LA COSTUMBRE DEL PODER: Solalinde el indiscreto

 Gregorio Ortega Molina 15 de agosto de 2018 – 00:12 CE

 


* Richelieu y Mazarino procedieron a fortalecer la presencia del monarca, ¿cuál es la verdadera tarea de Alejandro Solalinde?

Religión y política coinciden en sus deseos de control de fieles y gobernados. Los prelados aspiran a administrar los sentimientos a través de la purificación del espíritu de los fieles, mientras los administradores públicos, los líderes sociales se proponen controlar la razón de los gobernados para gozar a su gusto del poder y los bienes del Estado, de la riqueza producida por el trabajo de los causantes.

En ambos casos el éxito depende de la discreción, de esa secrecía que las mujeres y hombres de poder (espiritual o terrenal) deben profesar para acceder a los escalones superiores de la jerarquía. Pienso en el sueño de Jacob, su lucha con el ángel del Señor y la escalera de ascenso al infinito.

¿Deben los prelados cabalgar en el ámbito del poder político? Richelieu y Mazarino fueron purpurados de inmenso poder sobre monarcas y súbditos. El caso de José María Morelos y Pavón es diferente. A pesar de su mundanidad, de su voluntariosa necesidad de acercarse a las debilidades humanas, él fue el verdadero siervo de la nación por encima de las veleidades de Miguel Hidalgo.

Me desconcierta que Alejandro Solalinde, que tiene la imagen de una sólida cultura y de una consolidada fe, se comporte con indiscreción y muestre, o aspire a mostrar que también puede ser un hombre de poder a pesar de haber rechazado -dijo él- la presidencia de la CNDH. Actúa como si violara el secreto de confesión.

Jacobo García le hace una entrevista para El País, en cuya entrada se lee: “No tiene cargo definido en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero el padre Alejandro Solalinde reconoce que en los últimos días ha llamado a tres futuros ministros para corregir alguna de sus declaraciones. El religioso, de 73 años, que ha pasado media vida atendiendo migrantes camino a EE UU es uno de los hombres que habla al oído del presidente electo de México, quien tomará posesión el 1 de diciembre.

“Desde esta cartera sin competencias definidas habla de los zapatistas, de quienes dice están manipulados; señala que un movimiento armado estaba preparado en el país en caso de fraude electoral y hace sus propuestas migratorias en plena crisis con Estados Unidos. Son las diez de la noche de un lluvioso viernes y al terminar la entrevista con EL PAÍS un alto cargo de Morena, el partido de López Obrador, espera para hablar con el religioso. Desde aquí, Solalinde pone en contacto dos mundos, el político y el social, que rara vez se tocan. El nuevo poder en la sombra se ejerce desde un convento en la colonia San Rafael de la capital mexicana”.

¿Era necesario enterarnos de esta función política y de poder? ¿Fue prudente hacer público su ascendiente en AMLO? Solalinde cede a la vanidad, a esa sensación que confiere saberse por encima de unos cuantos y, además, tener la autoridad moral para reconvenirlos, como si de verdad fueran a escucharlo y a poner en práctica su pretendida orientación política.

Richelieu y Mazarino procedieron a fortalecer la presencia del monarca, ¿cuál es la verdadera tarea de Alejandro Solalinde?

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Trump impide que los niños se acerquen a él

 Gregorio Ortega Molina 14 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*No es lo mismo desarraigar de un territorio, una nación, una patria, que de los brazos de una madre, de un padre. Los efectos secundarios se revertirán a Estados Unidos

Dejé de recordar con puntualidad el argumento de los generales-dictadores de la Junta Argentina para separar a los hijos de sus madres, pero estoy seguro que las seguidoras de Hebe de Bonafini y Marta Ocampo de Vázquez los tienen clavados en la memoria, los refrescan durante sus encuentros en Plaza de Mayo.

Algo había sobre el hecho de que al arrancarlos de los brazos de las madres y entregarlos a otras familias, curarían de la enfermedad del comunismo o del socialismo o de la justicia a los argentinos, lo que ennoblecía los sucesos de tortura de la Escuela de Mecánica de la Armada. Al menos esos creyeron Jorge Rafael Videla y sus secuaces.

¿Qué persigue Donaldo Trump al separar a los niños de sus padres? ¿Desarraigo? ¿Intimidación para que los migrantes ilegales y legales dejen de insistir en llegar a la tierra de seguridad y justicia y bienestar prometido por los padres fundadores? El resultado será peor que el de los marielitos enviados a Florida por Fidel Castro.

Supongo que Donaldo Trump es un ignorante sublime. Con certeza no está enterado del procedimiento de integración que implantó Alejandro de Macedonia entre los habitantes de las naciones conquistadas y sus soldados: nada mejor que el matrimonio, el mestizaje físico y cultural. Sus asesores debieran tarjetearle los libros de Yuval Noah Harari, para que haga el denodado esfuerzo de comprender que los resultados de su procedimiento se revertirán en contra de lo que él dice defender.

     Quizá el único acierto declarativo de Vicente Fox Quesada durante su sexenio, fue hacernos conscientes de que los migrantes ilegales de América Latina van a Estados Unidos a hacer los trabajos que los negros rechazan, por indignos y mal pagados. Bueno, no olvidemos la puntada del sello postal de Memín Pinguín y la famosa respuesta a los reporteros maiceados por Martha Sahagún: ¿Y yo por qué?

El comportamiento político y la conducta corporal y verbal de Donaldo Trump nos indican que es un nazi embozado, deseoso de olvidar su origen y la pobreza de sus abuelos, esa miseria que los obligó a emigrar a la República que él hoy dice gobernar.

Es un tema psicológico mayor el decidirse por el procedimiento de separar padres e hijos y, además, encerrarlos en jaulas, intimidarlos y vaya usted a saber qué les hacen los guardias fronterizos y del ICE a esas indefensas y atemorizadas criaturas. Los que se quedan solos tienden a convertirse en Don Corleone o en Scareface, esa inolvidable actuación de Al Pacino para mostrarnos las consecuencias de la llegada de los marielitos.

No es lo mismo desarraigar de un territorio, una nación, una patria, que de los brazos de una madre, de un padre. Los efectos secundarios se revertirán a Estados Unidos y es muy posible que nadie recuerde que fue Donaldo Trump el que los originó, debido a sus torpezas como gobernante.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Los acuerdos políticos de ayer

 Gregorio Ortega Molina 13 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*La pequeñez física no disminuye inteligencia y quizá tampoco el poder, pero para conservarlo es necesario establecer otros acuerdos políticos, como sucede con Tyrion Lannister; para sobrevivir se aparta de su familia para aliarse con Daenerys Targaryen

Que veamos malas caras conocidas en el entorno de AMLO no significa que los acuerdos políticos de ayer no están siendo modificados. El cambio llama a la puerta. Los administradores públicos serán otros, lo mismo que sus interlocutores en el ámbito de los poderes fácticos. El lenguaje será diferente, lo mismo que los resultados. ¿Le permitirán hacer la transición?

36 años después adquiere su verdadera dimensión la auto-referencia que de él hizo José López Portillo. Efectivamente fue el último presidente de la Revolución, de la que hoy no permanecen ni rescoldos en la agenda cívica. Inclusive los acuerdos políticos establecidos para transitar el interregno que agoniza dejan de ser útiles, porque la transición, de realizarse, inscribirá a México en un ámbito económicamente globalizado, pero en cuanto a geoseguridad, regionalizado. El territorio nacional es pieza clave en la seguridad interna y regional del Imperio, que agoniza pero nos mantiene atados a él.

Para comprender en su verdadera dimensión el entramado de cambios que supuestamente se avecina -desconozco si los compañeros de viaje de AMLO están capacitados para conceptuar e instrumentar-, recomiendo la lectura cuidadosa de Anatomía de un instante, de Javier Cercas, y El precio del trono, de Pilar Urbano, donde se aprecia la manera en que personajes tan disímbolos como Adolfo Suárez (franquista), Santiago Carrillo (comunista) y Juan Carlos (monarquista), tejen la urdimbre de una transición que contribuyó a resolver el enigma del futuro de España.

El corrimiento de los factores de poder inició en México con la venta de los activos del Estado. La institución presidencial vio disminuida su presencia en el ámbito de las decisiones, en la medida en que la munificencia que caracterizó al Presidente de la República menguó. Al empequeñecerse el Estado la institución presidencial conservó la importancia de las meninas, con todo y su estatura.

El enanismo no disminuye inteligencia y quizá tampoco el poder, pero para conservarlo es necesario establecer otros acuerdos políticos, como sucede con Tyrion Lannister; para sobrevivir se aparta de su familia para aliarse con Daenerys Targaryen. La globalización también modificó el entramado interno de los acuerdos políticos, porque cambia todo: lenguaje, dinámica de las relaciones bilaterales y multilaterales, concepto de seguridad interior y geoseguridad regional pero, sobre todo, esa idea de alianza del Imperio con sus súbditos. La importancia de México para Estados Unidos debe adquirir el mismo peso que la importancia de la Casa Blanca para Los Pinos, porque de otra manera el invierno se los comerá a todos.

Si Manuel Bartlett Díaz silenció al sistema en 1988, también guarda en su clóset los cadáveres de Francisco Xavier Ovando Hernández y Román Gil Heráldez (1988), así como el de Manuel Buendía. No se ensució las manos, pero cerró los ojos y la conciencia; si Marcelo Ebrard no transportará la diplomacia mexicana por la línea dorada, entonces ¿por qué AMLO los eligió como compañeros de ruta? Por razones similares por las cuales Juan Carlos, Adolfo Suárez y Santiago Carrillo se hermanaron políticamente para asegurar la transición.

El incomodado será Porfirio Muñoz Ledo por los compañeros de viaje que le imponen.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: ¿Comisario del pueblo o Delegado?

 Gregorio Ortega Molina 10 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*El Comisario del Pueblo no requirió, nunca, de satisfacer esas veleidades, porque fue poseído por y poseyó el aura del poder irrestricto y temido, en el que la voz se convierte en voluntad, y al que no la cumple, ¡allá él!

Están confundidos, traen mezclados los lenguajes y las ideas, pero sobre todo los tiempos políticos.

AMLO da a conocer, con bombo y platillo, que la viabilidad técnica y geográfica del AICM será sometida a consulta popular, y ni siquiera 36 horas después mete esa obra en veremos dentro del anuncio de siete proyectos prioritarios para su gobierno. ¿Para qué, entonces, engañar al electorado con el señuelo de que decide? Luego, el 6 de agosto solicita la opinión de los ingenieros.

Años después de leer la biografía de Stalin escrita por Isaac Deutscher, dediqué una semana santa a Stalin y los verdugos, de Donald Rayfield. En ambas aparece la sombra del comisario del pueblo, delegado de la autoridad política para <<vigilar>> el cumplimiento puntual de la voluntad expresada por el poder total. De inmediato establezco las analogías con el Delegado omnímodo y único diseñado por AMLO para vigilar la observancia casi religiosa de sus instrucciones.

Tras sancionar la poca credibilidad que pudieran tener las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil en el tema del fiscal anticorrupción y el CNS, las elogia cuando ha de referirse al fideicomiso auspiciado por MORENA para contribuir a la reconstrucción de la Ciudad de México.

¿Qué se requiere legalmente, para que pueda disponer de Los Pinos y darle un uso diferente al de residencia presidencial; por qué le saca urticaria la posibilidad de volar en el TP01 -aunque ya piensa en disponer de él-, cuando su seguridad como la de los compañeros de viaje es importante?

Declara que promoverá la venta del avión presidencial entre Jefes de Estado y magnates y me pregunto ¿contratamos por la vía electoral a un Presidente de la República o a un representante de Amazon? AMLO adquirió el compromiso de cumplir un mandato constitucional, y en él figura la dignidad con la que ha de representar a la República. No puede olvidar lo que decían las abuelas: como te ven, te tratan.

Claro, el Comisario del Pueblo no requirió, nunca, de satisfacer esas veleidades, porque fue poseído por y poseyó el aura del poder irrestricto y temido, en el que la voz se convierte en voluntad, y al que no la cumple, ¡allá él!

La figura de Delegado Político trastocará el federalismo, con la pretensión de restaurar ese presidencialismo que ya no es posible, lo que puede discernirse del perfil socioeconómico de la mayoría de esos electores que optaron por un cambio, conscientes de que si el sentado en la silla presidencial siempre puede ser sustituido por la vía electoral, o cualquier otra que se confunda con los deseos de los poderes fácticos, o las inquietudes de las Fuerzas Armadas.

Ojo, concentrar el poder no siempre es una figura de izquierda, la extrema derecha, la que sueña con la izquierda pero come en buena mesa y siempre se sienta a la derecha, es la que tergiversa las voluntades del cambio deseado por los electores.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Claudia Sheinbaum

 Gregorio Ortega Molina 9 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*Lo que se ha dicho y escrito de ella dejó de ser pasado de referencia, porque lo que contará, desde el domingo 1° de julio serán sus acciones, las consecuencias de la toma de decisiones, el peso de la descentralización en la vida económica -si se efectúa-, pero sobre todo el reordenamiento urbano

Cuando Miguel de la Madrid Hurtado obtuvo la nominación priista para ser su candidato a la Presidencia de la República, corrió de boca a oído el siguiente mensaje: Está en el mejor lugar, en el peor momento. No hay razón de aclarar cualquier suposición, piensen lo que deseen.

Lo mismo ocurre a Claudia Sheinbaum. Durante más de una década fuimos engañados con el mito del santuario del Distrito Federal. En cuanto la sede del Poder Ejecutivo dejó de ser territorio federal para convertirse en una entidad federativa más, el velo se descorrió y la violencia se mostró con todas sus consecuencias.

La Ciudad de México no es ningún santuario. Para transitar por ella hay que hacerlo con el Jesús en los labios, rezar para no llegar al lugar equivocado en el momento equivocado. Aquí te matan hasta con un arma de juguete. Mueres del infarto que te da verte amenazado.

Pues bien, la señora Sheinbaum es la primera gobernadora de la Ciudad de México en llegar por la vía electoral (lo de Rosario fue un dedazo de Cuauhtémoc, y ella así le pagó), lo que obliga a que los observadores y analistas políticos la tengan bajo constante observación. Lo que se ha dicho y escrito de ella dejó de ser pasado de referencia, porque lo que contará, desde el domingo 1° de julio serán sus acciones, las consecuencias de la toma de decisiones, el peso de la descentralización en la vida económica -si se efectúa-, pero sobre todo el reordenamiento urbano, el fin de la impunidad y el combate a la corrupción.

La anterior reflexión está originada porque “Claudia Sheinbaum anunció parte de su gabinete. 17 cargos, 9 hombres y ocho mujeres con un perfil eminentemente académico y en la mayoría de los casos con experiencia en la Administración de la capital mexicana.

<<Todos y todas son de absoluta y probada honestidad; y todos son especialistas en sus temas. Es un privilegio que cada uno haya aceptado colaborar con el gobierno de Ciudad de México>>, anunció tras presentar a cada uno de sus futuros colaboradores.

“Dos de las carteras estratégicas, la secretaría de Gobierno y la de Finanzas, serán ocupadas por Rosa Icela Rodríguez y Luz Elena González respectivamente, ambas con más de 20 de años de carrera dentro de la administración de la ciudad. El Instituto de la Mujer pasará a tener categoría de secretaría y estará encabezada por Gabriela Rodríguez Ramírez, académica y consultora de Naciones Unidas”.

La cauda de nombres inspira confianza en unos y causa escepticismo en otros, porque así como el gobierno de los filósofos no es recomendado, ahora tendremos oportunidad de observar cómo resulta uno de académicos, de personas acreditadas por la honradez administrativa y la honestidad intelectual, lo que no necesariamente son virtudes para transitar entre esos pillos que buscan contratos y privanzas, sin necesidad de pasar por las normas legales.

Habremos de estar atentos.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: AMLO avisó

 Gregorio Ortega Molina 8 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*Sólo así concibe y se concibe como cabeza del cambio, de la cuarta transformación, de una regeneración nacional que no puede ser tersa, pero no debe tornarse en implacable

Que si AMLO es un mal portado porque no asume su papel de candidato triunfante -hoy lo declaran presidente electo- y a partir del 1° de diciembre responsable de ejercer su mandato constitucional como presidente (¿líder?) de 120 millones de mexicanos, para juntos hacer historia por medio de un movimiento de regeneración nacional.

¿De qué se extrañan columnistas, comentaristas, analistas y políticos de toda laya? En diversas entrevistas lo dejó muy claro: “no me interesa el cargo, soy líder de un movimiento social que llevará a México a su cuarta gran transformación”, y así se va a conducir, como líder y presidente, en la formación de un híbrido que puede traer serios problemas a la gobernabilidad, porque él, AMLO, también buscó la silla del águila porque quiere ser presidente como los de antes, con todo el poder posible en sus manos. Olvida que hoy, hace mucho dejó de ser ayer.

Su confrontación con el INE nos muestra su verdadera vocación: la impugnación como método, desde su actitud de líder. Lo otro es el mando y la pretendida reorganización de la República de Weimar adobada con nopales y servida con tortillas. Hoy hay más neonazis en busca del regreso, que filo comunistas añorantes del poder.

Amplia y necesaria cita de José Manuel Cuéllar Moreno, tomada de su ensayo La Revolución inconclusa, donde nos recuerda todo lo que en México dejó de ser igual:

El presidencialismo en México fue propiciado en buena medida por los constituyentes, inspirados tal vez por la idea (ya sugerida por Emilio Rabasa) de que un gobierno fuerte era en nuestro país condición necesaria para la paz y el desarrollo. El sistema presidencialista -emergido de la Constitución y perfeccionado por el partido oficial- combatió con éxito el caudillismo: se pasó de un poder legitimado por la fuerza personal, el carisma y la pistola de un hombre al poder impersonal de la investidura y la rotación burocrática de los presidentes. Sin embargo, para 1960 el peligro del caudillismo había quedado atrás -casi no se destinaban recursos al Ejército y la familia revolucionaria se había acomodado a la maquinaria relojera del PRI-, por lo que el sistema presidencialista perdía su razón de ser y se develaba como un sistema autoritario e intransigente. La Constitución del 17 no plasmó los ideales y el espíritu de la Revolución. Sino que representó más bien su solución populista y contrarrevolucionaria…

Hay que meditar en las consecuencias de la elección que lleva al poder a un caudillo, a un líder social que no quiere el puesto, no le interesa el cargo, pero desea, enormemente, ejercerlo con todo el poder que pueda acumular, porque sólo así concibe y se concibe como cabeza del cambio, de la cuarta transformación, de una regeneración nacional que no puede ser tersa, pero no debe tornarse en implacable.

No le demos vueltas. Cambio lo habrá, ya padeceremos o disfrutaremos del modo.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA COSTUMBRE DEL PODER: Palabra, poder, política

 Gregorio Ortega Molina 7 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*La palabra, se sirven de ella como del papel sanitario porque usada con habilidad limpia de cualquier felonía, toda omisión, todo exceso. Construye puentes, entendimiento, pero sobre todo sujeta al mandato de una ley que muy pocos observan

La palabra es poder. El tema es bíblico, histórico, literario. Ahora -como lo narra Antonio Muñoz Molina en su columna de Babelia de 21 de julio último- también es veneno.

Él elige una: raza. Nos cuenta que en Francia hay una reforma constitucional que la borra de su texto y la sustituye por humanidad, humanos y todos los sinónimos relacionados con los que nos constituimos como animales inteligentes que, de una u otra manera, establecen su dominio sobre la naturaleza, y como toda bestia, el del más fuerte sobre los débiles.

El instrumento por excelencia del poder político y espiritual, del oficio de mandar para bien y para mal, de imponer criterios, normas, leyes, narrativas históricas, es la palabra. Existen artesanos que la estudian y aprenden a usarla con habilidad para hacernos mejores seres humanos: los filósofos, poetas, literatos de todo tipo y todo otro artista como lo son pintores y compositores, porque el lienzo coloreado transmite una narrativa en lenguaje universal, y las notas musicales son mensajes personales y colectivos dirigidos a quienes disfrutan de la melodía, del ritmo.

En álgebra, física, química se escriben con símbolos distintos a las palabras, pero ese lenguaje crea conceptos, ideas, forma mensajes que los cófrades de esas disciplinas estudian y mejoran y convierten en una lengua común, que de alguna manera nos da acceso a esas otras áreas del conocimiento.

Raza es una palabra que se usa para confrontarnos a unos con otros; muchos términos se han universalizado para mantenernos sujetos con su veneno, escondido detrás del concepto y la idea, para vender a los gobernados una renovada promesa de futuro, el camino al entendimiento y la salud y la felicidad, cuando la <<globalización>> el <<libre mercado>> y <<reforma>> van siempre en sentido contrario de lo que nos venden como agentes liberadores de la carga significada en el ser humano, entender que la libertad es una entelequia y la salud un fideicomiso para los muy ricos; los programas sociales en política han de servirse de la palabra para que los compremos con los ojos cerrados, los oídos bien abiertos y la salivación a todo trapo, para que nos traguemos el cuento.

En el ámbito espiritual, clérigos, rabinos, pastores y hermanos, no hacen malos quesos con las palabras, porque están -ellos- más allá de la intuición en lo que a la fe se refiere, saben que es una gracia, un don, y tenerla o no, requiere de una absoluta templanza y una noble actitud de servicio. Es un obsequio que ha de atesorarse, y no cualquiera puede conservarlo, como tampoco es fácil encontrar un político dispuesto a sujetarse, con los ojos y la boca cerrados, al mandato constitucional.

La palabra, se sirven de ella como del papel sanitario porque usada con habilidad limpia de cualquier felonía, toda omisión, todo exceso. Construye puentes, entendimiento, pero sobre todo sujeta al mandato de una ley que muy pocos observan.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Posted in Uncategorized | Leave a comment