El Fobaproa de Calderón

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 25 octubre, 2013.12:01 am

Pagamos en México, desde hace mucho, los resultados de la crisis financiera internacional de 2008. En silencio, para no causar alboroto y se le comparara con Ernesto Zedillo, Felipe Calderón Hinojosa creó su Fobaproa hipotecario; a pesar de su esfuerzo las desarrolladoras de vivienda cayeron en quiebra. Hizo lo que prometió nunca hacer.
Pasado el momento de las advertencias, enfrentados a las consecuencias del pésimo manejo de la economía, a las que se sumarán las de la estúpida actitud del Tea Party y la ausencia de imaginación de Obama para resolver la confrontación entre la Cámara de Representantes y la Casa Blanca -le era suficiente ver los capítulos de The West Wing, donde el guionista resuelve un contencioso similar-, pues siempre está a la mano la manera y oportunidad de exhibir la mala leche de la oposición, las costos sociales y económicos de su actitud en la sociedad.
Si allá el gobierno de Estados Unidos confronta a una minoría que perjudica al total de la sociedad que representa, acá las expectativas suscitadas con motivo del regreso del PRI al gobierno, motivaron el suficiente entusiasmo, entre muchos mexicanos, como para causarles la presbicia que distorsiona su percepción de la realidad.
El taimado Felipe Calderón Hinojosa resultó ser un político pasado de listo, engañó a los experimentados priistas que regresaron con un aura publicitaria de infalibilidad, idéntica a la de los pontífices; al entregarles el poder les obsequió su caja de Pandora con los secretos de su administración sexenal; al hacerlo los convirtió en cómplices que decidieron no exhibir y denunciar lo que estaba por venir y hoy padecen los mexicanos.
Los 120 días para transformar México se confrontarán con el crecimiento cero o la recesión franca; los organismos financieros cuya “sabiduría económica” les permite establecer los índices del PIB en todo el mundo, han pronosticado un descenso en lo que respecta a nuestra nación, a la que dan, con reservas, un índice de 1.2 por ciento, si bien terminan el año los funcionarios del gabinete económico.
Desconozco en cuánto incidirá el gasto para reconstruir las zonas afectadas por las lluvias, pero si se manejan con inteligencia y debido a que la industria de la construcción es uno de los motores de la economía y de la reactivación del mercado, al rehacer carreteras, puentes y hogares, al desazolvar las presas y al repavimentar las calles, pudiera crecer el empleo, dignificarse el salario y estimularse la adquisición de bienes y servicios con el propósito de facilitar a la sociedad una sensación de bienestar.
Pero la realidad tiene a la nación prendida del cuello. Todo hace suponer que el gobierno no hará el gasto que se necesita, y los indicadores económicos, como el de la industria automotriz, advierten que el mercado del automóvil se cayó dos por ciento, y la producción descendió 4.6 por ciento a tasa interanual, lo que no es precisamente el paraíso para quienes son los responsables del crecimiento de México.
El regreso del PRI a Los Pinos se anunció de pronóstico, y así será, el costo económico y político, de no deslindarse de los errores de los gobiernos panistas, lo pagarán con el rechazo electoral de la sociedad, y con el asombro de los administradores de los poderes fácticos, que tuvieron sus esperanzas fundadas en ellos.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s