LA COSTUMBRE DEL PODER: El deporte nacional

Gregorio Ortega Molina el 17 marzo, 2014.12:10 am

 

dolares2Hay dos deportes nacionales en México, ambos definen la clase social y las aspiraciones de quienes los practican.

El primero, como me comentara en algún momento de 1969 Emilio Uranga, se convierte en un contrato de esperanza firmado a ciegas: participar en todo juego de azar patrocinado por el Estado. Un anuncio de Pronósticos Deportivos refleja con claridad lo que es. Me refiero al de la frase: “Ya me vi…”.

El otro es hermoso, porque implica control absoluto sobre el futuro económico del participante, aunque tampoco está carente de la adrenalina producida al correrse el riesgo de perder una parte del patrimonio personal o familiar. Me refiero a la exportación de capitales que, al ponerse en manos ajenas y a distancia, pueden ser escamoteados para perderse en el vericueto de los paraísos fiscales o las cuentas numeradas, o diluirse en la especulación financiera. Pocos son los que van a la inversión en negocios productivos.

Veamos. El Banco de México dio a conocer que, durante 2013, empresas y particulares mexicanos transfirieron a cuentas bancarias en el extranjero recursos por 27 mil 382.8 millones de dólares, cantidad que duplicó a la registrada en el primer año del calderonato.

Puntualiza el Banco Central que, además de las transferencias a cuentas bancarias, empresarios mexicanos enviaron al exterior recursos el año pasado por 9 mil 967.8 millones de dólares destinados a realizar inversiones en actividades productivas.

La suma de recursos transferidos desde México a bancos en el exterior más la inversión realizada por empresas mexicanas fuera del país, llegó el año pasado a una cifra sin precedente de 37 mil 350.6 millones de dólares.

Las estadísticas oficiales indican que entre 2003 y 2013, los ciudadanos y empresas mexicanas transfirieron a cuentas bancarias en el exterior 85 mil 304.6 millones de dólares. En el mismo periodo, las inversiones directas realizadas por mexicanos fuera del país fueron de 97 mil 58.9 millones de dólares; en los últimos 10 años los ciudadanos y empresas mexicanas transfirieron a cuentas bancarias y para realizar inversiones allende las fronteras, recursos por 182 mil millones de dólares, más que el saldo actual de la deuda externa del sector público, que en diciembre pasado se ubicó en 130 mil 949.7 millones de dólares.

Quizá lo anterior sea el origen de que el gobierno concibiera el Pacto Fiscal, pero una cosa es cierta, hay mexicanos que apuestan su futuro a los juegos de azar, y otros a la exportación de capitales.

 www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s