Desaparecidos, el foro

La Costumbre del Poder Gregorio Ortega Molina I 25/06/2013 ,12:00 am

Desde el punto de vista histórico y político, los desaparecidos son la némesis del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y podrán serlo del actual. Irse sin dejar rastro, quedar borrado, obliga a que la sociedad replantee su relación con el gobierno, aunque éste fue constitucionalmente elegido.
Es de tal importancia este problema, que durante los primeros días de junio se celebró aquí el Foro Internacional sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias en México, durante el cual Rupert Knox, investigador para AI, dijo que para que exista una credibilidad de parte de las víctimas, y se vaya construyendo un diálogo basado en la confianza, el Estado tiene que demostrarlo. Recalcó que México es un país con todas las posibilidades de solucionar esta tragedia humanitaria, pero es necesario que haya un cambio en la actuación de las autoridades.
En una de las mesas de discusión se abordó el tema “El enfoque de los derechos humanos en las políticas públicas y la legislación”; en ella los ponentes manifestaron la urgencia de que el Estado mexicano transite del discurso a la operatividad.
En dicho foro también participó Rainer Huhle, miembro del Comité contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas; precisó que ese Comité no realiza acciones para buscarlos, pero sí genera una presión al Estado para la búsqueda y localización con vida de las personas desaparecidas; por su parte, Santiago Corcuera, académico de la Universidad Iberoamericana, mostró su azoro porque el Estado mexicano no ha reconocido la competencia de ese Comité, e instó a “hacerlo a la brevedad posible”. Corcuera, quien a partir del primero de julio se integrará a ese organismo de la ONU, mencionó que si los servidores públicos no reconocen la tragedia humanitaria, ésta no se puede enmendar. Valoró el trabajo que las madres de personas desaparecidas realizan en México para recabar la información, precisamente porque “carecen de la instrucción requerida y obtienen información valiosísima”, mientras que los servidores públicos -“que se supone tienen la instrucción”- no pueden hacerlo.
En la mesa de discusión donde se abordó el tema “La atención integral a víctimas”, el panelista Bruce Daniel Osorio González, del Equipo de Estudios comunitarios y de Acción Psicosocial de Guatemala, ahondó en la noción de que la desaparición es un fenómeno social y por eso no puede tratarse de manera individual. Una desaparición involucra a la persona desparecida, a su familia y a grupos extendidos. Por eso mismo, la atención debe ser comunitaria. En un segundo momento de su participación, Daniel abordó el tema de la reparación, la cual debe estar a cargo del Estado como una acción de protección a las víctimas, ya que es responsable por acción u omisión. En cuanto a los tipos de reparación mencionó la emocional, la social, la política y la económica. Todas ellas deben ir de la mano para otorgar una reparación integral que implique acceso a la justicia y a la verdad.
Aquí es donde me cuestiono: ¿puede, la ausencia forzada de un ser querido, repararse de manera económica? Es preferible la verdad, es deseable el escarnio público a quienes permitieron y/o alentaron las desapariciones.

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s