LA COSTUMBRE DEL PODER: Lo que perdimos con el NO griego

  • La actitud de los directores de los organismos financieros internacionales y de los bancos acreedores para con los deudores, recuerda la estrategia y empecinamiento de los “enganchadores” de tarjetas de crédito bancarias, porque lo importante es tener más clientes imposibilitados de pagar el capital de los créditos contratados, pero seguros y puntuales pagadores de intereses de usura por la eternidad
  31 jul 2015 – 00:14 CET

PDF page
gom310715Los organismos financieros internacionales y los bancos acreedores de los países en vías de desarrollo por su deuda contratada e impagable, hace mucho dejaron de considerarlos clientes para darles trato de fuentes de riqueza y mano de obra barata, los ven como territorios esclavos a los que es adecuado exprimir. Se conducen como nazis en ocupación de territorio enemigo.

    Alexis Tsipras inició y promovió la noche de un sueño de verano estéril y efímero, porque NADA recuperó el NO de los griegos después de negociaciones leoninas e intereses impuestos; tampoco la dignidad de los deudores, ésta se fue al caño cuando se endurecieron las condiciones del tercer rescate y tardarán mucho en volver a ser tratados como iguales, en tener un lugar en la mesa de las negociaciones, pero, lo más importante, perdieron la oportunidad de ser escuchados acerca de las necesidades sociales y políticas de las sociedades que dicen representar esos gobiernos.

     Es cierto, el NO distaba mucho de ser solución inmediata y mágica, pero sí quería, necesitaba ser el inicio, el punto de partida para que los dueños del dinero se den por enterados que los deudores están conscientes de que saldar el capital no les interesa, porque el negocio, el verdadero negocio son los intereses y las condiciones económicas impuestas para favorecer al G7 en su PIB.

     La actitud de los directores de los organismos financieros internacionales y de los bancos acreedores para con los deudores, recuerda la estrategia y empecinamiento de los “enganchadores” de tarjetas de crédito bancarias, porque lo importante es tener más clientes imposibilitados de pagar el capital de los créditos contratados, pero seguros y puntuales pagadores de intereses de usura por la eternidad.

     El origen de este fenómenos económico podrán fecharlo los historiadores, pero quizá inicia cuando las corredurías bursátiles y los ideólogos que promovieron el Consenso de Washington como solución idónea a los problemas económicos del mundo, lo acompañaron con la idea de que era y es necesario sustituir el producto del trabajo por la ganancia de la especulación financiera, y así también se hicieron con el poder político al transformarse en poderes fácticos que sustituyeron a las organizaciones sociales.

     Es de un simplismo que asusta esta tesis que propongo al lector, pero es lo que dicta el sentido común, de allí el desprestigio de las organizaciones obreras y/o laborales, de las asociaciones civiles, de la educación, de los valores cívicos, morales y éticos, y de ahí también, la preeminencia de la corrupción y la impunidad, puntales de la especulación financiera.

     El NO griego, vencido por una estrategia mediática inteligente -¿será que los organismos financieros internacionales no conocen mejor que los países deudores el estado de sus economías, como para mentir sobre el PIB para ingresar al club europeo?-, pudo significar el inicio de la reversión de las consecuencias del Consenso de Washington, el libre mercado y la globalización, y eso es lo que todavía los tiene aterrados.

www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom/pp

Si te gusta, compártelo

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s