El rostro del dolor

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 22 noviembre, 2013.12:01 am

La Biblia tiene narraciones desgarradoras acerca del desprecio con el que el ser humano trata a sus semejantes. Es el ninguneo como especialidad adquirida, obsequiada por la naturaleza o debido a una perversión cultivada con esmero.

Herodes, que ardía por fornicarse a su hijastra, entrega la cabeza del Bautista en una bandeja de plata; la sociedad judía, mal educada por los fariseos, obligaba a los leprosos a exilarse y a usar una campanilla que avisara a los “limpios” de su proximidad. Después, en Castilla y Alemania, los hebreos son castigados con idéntico oprobio.

Nadie que no viva iluminado por la fe, desea abrazar su destino al del muerto en vida, al del acosado por el dolor, le deformidad, la fealdad, el desprecio con el cual los auto considerados normales tratan a los enfermos.

Si Daniel es lanzado a los leones, Sansón es vaciado de los ojos y encadenado, para que pueda ser debidamente escarnecido, como parte del desahogo merecido por el pueblo y otorgado por los gobernantes.

Sólo Cristo toca a los enfermos y los sana, pero ninguno más desea tener contacto con lo impuro, pues así era catalogada la enfermedad, que de un mal funcionamiento del cuerpo, pasaba a convertirse en un castigo divino.

Por eso llama la atención esa fotografía de Francisco, pontífice y obispo de Roma, a quien en la imagen se ve fundido en un abrazo con el vivo rostro del dolor; abrazado a una piel gris, descompuesta, llena de bultos y malformaciones que bien pueden ser tumores o la manifestación de una lepra.

¡Vamos, lectores! Se multiplican los casos de alumnos expulsados de escuelas porque así lo exigen los padres de niños sanos; no hace mucho Tom Hanks obtuvo un premio al encarnar al personaje de Filadelfia, película en la que se aborda el maltrato recibido por los enfermos de Sida.

¿Me hubiera atrevido a abrazar al desdichado al que Francisco se entrega como un bálsamo en el dolor? ¿Habría vencido la náusea de tenerlo cerca? ¿Me habría dejado vencer por el asco?

He sido testigo de la actitud religiosa, de las muestras de fe en seis pontífices. Francisco convoca a sus feligreses a que, junto con él, transformen la administración del legado de Cristo. Naturalmente que pueden asesinarlo, porque el negocio representa más dinero que almas.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s