SCJN y SAT, cómplices

September 28, 2011

— 12:00 am

Los políticos mexicanos se asemejan a los personajes sicilianos de las novelas de Leonardo Sciascia. Aquí como allá la impostura es actitud cotidiana, comportamiento normal del que para poder discernir qué hay detrás de cada una de las decisiones o propuestas que apuntan a modificar la realidad social, es necesario hacer un gran esfuerzo de reflexión y análisis.

El tiempo elegido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para encerrarse a estudiar y ofrecer una resolución sobre las legislaciones de San Luis Potosí y Baja California, en las que se obliga a las mujeres a ser madres en contra de su voluntad, dada la sensibilidad del tema, que es moral y político, que es de vida y muerte, sirvió para que pasara desapercibida una resolución del mismo tribunal sobre el salario mínimo, y para que los ministros, como es su costumbre, escabullan el bulto de la responsabilidad de su mandato constitucional, permanezcan en ominoso silencio mientras el presidente Felipe Calderón se esfuerza porque el Congreso apruebe como legal lo que no puede serlo en materia de garantías individuales y derechos humanos. Es la apuesta por un golpe de Estado jurídico y judicial, como el dado por Ernesto Zedillo al disolver a la Corte para nombrar, por él y ante él, a los 11 nuevos ministros.

En la resolución de la Corte que al salario mínimo se refiere, los ministros no hicieron sino desaparecer una impostura que adquirió constancia de normalidad en cuanto se iniciaron los aumentos salariales de emergencia en 1973, y luego se continuaron con las crisis económicas, como la que hoy amenaza al mundo y muy seriamente a México, por el gasto en seguridad pública y la ausencia de seguridad jurídica para garantizar inversiones y crecimiento económico.

Desaparecer las exenciones fiscales al salario mínimo no fue sino borrar una impostura para establecer una nueva complicidad, pues quién gana en este país ese estipendio, que se ha convertido en una entelequia porque hace mucho dejó de ser referente.

¡Claro, hay quienes ni siquiera ganan el salario mínimo! Son esos millones de mexicanos en el desempleo, en pobreza alimentaria y en pobreza extrema. Los que tienen la suerte de tener un trabajo, por mal remunerado que esté, no tiene como referencia esa tasación oficial considerada suficiente para vivir con decoro. ¿Quién puede hacerlo con esa remuneración al mes? Nadie.

El problema con las imposturas políticas y sociales es que además de convertirse en normas -unas veces transitorias y otras permanentes- funcionan como muros de contención o como tapaderas. Ese hipócrita comportamiento humano cubre las injusticias, pero también evita que sean mayores. Al dejar de existir una referencia -que con la exención fiscal se constituía en advertencia ética e ideológica para la actual política laboral-, aunque nunca se le respetara o fuese imaginaria, se desborda la avaricia, se facilita la explotación, se abre la puerta al expolio del trabajo, que es la única fuente de dignidad, realización e ingreso de millones de mexicanos.

Para comprender lo anterior, es suficiente con ver la imagen tomada durante la reunión del Pleno y transmitida por la televisión. En ella destacan los ojos de incredulidad, de azoro, de no comparto esa idea, de Luis María Aguilar, mientras Sergio Armando Valls Hernández, en actitud salaz, da lectura a lo que se convirtió en ley.

Inmersa la sociedad en la anomia producida por la guerra de Calderón al narco y sus resultados, dicha resolución parece haber pasado de noche salvo para El Sol del Bajío, del que rescato la información del reportero, que es un poema: “El sector obrero descalifica la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de avalar que quienes ganan el salario mínimo paguen impuestos, pues aseguran que la retribución de estos en servicios y seguridad social no es equivalente.

“Arnulfo Bocanegra, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la región, señaló que los jueces temen el desequilibrio de la economía, pues ‘son millones de mexicanos los que ganan un salario mínimo’.

“El pasado lunes, la Suprema Corte de Justicia resolvió lo anterior al defender como constitucional la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que indica que todos los trabajadores deben pagar impuestos. La Corte justificó que cualquier trabajador recibe las mismas prestaciones sociales y el pago de indemnizaciones, por lo que no procedió el amparo que interpusieron cinco trabajadores con el argumento de que el pago de impuestos no permite cubrir sus necesidades básicas.

“En este sentido, Bocanegra manifestó que los impuestos afectan gravemente a los que perciben un salario mínimo, ya que no reciben un trato mejor en las instituciones de salud a las que están afiliados y así como sus sueldos, reciben un apoyo mínimo para la adquisición de una vivienda o para el retiro.

“Agregó que las contribuciones que los ciudadanos realizan y concretamente las sujetas a nómina, son para recibir beneficios como persona y como sociedad en su conjunto, sin embargo ‘¿los jueces están seguros de que quienes ganan el mínimo reciben los apoyos sociales de maneja justa y equitativa?’, preguntó el representante de los asalariados.

“Asimismo, se mostró indignado por las políticas nacionales que presionan a los trabajadores de menores ingresos, como en este caso, a que cumplan con sus obligaciones fiscales, sin embargo algunas transnacionales no pagan impuestos por diversos factores.

“Es muy difícil vivir con esto, pero por una parte los jueces tienen razón, porque al exentar de impuestos a quienes menos ganan se caería la economía, porque somos millones en el país, dijo, y reflexionó que ojalá tuvieran la visión de incrementar los salarios para evitar negaciones en las contribuciones, concluyó”.

No debe olvidarse que el fisco es voraz, pues mantiene -contra toda lógica y en contradicción legal- a muchos contribuyentes con doble tributación, al cobrarles el ISR y el IETU. Y don Arnulfo Bocanegra que cree que si quienes cobran el salario mínimo no pagan sus impuestos, la economía nacional entraría en quiebra.

Va México exactamente en sentido contrario. Mientras en Estados Unidos se proponen revisar e incrementar los impuestos a los más ricos, acá, sin más y con la complicidad de la SCJN -en actitud inversa a su mandato constitucional-, se inclinan por insistir en dejar exangües a los que menos ganan, pues para eso son pobres.

gregorioortega.wordpress.com;

@OrtegaGregorio

3 Comentarios »

  1. La agenda regresiva sigue imparable su curso mientras la sociedad dormida se pierde entre elecciones, aborto, narco y demás cortinas de humo, todo para seguir orpmiendo y diviendo a la sociedad sin ser molestados……

    DESPIERTA MEXICANO !!!

    Comment by El Ventilador — September 28, 2011 @ 10:34 am

  2. MUY OPORTUNO TU COMENTARIO GOM! Y EL SUPER BREVE Y LACONICO DE EL VENTILADOR NO TIENE DESPERDICIO ALGUNO…LOS CALIFICATIVOS, LOS EPITETOS DE NADA SIRVEN, EL ESFUERZO DE HACER ANALISIS Y PROPUESTA AL PARECER TAMPOCO Y ESTOS ESPACIOS GENEROSOS SE CONVIERTEN EN MURO DE LAMENTACIONES, EN VACIADEROS DE LA FRUSTRACION QUE GENERAN TODOS LOS DESNIVELES DE GOBIERNO AL NO CUMPLIR ESTOS CON SUS FUNCIONES, AL CONTINUAR CON SU ACTITUD MENOSCABADORA DEL BIENESTAR DE QUIENES DEBEN DE SERVIR Y PROTEGER….PERO ESO SI, A LOS GRANDES DEUDORES DE IMPUESTOS NI CON EL PETALO DE UNA ROSA….EN QUE PIENSA EL GOBIERNO ENTERO? POR LO VISTO NO PIENSA….

    SALUDOS GOM!!

    RP

    Comment by RP — September 28, 2011 @ 11:17 am

  3. Estimado Gregorio,la SCJN en este Pais es el brazo “justiciero” del infame gobierno que tenemos.No existe independencia,ni credibilidad en ellos,lo han demostrado una y mil veces,son lacayos al servicio de este gobierno,que con absoluta impunidad y acompañado del juicio de la “Primera Dama”que es un real peligro,manda linea para que no queden dudas,haciendo evidente y publica la amenaza.Estamos en un Pais con un gobierno,que sin pudor exive su aspecto dictatorial,su terrorismo de Estado y de un gobierno fallido.Aquien pedirle justicia?a quien exigirle cumplimiento de la ley?A nadie,estamos a la deriva pero ademas sumergidos en la corrupcion y la impunidad total.Se nos olvido que este es un Estado laico y soberano,que en forma artera Calderon y sus secuaces trata de doblegar.Lo ocurrido hoy en la SCJN nos vuelve a las epocas negras de la inqusicion. ,retroceso y repudio total.Esto no es de a gratis,es una forma mas de exterminio de la poblacion mas indefensa,porque no cuentan estos rastreros que paso con los programas de planificacion familiar?porque no cuentan donde estan las clases de educacion sexual?porque no cuentan como destruyero el Censida,asi se mueren mas rapido?porque no cuenta que existen cadenas de farmacia como las Farmacias Guadalajara,que no venden condones,ni pildoras anticonceptivas,ni la del dia siguiente?porque no cuentan que el cuentito de la abstinencia y por lo tanto masturbarse, genera graves problemas de personalidad,cuando no engendros ,como el Padre Maciel,violadores y otro gran grupo de inadaptados sociales?porque no cuentan que la falta de educacion sexual,del scarceo amoroso,nos coloca,a los mexicanos varones, como uno de los paises cabeceras en eyaculacion precoz,en impotencia sexual(hay que vender Viagra y los productos de Genomalab) y de mujeres,mas del 70% sin deseo sexual,en edades precoces, porque no saben lo que es un orgasmo,desconocen el punto G?O no saben que pedirle a un “macho maxicano” que se ponga un condon,es arriesgarse a recibir una paliza?o que tener hijos,que no se pueden mantener,aumenta los niños de la calle.la venta de los mismos,son tan criminales que desconocen estas consecuencias? El asco y la repulsa, por estos funcionarios GORDOS,ineptos,bien gatillados en dinero,inmorales y corruptos ,que ejercen su accion impunemente,deberian ser distituidos,sin ningun tipo de beneficios y ser juzgados y penelizados, por todo el daño que le han hecho a la sociedad.Que carguen con las muertes de mujeres inocentes,a las cuales se les quita el derecho,por ignorancia de otras formas y por miedo,de evitar estas consecuencias.

    Comment by leonor — September 28, 2011 @ 3:11 pm

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s