Moreira, de boquiflojo

October 21, 2011

— 12:00 am

El exceso de confianza en sí mismos ha conducido a los mejores al fracaso. Al no considerarse los imponderables, al perderse de vista la manera de pensar y actuar del contrincante electoral, quien aparece en el “top” de las encuestas, sean éstas verídicas o confeccionadas para engañar al que paga, de pronto se precipita sin explicación aparente, sino la de la soberbia que impide ver los errores propios.

Humberto Moreira, que se comportó como el nuevo chico del barrio, con la consigna de verse bravucón para determinar quién manda en la lid político electoral, hoy no es sino un muñeco de ventrílocuo por cuya boca salen las descalificaciones a Josefina Vázquez Mota, a Andrés Manuel López Obrador, a quienes apuestan a la coalición, a Gustavo Madero Muñoz y a todo aquel en desacuerdo con que el próximo presidente de México se llame Enrique Peña Nieto. Esto tiene un costo político.

Lo tiene porque Moreira se descalificó a él mismo, al no dar la cara a las acusaciones que lo relacionan con la falsificación de documentos oficiales, con el propósito de obtener mayor presupuesto para Coahuila, también para endeudarla más. Su permanencia como presidente del CEN priista lesiona la imagen de su candidato, ejerce presión sobre las propuestas del partido que dice dirigir, dificulta cualquier cambio de imagen -cuyo propósito es demostrar que el PRI es distinto, no regresa al escenario vestido con el traje nuevo del emperador- para atraer al elector, que no es el mismo al del año 2000, cuya capacidad de análisis puede garantizarle a Peña Nieto el ingreso a Los Pinos, pero de ninguna manera cederle el control del Congreso; a estas alturas comprar en metálico la cláusula de gobernabilidad resultaría casi imposible, por no decir fuera de presupuesto.

En un gesto de sabiduría política, de experiencia, de ceder para ganar, de caerse para arriba, consciente de que después sería recompensado, debió apersonarse en las oficinas de su candidato para gestionar su salida con dignidad, a sabiendas de que Miguel Ángel Osorio Chong, que ganó el Estado de México, es el plan B para quitarse de encima todas las dudas acerca del cambio del PRI, que está urgido de demostrar que no es el del error de diciembre, el de la crisis económica, el de 68 y 71; en fin, que es distinto al partido que en cinco años le ha dado a los mexicanos más de 50 mil muertes violentas, quién sabe cuántas viudas, o huérfanos, o viudos, o baldados y daños colaterales, cuánta hambre y humillación para servir los intereses del Imperio.

Se debió ir hace mucho, por boquiflojo.

Gregorioortega.wordpress.com

@OrtegaGregorio

1 Comentario »

  1. Creo que en todos los candidatos o precandidatos campea el boquiflojismo, claro en nadie más como Calderón que opaca a los precandis del PAN….sin embargo, todos tienen cola que les pisen, cuando no Moreira por la forma en que endeudó Coahuila, pues Cordero porque lo dejó hacer o porque sugiere una vida paradisiaca en Mexico con base en ingresos por 6 mil pesotes wow!!!!….o Chepina que sin menú alguno no pudo con la maestra milagrosa de cuanta bajeza la ha caracterizado…o Creel y la ley de TV y su conexión con los casinos….o Peña Nieto con el lastre del misterio de su primera esposa, lo de Paulette, lo de Montiel, etc….o Beltrones aliado con Calderón para darle posesion y cobrarle los favores y que cómodamente desde su curul dirige la orquestacion de sus propuestas sin ningún gesto heroico que lo acredite como haberse lanzado a todo lo largo y lo ancho de Mexico para que tratara de convencernos de las bondades de aquéllas….o el Peje que anda medio reviviendo prometiendo ahora no ser expropiador y ser un buen cristiano ante los grandes capitales regios….o Ebrard que no acaba de levantar….en fin, pareciera que el contexto político fuera de pura gente decente, honorable, honrada,acreditada y valiosa pero NO, no es asi, estamos rodeados de puros corruptos, cínicos y ganones para donde volteemos, pero eso es lo que hay y ya debiéramos indignarnos porque nos cuestan a todos los mexicanos un friego de lana mantenerlos ya sea en el Ejecutivo, en el Legislativo, en el Judicial, en los Gobiernos de los Estados, en los de los Municipios, en los Congresos estatales, en la CNDH, en el IFE, en los partidos….en fin….otra queja más y en el mismo sentido ante este gran muro de lamentaciones y de denuncias….

    saludos GOM!!!!

    RP

    Comment by RP — October 21, 2011 @ 10:56 am

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s