Jesús, líder social

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 23 diciembre, 2013.12:01 am

La imagen pública del Vaticano es poliédrica. El rostro de Jano es más fácil de identificar, sólo fue una deidad de dos caras. La actividad desempeñada y la actitud asumida por Juan Pablo II y Francisco son los rostros de una fe que no puede tener dos, sino uno solo.

La propuesta de reflexión anterior dista mucho de ser un atentado contra el dogma, aspira a rescatar la identidad del Cristo que nos ha sido escamoteada, en cuanto Constantino intuyó y conoció su verdadera fuerza, tan grande que lo tomó como su Dios y convirtió su enseñanza en religión de Estado.

De allí el pavor que El Vaticano, como Estado y como institución administrativa, siente ante la teología de la liberación. En Vie de Jésus, de Ernest Renan, leímos: “La oposición es la gloria de un país. Los grandes hombres de una nación son a los que matan. Sócrates enseñó en Atenas, ciudad que juzgó no poder vivir con él. Spinoza es el más grande de los judíos modernos, y la sinagoga lo excluyó ignominiosamente. Jesús fue el honor del pueblo de Israel, que lo crucificó”.

La deidad no muere, permanece y modifica el comportamiento de sus seguidores, o simplemente desaparece, porque se deja de creer en ella. De ser creyente, puede aceptarse que se deshicieron del cuerpo de Jesús, pero con ello edificaron y consolidaron su divinidad.

Según Renan, Jesús propone “Una inmensa revolución social, en la que los roles quedarán invertidos, en la que todo lo que es oficial en este mundo será humillado, es su sueño. El mundo no le creerá, el mundo lo matará”.

¿Está muerto el cristianismo? Francisco, pontífice y obispo de Roma, intuye que la religión burocratizada por sus administradores puede ser la lápida del dogma y la fe, de allí que se haya propuesto transformar al Estado Vaticano, que es un lastre como hoy funciona.

Anticipa Renan: “Apareció un gran peligro para el futuro de esta moral exaltada, expresada en un lenguaje hiperbólico y con una energía temible. A fuerza de separar al hombre de la tierra, se rompe la vida. El cristiano será alabado por ser mal hijo y mal patriota, si es por Cristo que resiste a su padre y combate a su patria. La ciudad antigua, la República, madre de todos, el Estado, ley común a todos, se convierten en hostiles al reino de Dios. Un germen fatal de teocracia fue introducido en el mundo”.

Mañana expondremos las razones de Constantino, para hacer del cristianismo una religión de Estado.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s