LA COSTUMBRE DEL PODER: Osorio Chong, ¿lo logrará?

 

Gregorio Ortega Molina/

gom110215Tengo la certeza de que habrá elecciones en Guerrero, desconozco en qué condiciones, las consecuencias, pero sobre todo los resultados.

De seguro Miguel Ángel Osorio Chong, por conducto de su amigo y protegido, Ángel Heladio Aguirre Rivero, ya negocia con la Ceteg para abrir los espacios necesarios a efecto de que los guerrerenses puedan emitir sufragio, lo que no queda claro son los márgenes de seguridad con que contarán los funcionarios del INE, los observadores y los electores.

La puesta en operación de la jornada electoral en Guerrero probará la capacidad del secretario de Gobernación para tejer acuerdos y cumplir, para garantizar seguridad e imponer, al menos, la imagen de que en México los electores pueden salir a la calle sin temor.

No es un tema baladí. Si decide, Osorio Chong, militarizar las casillas electorales con el pretexto de garantizar la paz social, se desvirtuará el objetivo y los propósitos del ejercicio del sufragio libre, sin presencia de las autoridades, sólo con los insaculados y bajo el testimonio de los observadores electorales.

¿Cómo garantizará, el secretario de Gobernación, la seguridad pública el día de las elecciones en Guerrero, y en todo el país? Siempre hay locos dispuestos a dar su vida a cambio de unos segundos de fama, como ocurrió con el caso de la granada en Morelia, durante el festejo del 15 de septiembre; naturalmente también hay quienes están dispuestos a morir por sembrar esperanza e ideales, y su número crece en proporción exacta a las promesas incumplidas por parte del gobierno, sobre todo en lo que atañe a corrupción, impunidad y crímenes violentos, sin fin y ausentes de lógica y explicación.

Norman Mailer, en apariencia pasado de moda, da la pauta en Crónicas presidenciales, para redondear la dimensión del desafío de Osorio Chong: “Todo aquello que tienda a acortar la vida es monstruoso. No tenemos derecho a acortarla, puesto que la vida es la única posesión de la psiquis y en la muerte no tenemos sino la nada. ¿Qué puede decirse, pues, en defensa de las carreras de bólidos, de la guerra o de los guantes de seis onzas?”

Ahora los términos del análisis son más complejos, porque ya sabemos que no hay guerras justas, y están a la moda actitudes y actividades que parecían abominables y hoy las hacen sin miramientos: levantones, desapariciones, asesinato, incineración.

En esos términos se marca la diferencia del ambiente electoral, de la seguridad pública, entre 2012 y 2015.

www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom/pp

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s