¿Gobierno de resultados?

LA COSTUMBRE DEL PODER
Gregorio Ortega Molina el 30 diciembre, 2013.12:01 am

Los resultados del regreso del PRI a Los Pinos son tangibles, palpables, se resienten en los bolsillos de las amas de casa, en la inseguridad propiciada por el incremento de los secuestros en 32 por ciento, en la que favorece a las guardias blancas disfrazadas de autodefensas y policías comunitarias y, además, alienta la actividad de guerrilleros que permanecían “dormidos”.

Una herejía sindical, de acuerdo a los cánones del corporativismo, trae en jaque al gobierno federal, al de la ciudad de México y al de Oaxaca; las leyes que darían contenido y peso a las reformas en telecomunicaciones, para contener al duopolio televisivo y garantizar mejor calidad y más bajo costo en los servicios, han sido pospuestas para la eternidad.

Para conculcar la ciudadanización del IFE, han optado por vestir con el traje del emperador a esa nueva institución que sería el INE. Determinaron posponer la reforma del IFAI, porque ésta conllevaría la creación del organismo anticorrupción tan ofertado y tan necesario, pero que de crearlo significaría una revisión exhaustiva del pasado reciente, o un borrón y cuenta nueva, como siempre ocurre en observancia a ese principio de la política mexicana que perdona los pecados del pasado, para garantizar el perdón de los que se cometerán en el futuro.

Al darse a conocer los resultados de la prueba PISA, a Emilio Chuayffet Chemor le cayó el 20 sobre los alcances de su reforma administrativa destinada a contener al SNTE, y se da cuenta que ha de hacerse una auténtica, verdadera reforma de los contenidos educativos. ¡Al fin!

¿Para qué bordar otra vez sobre las opiniones que mereció la reforma fiscal o hacendaria, si ya privilegiaron a los de siempre, con el decretazo de los estímulos fiscales? ¿De qué sirve analizar de nueva cuenta la reforma financiera y su peso sobre los usuarios pequeños de las instituciones bancarias o hipotecarias?

Pero, en honor a la verdad, el regreso del PRI a la silla presidencial cumplirá con los propósitos originalmente ofertados, porque efectivamente moverá a México y favorecerá que los mexicanos despierten de esa anomia en que los sumergieron las reiteradas crisis económicas, la abortada aportación del neozapatismo, plasmada en los Acuerdos de San Andrés, aprobados para después olvidarse de ellos, por considerar que son anticonstitucionales, según los expertos.

Esa peregrina idea de auspiciar la creación de policías comunitarias, de tolerar las autodefensas, de hacerse los desentendidos para que sean los ciudadanos los que enfrenten las consecuencias de una delincuencia organizada fuera de madre, da al traste con el entusiasmo que propició el regreso del PRI a Los Pinos.

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s