100X48

July 20, 2011

— 12:00 am

¿Puede la violencia convertirse en hábito? ¿Tener la facultad legal de ser violento, modifica el carácter? ¿Puede, la violencia legítima y legal del Estado, ejercerse sin control? ¿Conduce esa violencia legal a una adicción y a la dictadura?

Estas preguntas sin respuesta atosigan el caletre desde los días 8 y 9 de julio últimos, cuando el saldo oficial y legal fue de 100 asesinados, ejecutados y cercenados algunos de ellos, en 48 horas. ¿Son muchos? ¿Qué indican las estadísticas que servirían de referencia? ¿Puede, un guionista de serie de televisión, o de cine, imaginar y recrear dos crímenes cada 60 minutos durante 48 horas, incluidos en algunos de ellos el degüello? Queda la interrogante mayor, la pregunta sin respuesta, por lo que pudiese indicar: ¿Una vez cebados en la violencia, la sangre y la crueldad, quienes representan a la autoridad requerirán de modificaciones legales que las escuden, que les faciliten dormir con la luz apagada? Algo motiva la urgente necesidad de que aprueben la Ley de Seguridad Nacional.

Philip Kerr, en Una investigación filosófica anota: “Como ya he dicho antes, el siglo XX ha sido testigo de una cantidad de asesinatos sin precedentes en la historia. Dos guerras mundiales han contribuido a devaluar la vida en general. Parecería, pues, poco probable que en este último siglo pudiese producirse un renacimiento del arte de asesinar. Además, en los últimos años ha habido tal exceso de asesinatos, que se corre el riesgo de confundir cantidad con calidad. Pero en la mayor parte de esos asesinatos hay muy poca cosa digna de admiración, y la gran mayoría de los lectores del News of the World se conforman con cualquier cosa, con tal que haya mucha sangre. El buen gusto, sin embargo, requiere de algo más… Por eso De Quincey plantea: ¿cómo puede provocarnos piedad que un tigre mate a otro?”

El dilema está planteado, porque todo indica que para defender las propiedades y el sueño de las buenas conciencias, el presidente de la República determinó iniciar una guerra sin cuartel contra la delincuencia organizada; fue hasta que se encontró en medio de la carnicería, que se dio cuenta de que a sus oficiales del orden legal y legítimo -para que triunfasen sobre los malos-, debían convertirse en tigres, en esa absurda idea de que un clavo saca otro clavo.

Son esos tigres jóvenes y ambiciosos los que andan tras su oportunidad de hacerse con el poder, creen en la necesidad de restaurar el viejo régimen, en la absurda ilusión de que todo pasado fue mejor, y de que únicamente con un presidencialismo fuerte puede reinstalarse el orden constitucional, totalmente perdido, como lo indica el hecho de que Elba Esther Gordillo desafíe, sin consecuencias, a la institución presidencial, porque Felipe Calderón Hinojosa está a punto de despedirse, pero la institución, maculada o no, allí queda para quien vaya a encargarse de ella, en la absurda idea de la restauración, de hacer de la Secretaría de Gobernación lo que fue. Lo único que falta es que reinstalen a José Antonio Zorrilla.

Se niegan a comprenderlo los panistas, quienes -apoltronados en el embeleso del esplendor perdido, de una nostalgia de lo que no conocieron, pero oyeron decir- se comportan como el rico que negó a Lázaro alimentarse con las migajas que caían del mantel de su mesa.

De igual manera proceden los priistas que no entienden la urgente necesidad de hacer la transición, porque de no iniciarla pueden olvidarse del futuro como parte integral de una oferta de políticas públicas, debido a que ellos mismos se negarán la posibilidad de construirlo, al entregar a los poderes fácticos universales, incluidos a los que traen a mal traer a Barack Obama con el asunto de sus obligaciones financieras, la conducción del Estado mexicano.

El asesino al que persiguen en la novela citada, considera, reflexiona, escribe: “Evito utilizar palabras como crimen, asesinato y homicidio por razones obvias. Las palabras pueden significar cosas distintas. El lenguaje disfraza el pensamiento, hasta el punto de que en ocasiones no es posible determinar la acción mental que lo ha inspirado. Así que me referiré a esos actos como ejecuciones. Es cierto que no cuentan con la sanción oficial de la ley según el esquema del contrato social, pero la palabra <<ejecución>> permite evitar cualquier matiz peyorativo respecto de lo que es, después de todo, la obra de mi vida”.

El riesgo, entonces, es mayor, y las consecuencias de incurrir en error son incalculables, como ya lo son las de la tolerancia a Elba Esther Gordillo. No habrá proyecto de nación, futuro, posibilidad de que México sobreviva a 12 años de cruento panismo, sin transición, y en ella no cabe ese sindicalismo acedo que hoy reta a la autoridad, ni el sueño imposible de la restauración, del regreso del presidencialismo fuerte, porque entonces, con la cabeza gacha, se estaría permitiendo la instauración de un gorilato a la mexicana, de un estalinismo criollo más cruento que el de Pinochet y la junta militar de Argentina.

Pocos son los mexicanos sensatos, los que perciben la urgente necesidad de, al menos, iniciar la transición en serio. Resultó importante escuchar los discursos pronunciados durante la ceremonia de inauguración del Foro “Importancia de la Seguridad Nacional en el Marco de una Sociedad Democrática”, celebrada en el Senado de la República antier.

En su oportunidad, puntualizó el senador Manlio Fabio Beltrones: “Esta deliberación sobre la Ley de Seguridad Nacional -que por cierto se encuentra en carácter de minuta en la Cámara de Diputados, sujeta a la mejor disposición, inteligencia, trabajo, investigación y diseño por parte de nuestros amigos en la Colegisladora, que pueden perfeccionarla y llevarla hasta mejores puntos todavía, que nos indiquen que es el instrumento con el cual nosotros debemos sustentar buena parte de los propósitos que animan a volvernos a proveer de la seguridad pública tan necesaria que hemos perdido, pero también dar las garantías a todos aquellos que nos auxilian  hoy en día para que esto suceda, ante la incapacidad que se ha descubierto de nuestras fuerzas públicas civiles para podernos brindar estos resultados– nos habla que juntos podemos hacer un buen diseño que nos dé a todos la seguridad que nos permita confrontar con éxito la amenaza a la integridad de la Nación, representada por el crimen organizado transnacional, no nada más el nacional”.

¡Vaya!, por fin hay quien advierte, avisa, informa sobre la amenaza del exterior, porque ajena a los intereses de la nación fue como decidió el presidente Calderón establecer su política pública contra la delincuencia organizada, pues se ha mostrado a sangre y fuego que no es con cadáveres como se les ha de vencer, sino con inteligencia, actuando sobre la economía negra que todos los gobiernos del orbe necesitan, están urgidos de conservar como fuente de ingresos para equilibrar sus techos de endeudamiento y sus balanzas comerciales.

Por ello resulta importante resaltar lo expuesto por el senador Beltrones, quien considera “indispensable reflexionar sobre la urgencia de trascender las decisiones reactivas e inmediatas, que a veces son la causa de la dispersión de esfuerzos. Y en el largo plazo –ustedes mismos lo han dicho o lo han escrito– pueden dar como resultados rendimientos decrecientes y efectos no siempre positivos, a pesar de la buena intención de los esfuerzos de los gobiernos.

“En otras palabras, juzgo indispensable evaluar si debemos superar los enfoques y acciones incrementales, y dirigirnos hacia cambios y transformaciones cualitativas y sistémicas, concordantes con la complejidad del problema y las capacidades de los recursos actuales y potenciales del Estado; así como hemos coincidido con la necesidad de complementar la lucha contra el crimen organizado, con la instrumentación de la reforma del sistema de justicia y seguridad pública, más otro conjunto de reformas orientadas a prevenir y atender las adicciones y la desposesión de los recursos del crimen organizado, y las reformas constitucionales recientes en materia de derechos humanos y amparo, por mencionar sólo algunas, debemos atender en forma prioritaria la formación y consolidación de las capacidades institucionales y logísticas de quienes, en los hechos, tienen la responsabilidad de consumar.

“Y es que nos hemos dado a la tarea de salir a combatir a la delincuencia y al crimen organizado con todo el poder del Estado, pero sin haber dado los suficientes instrumentos y garantías a quienes salen a cumplir con este propósito, y arriesgan su vida, pero también el prestigio de las instituciones, mismas que debemos salvaguardar”.

No se trata, entonces, de convertirlos en tigres, sino en formarlos como mejores personas, mejores ciudadanos, para que de manera responsable y como corresponsables, combatan al crimen organizado al nivel de la inteligencia, hacer a un lado la fuerza bruta, que favorece la violación de los derechos humanos, exhibe a las fuerzas armadas y permite que pocos o muchos miembros de las distintas corporaciones policiacas llenen las escarcelas, sus escarcelas, para los meses o años de vacas flacas.

gregorioortega.wordpress.com

@OrtegaGregorio

 

5 Comentarios »

  1. Leonor: Ayer supongo que leyó cansada. No comparo a Elba con Eva, digo que la maestra milagrosa soñó con superar a la “virgen” de los descamisados argentinos. Elba Esther soñó con ser como ella, lo que no significa que me atreva a compararla con Evita. Bastante tuve ayer con ponerle otro apellido. Saludos

    Comment by Gregorio Ortega Molina — July 20, 2011 @ 11:12 am

  2. Gregorio agradezco su comentario,no estaba cansada, se lo garantizo,pero la comparacion no me parecio buena,porque no debe olvidarse que fue Eva o Evita la que aceracando al pueblo, permitio que un militar ,como Peron,formado en el fascismo de Musolini,la dejara hacer y gano.No la considero la “virgen de los pobres”,pero si les dio voz,aun frente a sus excesos,que provenian de su resentimiento, por descalificacion y denigracion de su origen,creo que ha sido un personaje fundamental en la vida del pueblo argentino.

    Comment by leonor — July 20, 2011 @ 12:08 pm

  3. Leonor: En la novela de Tomás Eloy Martínez, Santa Evita, la califican de virgen de los descamisados; los adjetivos no son míos, y es cierto, Perón sin Eva no hubiese existido. Pero de vuelta al tema, creo debemos insistir en el perjuicio que a la educación ha causado Elba Esther, que no es poca cosa y es irreversible. Los que salieron tontos o mediocres de las aulas, así se quedarán. El botín del que se han hecho es recuperable, es cuestión de que le echen ganas y decidan romper la aureola de impunidad que le da protección.
    saludos y gracias por dedicar tiempo a mis textos, modestos, pero auténticos.

    Comment by Gregorio Ortega Molina — July 20, 2011 @ 12:42 pm

  4. Estimado Don Gregorio, desde mi punto de vista las frases: “reflexionar sobre la urgencia de trascender las decisiones reactivas e inmediatas” y “evaluar si debemos superar los enfoques y acciones incrementales, y dirigirnos hacia cambios y transformaciones cualitativas y sistémicas”, son una forma mezquina que utiliza el Senador Beltrones para insinuar algo que “quiere pero no quiere”, porque a lo mejor, de darse una verdadera transición, hasta él mismo saldría “bailando”. Si no tiene la entereza para hablar claramente y postularse él mismo como abanderado del cambio del sistema político que le urge a nuestro país, puntualizando las acciones concretas y modificaciones a la Constitución de los E.U.M. para logralo, sería mejor que ya no ande “mezquineando” (no deja de gustarme el término inventado por RP!) con que hay que hacer esto y lo otro para salvar al país. Las instituciones, los líderes sindicales, los Poderes de la Unión, los partidos políticos, todo está secuestrado por intereses que lo último que buscan son el desarrollo y bienestar de la Nación. Buscan su desarrollo y bienestar personal, por el buen o mal camino. Yo comenté en este espacio que Usted amablemente nos permite, que estoy dispuesto a escuchar las propuestas del Senador Beltrones y de cualquiera que quiera proponer algo mejor a lo que tenemos, pero hay que hablar con claridad y no andar rebuscando las frases para que los mensajes resulten confusos, como que sí y como que no. Y luego, por otro lado, tenemos casos como el Dr. J.R. de la Fuente, quien en lugar de “entrarle” al asunto, dice que está mejor trabajando en la sociedad civil, claro, cualquiera busca su beneficio personal antes del común. Es una pena, no vamos para ningún lado, sólo vamos sobrellevando a nuestro México, botín de todos y tierra de nadie, insisto. Saludos!

    Comment by Joe Teuffer — July 20, 2011 @ 12:59 pm

  5. Estimado Gregorio,he leido el libro de Eloy Martinez ,en donde estos adjetivos fueron utilizados para transmitir lo que el pueblo sentia hacia este personaje.Para bien o para mal,nunca sabremos que podia llegar a hacer, murio a los 33 años,la edad de Crito,un 26/7/1952,es decir el proximo martes se cumplen 59 años de su muerte,acaecida oficialmente a las 20.30 horas de un sabado ( la real fue a las 11 horas),despues de haber comentado el 25 que le gustaria morir asi,luchando hasta el final,el mismo dia que el Cyrano de Bergera,obra que le habia impactado moria y que motivo en form espontnea que el pais en pleno suspendiera todo y se paralizaba,basta ver su velorio,para presenciar uno de los actos mas multitudinarios de honra y dolor de un pueblo,ante la perdida de su abanderada.Con respecto a la maestra ,estoy totalmente de acuerdo,en lo que no lo estoy es que se exculpe de facto ,a los distintos gobiernos y sus funcionarios.Con respecto al tema de hoy,hay algunas cosas que me llaman la atencion:despues de un fin de semana atroz,cunde nuevamente una casi paz,parecen como ramalazoz orquestados para no dejar de infundir miedo y gobernar por el terror, realmente actos dirigidos y no autonomos dado que nada ha cambiado en estos ultimos quince dias,es como hacerle comparsa al discursos de Calderon y de Poire.Con respecto a Beltrones comparto lo dicho al 100 por 100 por Joe Teuffer.Al respecto cabe recordar lo difundido en CNNM el 20/5/2011 en donde se da a conocer que el gobierno de EEUU cuestiona la renovacion del PRI, por la designacion de Beltrones como coordinador de los senadores priistas,esto revelado por un cable del 2006,filtrado por wikiLeaks y publicado por La Jornada.Este comentario surge por aquellas fechas ,cuando Beltrones se reunio con diplomaticos estadounidenses criticando duramente a Fox por interferir en las campañas y filtrar informacion incriminatoria y al IFE por haber realizado un trabajo mediocre y erratico.Nada de ello es mentira,pero eso sirvio para que EEUU considerara los argumentos de Beltrones como “poco convincentes” y subraya el estribillo frecuente de los tricolores y agrega “Es implacable operador politico que florece y prospera en la politica de puertas cerradas”y su eleccion desmiente que el PRI se reinvento.Agrega ” Extremadamente afable e impecablemente peinado y arreglado,Beltrones exuda confianza en si mismo.Suele hablar deliberadamente de modo intenso y en tono de voz baja,intercalando en la conversacion frecuentes pausas elocuentes y hace contacto directo y prolongado con los ojos de sus interlocutores.Lo que el PRI realmente necesita es un periodo de introspeccion genuina y con Beltrones atribuyendo casi toda la culpa de la derrota a Fox,la instrospeccion tal vez sea una habilidad que le falta”,asi concluye el cable,pero eso mismo ,tan bien descripto,es lo que lo aleja del electorado.La agradecida soy yo, por tu espcio y tus notas.

    Comment by leonor — July 20, 2011 @ 3:59 pm

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s