Carta abierta a Javier Sicilia

April 13, 2011

— 12:00 am

¿Cómo dirigirse a quien le arrebataron todo, incluida la razón? Carece de importancia si es poeta o no, si tiene fama o es un don nadie. Así como es necesario estar con las madres de Ciudad Juárez, es preciso acompañarlo a usted, Javier Sicilia, y al mismo tiempo cobijarnos con su aura, con su hálito para luchar contra la zafiedad, para rechazar la muerte violenta, la ejecución.

¡Qué importante que decidió cumplir con su plantón! Buen cuidado tendrán las autoridades de que nada le ocurra, no pueden darse el lujo de permitir, tolerar, descuidarse para que lo ejecuten como a Marisela Escobedo, porque como lo expresa Simone Weil, “la muerte es lo más precioso que le ha sido dado al hombre. Por esa razón hacer un mal uso de la misma constituye una impiedad suprema. Mal morir. Mal matar. (Ahora bien, ¿cómo se puede escapar a la vez del suicidio y del asesinato?) Tras la muerte, el amor. Problema análogo: ni mal goce, ni mala privación. La guerra y Eros son las dos fuentes de la ilusión y de la mentira entre los hombres. Su mezcla es la impureza mayor”.

Sólo usted y Felipe Calderón Hinojosa saben de qué conversaron durante dos horas, pero puede tener la certeza de que el presidente de la República, supuestamente de todos los mexicanos, será incapaz de desagraviarlo porque carece de poder para regresar en el tiempo, no puede decir la verdad, no puede condolerse si a través del poeta no honra a la sociedad entera, a las miles de madres, a los miles de padres que en esta guerra sin tregua y sin objetivos concretos perdieron a sus hijos. Me refiero a los fallecidos de uno y otro lado.

El presidente Felipe Calderón no podrá desagraviar a la sociedad a través de la palabra -no puede restituir las vidas perdidas-, si no cuenta la verdad de las auténticas razones que lo orillaron a modificar su propuesta de campaña, a dejar de lado la promesa de convertirse en el presidente del empleo, para transformarse en un guerrero.

Persisto don Javier Sicilia. Regreso a Simone Weil, con el propósito de solicitarle que impulse esa línea de reflexión, con el propósito de que el presidente de la República y sus empleados comprendan que “la obligación sólo vincula a los seres humanos. No hay obligaciones para las colectividades como tales. Pero sí las hay para todos los individuos que componen una colectividad, la sirven, la dirigen o representan, tanto en la parte de su vida sujeta a la colectividad como en la que es independiente de ella.

“Ningún ser humano puede sustraerse a sus obligaciones en circunstancia alguna sin cometer un crimen, salvo en el caso de que al ser incompatibles dos obligaciones reales sea forzado a incumplir con una de ellas.

“Así, la lista de las obligaciones hacia el ser humano debe corresponder con la de las necesidades humanas vitales análogas al hambre. Algunas de estas necesidades son físicas, como alimentarse. Son bastante fáciles de enumerar. Atañen a la protección contra la violencia, al alojamiento, al vestido, al calor, a la higiene, a los cuidados en caso de enfermedad”.

El asesinato de su hijo, como la ejecución -en sus diversas modalidades y por distintas causas, pero con idénticas consecuencias- de otros 40 mil mexicanos, muestra a la sociedad que el gobierno -éste y otros también- ha sido omiso, porque la violencia y el desempleo arrasan con el optimismo, suprimen la esperanza, borran la confianza que debiera depositarse en las instituciones que tanta, tantísima sangre costó construir.

Ha hecho usted propuestas para que esta guerra sin beneficio para la sociedad concluya. Algunos decidieron malinterpretarlas, por consideración a sus empleadores, para garantizar sus ingresos, pero es cierto, tanta muerte y degollina tiene que detenerse, y cuando refirió usted pactos o acuerdos, ¡vaya!, que no sean insolentes, todos sabemos que no se trata de sentarlos a la mesa, ni prestarles el garaje -como declaró el presidente que se hizo-, sino de cambiar de estrategia para que el Estado imponga, con inteligencia y no con balas ni mayor derramamiento de sangre, la autoridad del Estado a los delincuentes, pues la sociedad espera que el presidente cumpla con el mandato constitucional que juró observar: las garantías de seguridad física y jurídica contra una actividad delincuencial que, por su importancia en la economía mundial, no desaparecerá.

Claro que hay riesgo, pero como lo señala Simone Weil: “La protección de los hombres contra el miedo y el terror no implica la supresión del riesgo; por el contrario, exige la presencia permanente de cierta dosis de riesgo en todos los aspectos de la vida social, pues su ausencia debilita el ánimo hasta dejar al alma, llegado el caso, sin la menor defensa interior contra el miedo. Únicamente es necesario que aparezca en condiciones tales que no se transforme en sensación de fatalidad”.

Pero el daño está hecho. Cuando decidieron poner a México en una guerra interna contra un enemigo identificable pero invisible, no se detuvieron a pensar que curar las cicatrices dejadas por la violencia va a llevar años, será más costoso que tratar de establecer, después de los hechos, objetivos que nunca fueron claros ni se hicieron públicos.

Sí, don Javier Sicilia, el daño está hecho, pero usted es la víctima señera, la que puede conducir a la sociedad a reclamar de manera unida para que cese, se acabe tanta muerte.

A usted, como a muchos integrantes de familias quebradas por la guerra, lo convirtieron en desdichado, en los términos que Simone Weil define este fenómeno del alma y la razón. “Sólo hay verdadera desdicha si el acontecimiento que se ha adueñado de una vida y la ha desarraigado la alcanza directa o indirectamente en todas sus partes, social, psicológica, física. El factor social es esencial. No hay realmente desdicha donde no hay degradación social en alguna de sus formas o conciencia de esa degradación.

“El gran enigma de la vida no es el sufrimiento sino la desdicha. No es sorprendente que seres inocentes sean asesinados, torturados, desterrados, reducidos a la miseria o a la esclavitud, encerrados en campos de concentración o en calabozos, puesto que existen criminales capaces de llevar a cabo esas acciones. No es sorprendente tampoco que la enfermedad imponga largos sufrimientos que paralizan la vida y hacen de ella una imagen de la muerte, puesto que la naturaleza está sometida a un juego ciego de necesidades mecánicas. Pero es sorprendente que Dios haya dado a la desdicha el poder de introducirse en el alma de los inocentes y apoderarse de ella como dueña y señora. En el mejor de los casos, aquél a quien marca la desdicha no conservará más que la mitad de su alma”.

Es cierto, sólo hay que escuchar una y otra vez, en voz de Alain Barriere, la canción un poéte, pues efectivamente un poeta no vive mucho tiempo, pero sus palabras son eternas.

Gregorioortega.wordpress.com

@OrtegaGregorio

9 Comentarios »

  1. Algo debe de estar podrido cuando Calderón debe aclarar -y no es la primera ni segunda vez- que los muertos son por cuenta de la delicuencia organizada y no por responsabilidad de él y las fuerzas armadas de México. Después de 4 años y meses de propaganda política intensiva sobre la guerra del chaparrín, hoy nos debe recordar otra y otra vez que los muertos son por obra y gracia de los maleantes, y en buena medida así es, pero para su desgracia la percepción es otra. Algo debe hacer Calderón con su comunicación política pues difícilmente se le cree.
    Y un apunte: El dolor del Sr. Siclia debe ser tremendo, y por ello estoy con él y con todos los anónimos que han perdido a un familiar en las horas negras de México; sin embargo, espero que no se esté creando a otro engendro como el Sr. Martí o la Sra. Wallace, ni hablar de la Sra. Morera. Los medios los pusieron en un pedestal y hoy son chile de todos los moles y opinan de cuanta tontería se les pregunta. Hoy el Sr. Sicilia se le menciona como el misionero de la paz, por favor.

    Comment by chester — April 13, 2011 @ 8:03 am

  2. Chester: El señor Calderón tiene un mandato constitucional ineludible: preservar la vida de sus gobernados, includos los delincuentes, nos guste o no. No es posible que muchas personas se muestren satisfechas, y hasta contentas, cuando los integrantes de los cárteles se matan entre ellos, como si le ahorraran trabajo a las policías y al Ejército. No es así.
    El mandato constitucional es específico, no es una equivocada percepción de lo que ocurre, porque es un secreto a voces el peso económico del narcotráfico y otros quehaceres de la delincuencia organizada en la economía de las naciones, en la economía globalizada. No desaparecerá, por consiguiente es necesario acotarlo, constreñirlo, y no necesariamente a sangre y fuego. ¿Cuántos cómplices del narcotráfico de entre las autoridades de todos los noveles, de cualquier país, han detenido? ¿Combatir el lavado de dinero? ¡Por favor!, mueve muchas economías.

    Comment by gregorio ortega — April 13, 2011 @ 9:59 am

  3. Excelente nota Gregorio,como siempre pero esta vez llega a estremecer,como individuos ,como sociedad debemos plegarnos a esa convocatoria,a chester le diria que es practicamente una groseria comparar a Sicilia con la Wallace, Marti o la Morera al servicio del gobierno sin etica ni moral,el no pidio ser el conductor de este reclamo, la sociedad se lo esta solicitando,no son las televisoras,los paleros de los medios,las autoridades corruptas ,es el pueblo profundamente herido y perdido que requiere alguien que nos ayude a unirnos,solidarizarnos y exigir lo que por derecho nos corresponde.Las arteras descalificaciones que se han tejido,el discurso de Calderon que con un cinismo propio de un psicopata profundo quiere torcer el reclamo del ya basta cuando el es la autoridad,es el responsable de esta guerra infame,no escucha que la sociedad pide un cambio de estrategia y sordo persiste en el error.Calderon tiene en sus manos ,cosa que no tiene la sociedad, el ya basta que reclama,pero reclama ya basta de los pronunciamientos del pueblo contra su politica?el ya basta y que lo dejen seguir en este genocidio?asi parece no solo no escucha sino que intensifica su error,la sociedad exige paz,recomposicion de la sociedad,basta de corrupcion e impunidad,basta de discursos reiterativos donde siempre la culpa es del otro y no de quien la origino,basta de ineptitud,basta de abandonos y culpas ajenas.El mejor ejemplo es San Fernando despues de lo ocurrido hace 8 meses con 72 inmigrantes asesinados la PGR,la Defensa,la PFP no entendieron que este era un foco rojo,rojisimo que debia ser monitoreado,protegido y asegurado?tan inutiles son?o son ellos los responsables?no es entendible que despues de lo pasado,de las denuncias de desaparicion de camiones,de desaparicion de personas registradas desde hace casi 6 meses hoy con los hechos consumados se erijan como la autoridad “para mantener el orden”,que hicieron en todos estos meses?donde estan los servicios de inteligencia?donde el seguimiento por parte de la PGR de estas denuncias?como casi de la nada se han vuelto eficaces encontrando a 16 presuntos culpables dentro de las primeras 36 horas?como creerles?Imposible y SI Javier debes seguir para poder unirnos y recordarles dia a dia que estamos hasta la madre de tanta ineptitud,corrupcion,impunidad,de una clase politica lamentable y de un Pais olvidado por aquellos que estan obligados a proteger nuestra integridad,la de nuestras familias por que para eso tienen el cargo y estan donde estan,recordemos las Madres de Plaza de Mayo,recordemos los reclamos de otros pueblos y el ya basta crecera y las reglas las impondra para que se cumplan la sociedad,no estos inutiles.

    Comment by leonor — April 13, 2011 @ 9:59 am

  4. Gregorio:
    Muy buen artículo. Te felicito mucho.
    Tu mención de Simone Weil es impecable.
    Saludos,
    Federico

    Comment by Federico Ortiz Quezada — April 13, 2011 @ 10:01 am

  5. LO QUE NO ENTIENDE CALDERON ES QUE LAS MARCHAS, LOS GRITOS DE PROTESTA, EL DOLOR, EL MIEDO, LA ANGUSTIA GENERADOS POR LA DELINCUENCIA ORGANIZADA A ESTA NO LE IMPORTAN, LE TIENEn SIN CUIDADO….A LA OTRA PARTE QUE DEBE DE IMPORTARLE, POR ESTAR EQUIVOCADO Y NO CUESTIONAR SUS ESTRATEGIAS DE LUCHA, ES CALDERON, PERO NO LO ASUME, VUELVE A PONER EL ENFASIS UNICAMENTE EN LA DELINCUENCIA ORGANIZADA….EL PUEBLO NO LE VA A PEDIR AL CRIMEN ORGANIZADO QUE YA LE PARE POR MAS IDENTIFICADOS QUE ESTEN TODOS SUS CARTELES….SE LO VA A PEDIR A CALDERON PORQUE ES EL UNICO VISIBLE, VOTADO, VETADO, EXIGIBLE EN CUANTO A RESULTADOS….Y TAMPOCO LO QUIERE ENTENDER!!!!! LOS COMENTARIOS DE CHESTER Y LEONOR, EXCELENTES…OJALA Y SICILIA NO SE LA CREA, QUE ESE ES EL PUNTO DE CHESTER, COMO DEFINITIVAMENTE SE LA CREYERON MARTI Y MORERA….ISABEL WALLACE NO TANTO, ME PARECE QUE TIENE MAS PUESTOS LOS PIES SOBRE LA TIERRA QUE ESOS OTROS DOS……CALDERON SIGUE CON NECIO, TERCO, OBSTINADO EN HACER EL TRABAJO SUCIO A LOS GRINGOS Y TOMA LA PALESTRA PARA JUSTIFICAR SUS POLITICAS DE SEGURIDAD, EN LUGAR DE DARSE CUENTA DE QUE LOS GRINGOS ARMAN A LOS NARCOS, LE CREAN UN ESTADO FALLIDO Y DE INGOBERNABILIDAD, LE CRITICAN ABIERTAMENTE Y CALDERON SIGUE CON EMPECINADO CON LO MISMO….

    SALUDOS GOM!!!! EXCELENTE TU CARTA A JAVIER SICILIA, IMCLUIDOS TODOS LOS SICILIAS ANONIMOS EN EL PAIS….

    RP

    Comment by RP — April 13, 2011 @ 10:24 am

  6. Independientemente del enfoque abordado en estos comentarios, creo que hoy Don Gregorio cierra a la perfección el círculo de la investigación publicada por The Observer hace unos días. Con esta carta abierta al Sr. Sicilia se aterriza puntualmente todo el fenómeno de la “narcomacroeconomía” en la INNECESARIA tragedia humana que se vive hoy en México. Ya sea de manera forzada (por tales intereses transnacionales), de manera voluntaria (si recibiera parte de esos malhabidos beneficios), o de manera involuntaria (si no supiera lo que está haciendo), en cualquier caso el Lic. Calderón, por la responsabilidad señalada arriba que como presidente de México tiene, lleva una losa enorme sobre su microscópica humanidad. Que la santa iglesia le perdone sus pecados, si de algo le sirve…

    Comment by Joe Teuffer — April 13, 2011 @ 1:49 pm

  7. Agradezco a Leonor, Gregorio y de RP. Totalmente de acuerdo con la cuestión de la percepción, si Calderón tiene que salir a decirnos que es responsabilidad de los delicuentes la muerte de la población, no de él, y no se le cree, es porque la percepción de muchos, no yo, usted, RP o Leonor, sino de muchos mexicanos es que es responsabilidad de él salvaguardar la vida de todos los mexicanos; lavarse las manos y querer poner la situación o la pelota de lado de la delicuencia demuestra la profunda cobardía y la falta de responsabilidad con la que se maneja este chaparrín.
    Leonor, no quise ni debo comparar a Sicilia con los mencionados, que fueron muy respetables y admirados cuando buscaron respuestas y justicia a las muertes de sus hijos. No. Pero como bien explico RP La Sra. Wallace y el Sr. Martí, no así el Sr. Nelson Vargas, escucharon el canto de las sirenas y ahora en sus ONGs le entran a todo -y aquí lo hemos comentado-. Y son los medios sean de derecha, izquierda y centro los que los arrastran. El que ahora se le llame el misionero de la paz fue de Proceso.

    Comment by chester — April 13, 2011 @ 4:14 pm

  8. Hay tantas cosas que Simone Weil tiene que enseñar al México de hoy. Gracias por nombrarla y hacer pública a una de las pensadoras más claras del siglo XX. México es un país desenraizado (los ejércitos y el dinero son los principales desenraizadores, decía ella) y lo que nos pasa ahora, son variantes y descomposiciones de estos dos aspectos.

    Saludos

    Comment by Maria Severina — April 13, 2011 @ 5:02 pm

  9. Gracias chester por tu aclaracion por que tus comentarios son muy buenos,pero para echar mas lena al fuego estamos tan fregados que hoy en conferencia de prensa se dio a conocer que desde hace 30 dias el senor Gallo,que se me hace respetable renuncio con 10 de sus consejeros a la presidencia de Mexico Unido Contra la Delincuencia por que jamas le hicieron entrega de la situacion de la Institucion y esto no lo dijo el lo digo y escribo yo ,que la renuncia tiene que ver con los saqueos en esta institucion de los donativos y apoyos recibidos del gobierno.El palero de Gomez Leyva ante esta declaraciones se hizo el orate y repetia a se debe a fallas administrativas?No olvidarse que en sus programas siempre hay microfono abierto para las tranzas de la Wallace y la Morera.Por otro lado y con humildad solicito se plieguen en no aceptar el termino de “narco fosas”por que es dar por sentado quien lo hizo cuando aun no se sabe a quien responden los responsables,esto es calificar para confundir,desinformar al pueblo y no tener que investigr ni dar explicaciones,en el resto del mundo estos son CEMENTERIOS CLANDESTINOS,cambiemos el calificativo.

    Comment by leonor — April 13, 2011 @ 7:20 pm

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

1 Response to Carta abierta a Javier Sicilia

  1. ademir says:

    Extremely well executed writing!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s