Cobalto 60 I/III

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 18 diciembre, 2013.12:01 am

“En el robo del material radioactivo, Mercedes Juan, secretaria de Salud, y Mikel Andoni Arriola Peñaloza, titular de Cofepris, abdicaron de su responsabilidad política y social; no han dicho esta boca es mía, cuando las consecuencias del ilícito son más de salud que legales”, argumenta la doctora Leonor Magenties.

Añade, de inmediato, que nadie del sector salud se ha cuidado de explicar qué hacía ese cobalto en un transporte para nada apropiado, sin seguridad, precisamente para evitar lo que ocurrió, y para conjurar las consecuencias de lo que todavía falta por saber: el número de afectados y sus niveles de contaminación, pues el riesgo consiste en que en las poblaciones donde estuvo ese expuesto a los habitantes, es muy posible que en el futuro nazcan niños anancefalicos o con espina dorsal bífida, sin contar las muertes y la imprudencia de no aislar a los ya contaminados.

Con el desorden que se traen en el país, la autoridad se ha relajado. De inmediato recuerdo una anécdota narrada a un reducido grupo de escuchas por Donato Miranda Fonseca.

Contó, quien fuera secretario de la Presidencia de Adolfo López Mateos, que en el viaje a Argentina, el presidente de México fue obsequiado con un hermoso semental de ganado vacuno, transportado por avión al Distrito Federal, donde a pesar del interés presidencial por rescatar su obsequio, de la intervención del Estado Mayor Presidencial, las autoridades fitosanitarias de entonces lo retuvieron en cuarentena, con la advertencia de que podría ser sacrificado.

“Se entiende”, comentó alguien, “el país salía del riesgo latente de la fiebre aftosa”; Miranda Fonseca añadió: “No se equivoque, si en un país las autoridades de salud son incapaces de oponerse a un capricho presidencial, será un país enfermo”.

Somos testigos de lo que ocurre, de ello deja constancia Proceso: “Francisco Sánchez Ángeles, El Pantera, fue una de las primeras personas que tuvo contacto directo con el material radiactivo robado en Tepojaco, Hidalgo.

“Y es que el trabajador de la construcción se echó al hombro una parte de la fuente de cobalto 60 para llevarla a su casa, refiere su mujer Olita, quien junto con su esposo enfrenta el repudio de sus vecinos de Hueypoxtla, Estado de México. Los culpan de lo que ocurre en la comunidad, aunque otros dicen que fue benéfico que Francisco ocultara la barreta entre la paja, porque de esa manera no le da directamente la luz solar; el día que levantó la barreta, a Francisco le dio vómito y el hombro le quedó como quemado. Ese día fue al médico, pero le dijeron que no era nada grave, y hasta esta mañana, añadió, no le habían practicado exámenes médicos, aunque permanecía en un hospital de especialidades”.

¿Ocultarán algo? ¿Proceden con transparencia?

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s