¿A quién sirve el Congreso?

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 18 septiembre, 2013.12:01 am

Una inteligente lectora descalifica mis textos, por ser acerbos sobre las promesas y los resultados de las políticas públicas del nuevo PRI. Concluye que debemos dejarlo gobernar.
Decantado el análisis del mensaje político del primer Informe de gobierno, me pregunto si quieren gobernar, porque, otra vez, ponen las carretas antes de los caballos.
EPN está decidido a competir contra el tiempo. Estableció un plazo fatal: 120 días para transformar al país. Imposible. La gestación humana requiere, para dar al mundo un buen producto, de 270 días. El éxito de las reformas estructurales está más allá de la aprobación constitucional y legal obtenida en el Congreso, más allá, también, de la legislación secundaria, porque para que el cambio rinda frutos es necesario transformar a los mexicanos, modificar su manera de pensar y su actitud, convencerlos de que es mejor pagar impuestos que eludirlos. Nada más difícil.
Empresarios y mexicanos de a pie, líderes sociales y de opinión, grupos religiosos y sindicatos, todos, consideran que lo que no los beneficia en lo particular, los perjudica. Esto no se modifica de la noche a la mañana.
De allí que resultara inquietante la petición de EPN a la sociedad, para que ésta apoye al Congreso y puedan legislarse y aprobarse las reformas estructurales en 120 días. La pregunta lógica es: ¿qué ha hecho el Congreso por sus representados, por los que deben apoyarlos? ¿No es a la inversa?
¿Cuántos diputados y senadores han regresado a sus distritos -incluso los de mayoría-, para explicar las políticas públicas del partido en el poder, los alcances y límites del Pacto por México, las reformas a las cuales se suman los partidos de oposición? ¿Podría, Emilio Gamboa Patrón, convencer a los yucatecos y a los mayas, de los beneficios de las reformas educativa, energética y hacendaria? Es un gran cortesano, pero no lo veo haciendo la otra parte de su chamba, no nada más la grilla dentro del Senado de la República y en las comidas y cenas. ¿A quiénes representa Gamboa Patrón?
Como a él, puedo enumerar a muchos. ¿Cuántos integrantes del Poder Legislativo tienen la voluntad de regresar a sus distritos, la capacidad cognitiva para explicar las reformas y sus beneficios, para que la sociedad las haga suyas e irreversibles?
Lo anterior me lleva al diálogo El deber, donde Platón pone en boca de Sócrates lo siguiente: “Pero, mi querido Critón, ¿debemos hacer tanto aprecio de la opinión del pueblo? ¿No basta que las personas más racionales, las únicas que debemos tener en cuenta, sepan de qué manera han pasado las cosas?”
Critón responde: “… es muy necesario no despreciar la opinión del pueblo y tu ejemplo nos hace ver claramente que es muy capaz de ocasionar desde los más pequeños hasta los más grandes males…”
Concluye Sócrates: “Ojalá, Critón, el pueblo fuese capaz de cometer los mayores males, porque de esta manera sería también de hacer los más grandes bienes. Esto sería una gran fortuna, pero no puede ni lo uno ni lo otro; porque no depende de él hacer a los hombres sabios o insensatos…”.
¿Cómo, entonces, la sociedad puede apoyar al Congreso, si los mexicanos desconocen contenido y beneficios de las reformas estructurales? ¿Podrán, en 120 días, explicar los legisladores a sus representados lo que deben conocer para que los apoye? Usted, lector, dirá.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s