LA COSTUMBRE DEL PODER: Pemex, ¿hasta matarlo?

  • No me desagrada la libre importación de gasolinas. Pudiera ser un éxito económico para el desarrollo de México, siempre y cuando ese programa sea complemento del rescate de Pemex: suspender la extracción de petróleo, porque cuesta más sacarlo que venderlo, y reconstruir la capacidad de refinación
  4 Mar 2016 – 00:14 CET

librypemexPor el momento y quién sabe por cuántos lustros más, el nacionalismo es una actitud políticamente incorrecta, porque da de lleno en la línea de flotación de la geo estrategia de seguridad nacional de EEUU, en la de la globalización; es decir, el gobierno ha de resolver los problemas de México dentro de ese esquema de integración a América del Norte y de globalidad, además de modificar esos hábitos administrativos cuyo costo, en perjuicio del bienestar fiscal, es incuantificable.

     Es en ese ámbito que no me desagrada la libre importación de gasolinas, que pudiera ser un éxito económico para el desarrollo de México, siempre y cuando ese programa sea un complemento del rescate de Pemex: suspender la extracción de petróleo, porque cuesta más sacarlo que venderlo, y reconstruir la capacidad de refinación.

     Para que lo anterior suceda, se requiere que los actuales capitostes del gabinete económico tengan una idea de la historia y un concepto de futuro (han demostrado carecer de ambos), lo que les permitirá hacer un esfuerzo por determinar cuánto va a durar este ciclo de globalización -interrumpido por la Primera Guerra Mundial y reiniciado con la caída de los precios del petróleo en 1973-, para que su país, México, esté listo y dispuesto para incorporarse a un nuevo esquema de desarrollo, como lo explica Tony Judt en Cuando los hechos cambian.

     Naturalmente la libre importación de gasolinas no es para mañana, habrá que implementar la infraestructura y “otorgar” las licencias y/o permisos de venta de otras marcas o franquicias, sin descuidar a los distribuidores de Pemex, para que se pueda aprovechar la capacidad instalada. Lo que cambia, entonces, es el modelo de comercialización de los combustibles. Pronto veremos si lo resuelven con higiene administrativa, o el costo de la corrupción hará poco viable ese proyecto.

www.almomento.mx

AMN.MX/gom/ymg

Si te gusta, compártelo

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s