La mirada de la patria

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 19 noviembre, 2013.12:01 am

La ingeniería social alemana impuesta por los Acuerdos de Versalles, facilitó que Adolfo Hitler llegara a la Cancillería del Reich. Pareciera que replicar el acceso de otro loco al poder es imposible, pero lo que hoy sucede en Venezuela, obliga a reflexionar sobre la posibilidad de que el chavismo, además de la insidia sembrada por los servicios de inteligencia, conviertan a Nicolás Maduro en otro Juan Vicente Gómez, o Marcos Pérez Jiménez.

Es oportuno preguntar si los venezolanos compran el cuento del ministerio de la felicidad, si festinan que el rostro de Hugo Chávez se aparezca en el metro, que sea ese fantasma el que hoy posea la mirada de la patria, tan penetrante, que para el próximo ocho de diciembre le dedicarán el día del amor y la lealtad al comandante supremo.

En El recurso del método, Alejo Carpentier narra con acuciosidad los destellos de la dictadura de Juan Vicente Gómez. En Suiza conocí al hijo de Fortunato Herrera, mano derecha de Marcos Pérez Jiménez. La fortuna heredada le permitiría o le permite vivir sin ninguna preocupación de índole económica, porque ellos sí recibieron el amor y la lealtad de los venezolanos, que les gusta que sus gobernantes se despachen con la cuchara grande.

Las dictaduras de América del Sur han sido especialmente cruentas y crueles, y se han alternado en diversas naciones, pero nunca han dado un respiro a esa zona del continente, donde lo mismo se miente para evitar el crimen de Estado, que se asesina con el propósito de disfrazar la mentira como decisión ineludible que debió asumirse desde el poder.

Los métodos no varían, porque lo importante es preservar lo que garantiza la conservación del poder. Anota Giuseppe Carlo Marino: “Entre la democracia cristiana y la Iglesia, entre negociaciones secretas y teatrales exhibiciones, el nuevo curso afirmó por la soberanía democratacristiana, adquiriendo enormes depósitos de consensos electorales, con un sutil juego de complicidades entrelazadas, en función de un orden que se sostenía sobre el aprovechamiento de una continua liquidación del Estado en beneficio de cada vez más intereses privados y de clientela”.

Hugo Chávez llevó a cabo algunas expropiaciones. Maduro mantiene las manos ocupadas con otros problemas, pues la ausencia del comandante supremo le impide resolverlos como si estuviese asistido por la mirada de la patria, de allí que deba referirse a él como si el rostro que apareció en el metro, fuese la reposición del milagro de los panes y los peces.

Por lo pronto, ya le dieron poderes especiales.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

Compártelo:

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s