LA COSTUMBRE DEL PODER:43#tortura#43#tortura

  • Si hubo una oportunidad de que se recompusieran, la echó a perder el episodio del video viral en el que se “aprecia” a miembros del Ejército y de la policía en el ejercicio de sus funciones para defender las libertades de los mexicanos
  22 Abr 2016 – 00:14 CET

columnagrgLo que enfrenta la narrativa de éxito del gobierno de EPN parece respuesta bíblica al momento mexicano, a la alineación de los planetas, a la alianza comercial y de inversión con los chinos, al margen de las consideraciones históricas y geoestratégicas que ligan a México y EEUU.

     Si querían dar por concluida la confrontación con buena parte de la sociedad, motivada por la verdad histórica de lo ocurrido a los 43 cadáveres de los estudiantes normalistas, el adiós al GIEI dista mucho de convertirse en el aldabonazo a este episodio en el que, para colmo, aparecen nuevos actores, al decir de un testigo protegido.

     Ahora resulta que también la Policía Federal tuvo que ver con el proditorio asesinato y posterior desaparición de los 43 estudiantes, cuyo paso por la vida fue borrado de manera abrupta.

     El saldo inmediato de los desatinos en las decisiones de los imagólogos de EPN es el descenso en su aceptación, hasta el deprimente 30 por ciento. Con razón apareció en una columna política la especulación sobre el regreso de David López. Están a punto de caer en el escarnio.

     Pero si hubo una oportunidad de que se recompusieran, la echó a perder el episodio del video viral en el que se “aprecia” a miembros del Ejército y de la policía en el ejercicio de sus funciones para defender las libertades de los mexicanos.

     De inmediato hubo boletín de Sedena, pero nada nos aclara del nombre de la torturada (se dio después: es Elvira Santibáñez) ni de las razones para hacerlo; ahora sabemos que sobrevivió, que no murió en el intento de conservar la dignidad, la cordura y la vida, y no habló, o quizá permaneció muda porque nada sabía de lo que los torturadores estaban urgidos de conocer.

     Observo lo que sucede en mi patria y recuerdo a Isaías 47, y se me ponen los cabellos de punta: “Vendrá sobre ti una desgracia que no sabrás conjurar; caerá sobre ti un desastre que no podrás evitar. Vendrá sobre ti una devastación que no sospechas”.

     Esto no significa que México se va a acabar, sólo que los de a pie se las van a ver negras porque los problemas serán serios, sobre todo los de orden económico.

     ¿Por qué? No caerá sobre México el rayo de la ira divina, pero sí el malestar de los hombres, de los cabilderos de los derechos humanos, de los dueños de las fortunas que determinan los usos y costumbres del poder político.

     Para colmo, tampoco informan quién es o era esa María que tan afanosamente buscaron o buscan. ¿Qué les hizo? La narrativa indica que supuestamente ella y Elvira delinquieron. ¿Pueden probarlo sin tortura?

     Urgen cambios en el modelo político, es imprescindible la reforma del Estado, pero la retrasarán todo lo que puedan, porque desconocen cómo instrumentar el cambio, porque viven a gusto en la impunidad.

www.almomento.mx

AMN.MX/gom/ymg

Si te gusta, compártelo

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s