Cobalto 60 III/III

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 20 diciembre, 2013.12:01 am

La inquietud de la doctora Leonor Magenties sobre el descuido en el manejo de material radioactivo, su robo y las consecuencias de las personas y núcleos poblacionales que fueron expuestos a la radiación, tienen que ver con la salud y la irresponsabilidad de las autoridades sanitarias al no informar.

Añade la doctora: el transporte no llevaba GPS, ni seguridad, ni los avisos correspondientes, etc.; como el IMSS se lava las manos en esto, nombre de la empresa que se tiene contratada, responsables del transporte, el asalto dejó al descubierto la corrupción e impunidad; los rayos gammas emitidos por el cobalto son penetrantes y agresivos, tienen efecto acumulativo en las células de los expuestos y muerte en aquellos que han estado en contacto; en los expuestos el efecto es acumulativo y altera el ADN de las células, siendo las células medulares las más sensibles, y el embrión lo que puede generar malformaciones congénitas enfermedad cancerosa, no las enfermedades que mencionaste anteriormente, y más que aislar a los expuestos falta un plan sanitario de seguimiento para detectar precozmente cualquier patología.

De la investigación de Índigo, se destaca lo siguiente: Por normativa internacional los materiales radioactivos deben ser manejados, transportados y manipulados bajo los más altos estándares de seguridad; el isotopo Cobalto 60 es utilizado en aparatos industriales y médicos. Se le relaciona principalmente en el mundo de la medicina con la radioterapia y los rayos gamma; también es utilizado en la industria alimenticia para desinfectar algunos alimentos; a raíz de los atentados del 9-11, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha puesto mayor énfasis en la seguridad de aparatos industriales o médicos que utilicen materiales radioactivos; el director general de la AIEA, Yukiya Amano dijo que la mera exposición del materia radioactivo es lo suficientemente peligrosa para dañar o matar a cientos de personas; el director de la CNSNS refirió que en México hay un promedio de media docena de robos anuales reportados de material radioactivo, pero ninguno ha sido algo intencional, los ladrones querían los vehículos que transportaban.

El material radioactivo, que era transportado desde Tijuana, Baja California, a un tiradero de desechos tóxicos en el Estado de México, fue trasladado sin ninguna medida de seguridad, el camión carecía de GPS, por lo que fue difícil su posterior localización, y quienes manejaron ese cobalto 60 carecían de todo conocimiento para hacerlo dentro de los límites de su propia seguridad y evitar la radiación.

Como consecuencia de este suceso también debe revisarse la documentación que ampara el tiradero donde sería confinado ese cobalto 60, y la sociedad mexicana merece una explicación sobre las razones por las cuales acá debe tirarse la basura nuclear del imperio.

El mundo cambió. Se reordena la geopolítica y cambian las prioridades de la seguridad nacional de Estados Unidos, a tal punto que el vecino del sur debe ser considerado el confinamiento nuclear y de desechos tóxicos.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s