OCDE perfila nuestro futuro

LA COSTUMBRE DEL PODER

Gregorio Ortega Molina/

gom 23En casa siempre me advirtieron que, de no estudiar, me sería harto difícil encontrar un buen trabajo. El término dignidad refería, en la época de mi infancia y adolescencia, a otro concepto de la existencia que al de ser taxista o velador. Héctor Suárez inmortalizó ese paradigma mexicano: El mil usos.

Luis Echeverría, entre cuyos aciertos está la fundación del Conacyt, refirió, sin profundizar -quizá porque no le alcanzaban las luces-, al cambio de estructuras mentales que, necesariamente, pasa por la educación superior y los posgrados, aunque después los poseedores de maestrías y doctorados se ganen la vida vendiendo seguros o casas, o cobrando para los despachos que a eso se dedican, o, de plano, ante la temida chamba de taxista, aunque ahora está a la moda la extorsión, el secuestro y el bandidaje de cuello blanco.

El verdadero desánimo sobre lo que se anticipa para México, llega cuando la OCDE hace pública su opinión: tener altos niveles educativos en México no se traduce en evitar el desempleo. El reporte Panorama de la Educación 2014, preparado por esa institución, destaca que el mercado laboral nacional favorece, más que en otros países, a aquellos con pocos estudios.

Destaca la información de los medios: “Qué quiere decir que el mercado laboral toma a los que tienen bajas capacidades y, quizá, encuentra más difícil integrar a los que tienen más altos niveles”, explicó Gabriela Ramos, directora del gabinete de la OCDE.

No le demos demasiadas vueltas a los resultados de la investigación, lo que sucede en México es consecuencia de la globalización y la interdependencia, además de las exigencias geoestratégicas de Estados Unidos y los requerimientos de los políticos totonacas para sostenerse en el mangoneo. El futuro de los mexicanos será trabajar en las empresas que requieren en América del Norte, para la seguridad territorial y el desahogo económico de los habitantes que pululan desde Alaska hasta el río Bravo.

Los resultados del reporte indican que en 2012 las tasas de desempleo fueron más altas entre los adultos con educación superior al ubicarse en 4.6%, que entre los adultos sin educación media superior, donde el porcentaje fue de 3.5; “en la medida en que no abordemos el tema de la informalidad habrá un incentivo negativo a incrementar el nivel educativo de la población y no va a desaparecer”.

Pamplinas, que el lector no le dé más vueltas al tema, la integración de México a América del Norte y a la globalización, va, pero hacia abajo en materia de empleos bien remunerados.

http://www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/ gom

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s