LA COSTUMBRE DEL PODER: Violencia y muerte incontenibles

  • Vivir es y requiere un ejercicio distinto al que practicaron nuestros padres, porque la realidad mexicana y global se modificó, pero acá los actores políticos le temen al cambio, no quieren darse cuenta que la única solución es que cambien ellos mismos
  26 nov 2015 – 00:14 CET

Gregorio Ortega Molina/

cadaver-colgado Aspirar a resolver la guerra contra los barones de la droga como un asunto entre policías y ladrones, o como una responsabilidad que exclusivamente atañe a los militares, es una insensatez, porque el problema es estructural, es sistémico, y mientras no se decidan a conceptuar e iniciar la transición, las cifras de muertes y desapariciones crecerán.

Unas semanas antes de entregar José Narro Robles la Rectoría de la UNAM, en el auditorio Alfonso Caso presentaron los resultados del estudio realizado por investigadores de la propia Universidad, Los mexicanos vistos por sí mismos: los grandes temas nacionales; por su lectura, ahora sabemos que 15 por ciento de los mexicanos están convencidos de que las garantías fundamentales no se respetan en lo absoluto en México, 30.4 por ciento señalan que se respetan poco, 44.4 se inclinan por que el respeto es en cierta medida, en tanto sólo nueve de cada 100 consideran que se cumplen suficientemente.

Por la información de La Jornada, nos enteramos de que los resultados fueron interpretados por especialistas de la universidad, y el propósito del estudio es obtener una imagen integral de las transformaciones del país al inicio del siglo XXI; en los trabajos -coordinados por Julia Isabel Flores, del área de Investigación Aplicada y Opinión del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM- participaron 94 investigadores y 65 asistentes de 23 institutos.

En el tema La sociedad mexicana y los derechos humanos, la investigación indica que 33.8 por ciento de los encuestados tienen la certeza de que es la policía municipal la que con mayor frecuencia viola esas garantías, 26 consideran que son los agentes del Ministerio Público, 11.3 que son las fuerzas armadas, 10 que son las corporaciones estatales y 8.7 culpan de ese tipo de agresiones a la Policía Federal. Sólo 3.6 por ciento responsabilizan a las autoridades de salud, 2.3 a los políticos, 0.6 al gobierno y 0.1 al titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto.

La nota informativa de La Jornada, nos indica que “los investigadores advirtieron que la encuesta se levantó poco después del episodio de Iguala y Cocula, Guerrero, del 26 de septiembre de 2014, por lo que consideran que es natural que la percepción de los encuestados se haya visto influida por el impacto que esos hechos tuvieron y el clima social que generaron”.

¿Cómo explicarnos esta percepción que los mexicanos tienen de su patria? En la respuesta que Felipe González da a Juan Luis Cebrián encontramos un atisbo: “Yo no creo en la crisis de los valores, tal como se formula generación tras generación, invariablemente. Las que están en crisis son nuestras convenciones sobre un modo de vida que cambia”; es decir, vivir es y requiere un ejercicio distinto al que practicaron nuestros padres, porque la realidad mexicana y global se modificó, pero acá los actores políticos le temen al cambio, y no quieren darse cuenta que la única solución es que cambien ellos mismos.

www.almomento.mx

AMN.MX/gom/ymg

Si te gusta, compártelo

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s