la gran inquietud provocada por la extinción de las pensiones o la convicción de que <<no viviremos tan bien como nuestros padres>> es la nuda percepción de un mundo arrasado, el de la socialdemocracia. Ha provocado un nihilismo evidente entre los desesperados… O la constatación de que la nación catalana sólo era otro sueño burgués, lo que va incrementando masas nihilistas con la identidad devastada que ya no tienen más argumento que la violencia. Semejantes al personaje de Kafka, se despiertan convertidos en escarabajos, es decir, en españoles. A nadie puede extrañar su pulsión autodestructiva”.

Incendien al país con el miedo, y además de un tigre suelto, se encontrarán que las llamas sólo se apagan con la muerte de los “compatriotas” gracias a los disparos de sus propios hermanos, los militares y marinos cuyo mandato constitucional es protegerlos.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus contactos
Posted in Uncategorized | Leave a comment