La Fepade es instrumento de poder

April 26, 2011

— 12:00 am

La conversación se desarrolló en Pedregal de San Francisco. Espléndido el jardín: alcatraces, hortensias, azaleas, buganvilias y dos enormes jacarandas cuyas flores tapizan el pasto, en esa mezcla de colores que seducen y tranquilizan. La naturaleza también parece escuchar a mi interlocutor, quien con voz pausada advierte que la próxima elección presidencial superará, en todo, a las realizadas desde 1929.

Confía en mi capacidad de retener la idea, lo preciso que advierte cómo el comportamiento humano cuando de disputas por el poder se trata, es fiel a sí mismo. Cuenta que lo que se vivirá en esta nación irá más allá de La sombra del caudillo, de la violencia verbal, muy próxima a El rey Lear, tragedia donde el conde de Gloster, quien en conversación con Edmundo, su bastardo, advierte: “… el amor se enfría, la amistad se disuelve, los hermanos se dividen. En las ciudades rebeliones; en los campos, discordias; en los palacios, la traición; los lazos entre los hijos y los padres, rotos… Hemos visto lo mejor de nuestro tiempo. Maquinaciones, falacias, traiciones y todos los desórdenes ruinosos nos seguirán inquietamente a nuestras tumbas…”

Escucho con atención. Habla del proyecto de Ley de Seguridad Nacional -no aprobada hasta el momento de redactar el texto-, cómo ayuda a explicarse las razones de la renuncia de Arturo Chávez Chávez a la Procuraduría General de la República, y el nombramiento en la Fiscalía Especial para Delitos Electorales de José Luis Vargas Valdez. Repite, para él y para mí, una, dos, tres veces que “el proyecto de dictamen de en la Cámara de Diputados sobre reforma a la Ley de Seguridad Nacional, abre la posibilidad de que el Presidente de la República solicite y declare la intervención de las fuerzas armadas en contra de movimientos o conflictos de carácter político, electoral, de índole social o del trabajo, cuando considere que constituyan un desafío o amenaza a la seguridad nacional”.

Solícito mi interlocutor, pide que medite con cuidado en las razones que determinaron se incluyera lo electoral como prevención al financiamiento de los barones de la droga a las campañas políticas, ante la posibilidad de acusar sin pruebas, con el único propósito de desacreditar a alguno o a algunos de los contendientes, para incidir así en la emisión del voto.

Me conmina a tener en mente a José Luis Vargas Valdez, abogado egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México, quien desde 2009 es Fiscal para la Atención de Delitos Electorales. Que tenga presente que la trayectoria del nuevo fiscal está ligada al Centro de Investigación y Seguridad Nacional, donde fue director de Vinculación Institucional, Logística y Proyectos Especiales, y a instancias electorales, como el Instituto Federal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; tiene maestría en Derecho por la Universidad Pompeau Fabra de Barcelona, y diplomados en Mercadotecnia Política y Campañas Electorales; Derecho de la Seguridad Nacional y Alta dirección Gubernamental.

Advierte mi anfitrión que recuerde lo anterior, que medite en cómo México ha cambiado sin percatarnos de ello. Sostiene que el gobierno ha cruzado una frontera invisible y, en consecuencia, los<< ni ni>> y otros cientos de miles de jóvenes más lo perderán todo, puesto que desde el poder los confunden para que sean incapaces de distinguir entre el bien y el mal, porque al iniciarse la guerra presidencial al narco, desde Los Pinos se diseñó la contra propaganda para desacreditar a los pacifistas, para que dejaran de existir lo bueno y lo malo.

Es pesimista el interlocutor. Insiste en subrayar que lo que se espera de un buen gobierno es que disminuya la criminalidad, aún con conocimiento cabal de que eso no ocurrirá mientras la globalización continúe como es, para sostener estos sistemas políticos y económicos injustos que la articulan, como requisito para el funcionamiento de la mecánica económica que la justifica.

“Sí, México ahora es un país duro, duro y violento”, afirma cuando decide terminar la conversación, no sin antes reiterarme que todos los mexicanos hemos de estar atentos a lo que suceda con las propuestas de reforma a la Ley de Seguridad Nacional, y cómo de éstas puede anticiparse el comportamiento que seguirá José Luis Vargas Valdez en las elecciones presidenciales de 2012.

Salir de Pedregal de San Francisco hacia las colonias donde los de a pie transitamos por nuestras vidas, se convierte en un recordatorio de lo que ya no puede permitirse, ¡vamos!, ni siquiera aceptarse como lo sostenido por la consultora estadounidense Stratfor, que en un reporte explica cómo, aparentemente, este gobierno decidió fortalecer al cártel de Sinaloa, lo que de ser cierto da nuevo sentido a la Ley de Seguridad Nacional y  las pretensiones electorales de Acción Nacional. Pero no, no puede creerse tanta perversidad.

gregorioortega.wordpress.com

@OrtegaGregorio

2 Comentarios »

  1. LA FEPADE SIN UNA TOTAL AUTONOMIA Y SIN UNA LEY QUE PUEDA DARLE MAYOR FUERZA DE POCO O NADA LE SERVIRA AL PUEBLO PARTICIPE EN LOS PROCESOS ELECTORALES….DE MANERA QUE, EN EFECTO SE QUEDARA COMO UN INSTRUMENTO DE PODER DE CALDERON, POR MAS QUE VARGAS VALDEZ TENGA UN CURRICULUM APRECIABLE EN MATERIA ACADEMICA….POR OTRA PARTE, DE ACUERDO A LA NOTA DE EL UNIVERSAL DEL 17 DE JULIO DE 2010, VARGAS VALDEZ TOMO POSESION UN DIA ANTES….

    SALUDOS GOM!!

    Comment by RP — April 26, 2011 @ 6:57 am

  2. Como siempre muy buena nota y comentario de RP.En la pagina del INAP dentro de la convocatoria para el segundo curso de Inteligencia para la Seguridad Nacional existe un parrafo que mueve a risa dice textualmente:”la inteligencia para la seguridad nacional cuenta con un marco normativo que establece su objeto y ambito,identifica las principales amenazas contra el Estado y la viabilidad del desarrollo nacional,asigna compromisos especificos a la Administracion Publica,los Poderes de la Union y las entidades federativas,amen de ofrecer los mecanismos institucionales para el desempeno de esta singular actividad de gobierno”de este curso se reclutan los que integran la FEPADE,es decir el ejercito de burocratas,la pregunta es en que momento todo esto se lo pasaron por el arco de triunfo?con que cara Jose Luis Valdez puede hacer incapie en forma constante y amenazadora de evitar que dinero ilicito se infiltre en una campana, cuando trabaja para un presidente que le debe su nombramiento al mismo, sin considerar el fraude?en que momento se puede hablar de inteligencia si algo que falta en este gobierno es exactamente esto y aplicando el termino en todos los ambitos?la gran paradoja es que a mayor institucionalizacion mayor autoritarismo y para que no queden dudas lo que no se logro con la guerra,las masacres,la estigmatizacion de las familias de los caidos y de ellos mismos se propone y se extorsiona para que se apruebe la Ley de Seguridad Nacional,es decir el golpe de Estado legalizado y “consensuado”,rubrica perfecta para un Estado Fallido y un gobierno inepto y corrupto.Los gringos saben perfectamente que los mexicanos somos totalmente ajenos a un gobierno democratico,Jhon Adams,presidente de EEUU dijo “Lo mismo podia hablarse de democracia entre bestias,pajaros y peces ,que entre hispanoamericanos”pero encontraron su sirviente y si se atreve a esta Ley es por que EEUU lo esta aprobando como camino para someter al Pais,es el acto de mayor traicion,el mas abyecto que se ha planteado en America Latina en mas de cincuenta anos,somos retrogrados para todo, hasta en esto.No existe calidad moral en los politicos,en la SCJN,en las instituciones ,solo la sociedad se las puede devolver a traves de la unidad y la exigencia.

    Comment by leonor — April 26, 2011 @ 12:02 pm

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s