LA COSTUMBRE DEL PODER: De Carpizo a Videgaray

 

 

VIDEGARAY CARPIZOMéxico se distingue por ser, en el pospuesto combate a la impunidad, un país de anuncios, de apuestas perdidas. Para la administración de justicia -cuando de un delito mayor se trata, y a él se ligan hombres y nombres del poder- de inmediato ofrecen crear una comisión u ofrecen hacer públicas las listas de los delincuentes.

Hilaridad y desconcierto causaron las listas del “chayo”, en las que no estaban todos, ni todos los enlistados se lo embolsaban; se aderezaba la conversación sobre ese modelo de corrupción, con los nombres de los funcionarios de prensa especializados en la “ordeña” de sobres. Después, la sofisticación y el establecimiento de otros acuerdos.

Fausto Zapata Loredo anunció, con bombo y platillo, que se harían públicas las listas de los sacadólares, los que nunca fueron  conocidos, porque existieron pero eran miembros de las élites económica y política, y de ninguna manera convenía exhibirlos.

Quien se llevó las palmas fue el procurador General de la República, Jorge Carpizo, al hacer públicas unas listas de narcoperiodistas confeccionadas a modo, y de las que se desprendieron leyendas urbanas en las que sus creadores mezclaron ficción y realidad, como la de la herencia y los herederos de Rafael Aguilar Guajardo, o la de los periódicos propiedad de Juan José Esparragoza El Azul, o la edición de los libros sobre narcopolítica en Editorial Grijalbo.

Para no quedarse atrás y recorrer, otra vez, el sendero de las ofertas incumplidas, porque no serán todos los que enlisten y no estarán enlistados todos los que son, y porque dichas listas fueron confeccionadas, en su origen, fuera de México, Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público, anunció que se haría público -¿ya ocurrió? O fueron filtraciones- un listado de personas y empresas vinculadas con el narcotráfico, con el propósito de bloquearlas del sistema financiero nacional.

Precisó que la dependencia a su cargo se apoyará en las listas elaboradas por la ONU y la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos; Videgaray aseguró que la lista incluirá personas y empresas relacionadas con acciones de financiamiento al terrorismo, como parte de la reforma financiera recién aprobada por el Congreso de la Unión en México.

“Tenemos ya la facultad y tenemos ya el acuerdo con Estados Unidos y, en los próximos días vamos a emitir la lista mexicana, para la cual tenemos facultades de adoptar las listas de Naciones Unidas y de Estados Unidos”, precisó Videgaray Caso.

¿Y los nombres de los políticos y empresarios vinculados al narcotráfico? De eso ni se habla.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s