LA COSTUMBRE DEL PODER: El México del PRI III/V

  • Se trata es de recuperar la relevancia de las funciones del Estado en proyecto común con la sociedad; es la apuesta que debe asumir el PRI: el Estado no puede, no debe ser deglutido por la globalización
  28 oct 2015 – 00:14 CET

Gregorio Ortega Molina/

gom281015Los lectores también andan ganosos de que haga constar que las recurrentes crisis económicas se deben al PRI, lo que es cierto, pero también lo es, y nadie puede decir lo contrario, que los enormes índices de crecimiento económico logrados durante el Milagro Mexicano y el Desarrollo Estabilizador permitieron consolidar algunas de las ofertas del proyecto de la Revolución, e instituciones que hoy son aval de la estabilidad, precaria, sí, pero que garantizaron que el país se mantuviera al margen de los pinochetazos, de las copias fieles de Getulio Vargas, de los generales argentinos y los coroneles peruanos, o del somocismo, o las consecuencias dejadas por Alfredo Stroessner en el país que gobernó a sangre y fuego.

Los gobiernos priistas, tan rebosantes de corrupción como lo están los perredistas y los panistas, permitieron el florecimiento de la cultura y las artes, la formación académica de Mario Molina, de Octavio Paz, Juan Rulfo, Fernando del Paso, Elena Poniatowska, Carlos Montemayor; aquí produjeron sus mejores obras Luis Buñuel y Remedios Varo; la tarea diplomática del priismo abrió el país a los refugiados y perseguidos políticos que facilitaron, entre otras cosas, la creación de centros académicos de excelencia, como lo son El Colegio de México y El Colegio Madrid y el Luis Vives. Aquí, bajo el programa educativo de la Revolución, mucho antes de que se pensara en la Reforma Educativa, crecieron Carlos Slim, Alfredo Harp, Roberto Hernández, Gerardo Gutiérrez Candiani, Lorenzo Servitje, por mencionar a algunos.

Sin embargo, se ha puesto de moda abominar del PRI, en ese depurado estilo contenido en los ensayos de Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Alberto Montaner y Álvaro Vargas Llosa, para El regreso del idiota.

Hay una profunda contradicción interna en el PRI, que no se resolverá sin la propuesta de una total reinvención que evite la bipolaridad producida por las exigencias de la globalización a un proyecto ideológico en el que la médula era el nacionalismo y la construcción de un Estado fuerte. Hoy no existe ninguno de las dos.

La función del PRI ha de ser otra a la que desempeñó hasta 1989, quizá la tarea está perfilada en lo escrito por María Zambrano en Persona y democracia hace ya muchos años: “El sacrificio del privilegio, del lujo máximo de vivir individualmente en beneficio de un Estado que conduce -a ese precio- a una sociedad futura, donde el individuo no tiene ya por qué estar en divergencia, ni en oposición con la sociedad, donde se sentirá en tal unidad como la parte de un todo o el miembro de un organismo”; de un Estado, me atrevería a puntualizar, porque de lo que se trata es de recuperar la relevancia de las funciones de ese Estado en proyecto común a la sociedad, y ésta, quizá, es la apuesta que deba asumir el PRI.

El Estado no puede, no debe ser deglutido por la globalización.

www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom/pp

Si te gusta, compártelo

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s