LA COSTUMBRE DEL PODER: De Juan Gil a José Calzada

  • En este país cualquier funcionario público ascendido a secretario de despacho o gobernador, de inmediato se considera con merecimientos para dar el salto a la grande, a pesar de carecer de los espolones que lo convertirían en gallo
  27 Abr 2016 – 00:14 CET

columna26abrilLa templanza debiera ser una virtud dentro del arsenal de capacidades y actitudes de los políticos, pero la ambición por el poder obnubila la razón e impide al actor principal discernir las consideraciones que ha de hacerse sobre él mismo.

     Juan Gil Preciado, profesor como Carlos Hank, fue modesto dueño de una tienda de abarrotes ubicada en Polanco, cuyo nombre era Salchichonería México. Él mismo empleado de mostrador en su negocio. Llegué a verlo con el delantal, del que prescindió hasta que en su destino se cruzaron Francisco Galindo Ochoa y un modesto pero inteligente columnista político y reportero de El Universal.

     Lo convirtieron en diputado federal, presidente municipal de Guadalajara y Gobernador de Jalisco; después, por él mismo y su relación con Gustavo Díaz Ordaz, llegó a la Secretaría de Agricultura, desde donde creyó poder dar el salto a la silla del águila, considerando que a él no le sucedería lo ocurrido a Gilberto Flores Muñoz, quien se retiró de la política para vivir en la amargura y morir asesinado por su nieto.

     Pero ni Gilberto Flores Muñoz ni Juan Gil Preciado fueron ingenuos como ahora demostró serlo el secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, el único político y analista y mexicano en creer lo dicho por su patrón, EPN, en sus declaraciones a Excélsior y El Universal, cuando les pidió que se movieran.

     Como resultado obtuvo la regañada críptica y el palmetazo sobre la mesa, porque el ingenuo secretario decidió, en sus desmedidas ambiciones políticas, presentar su tres de tres, que en nada compromete y a nada conduce, a menos de que dicha confesión pública lleve a secretos de fortunas y/o complicidades insospechadas.

     Pero claro, en este país cualquier funcionario público ascendido a secretario de despacho o gobernador, de inmediato se considera con merecimientos para dar el salto a la grande, a pesar de que todavía carezca de los espolones que lo convertirían en gallo.

     Presentar la tres de tres indica que José Calzada Rovirosa perdió toda templanza en sus ambiciones de poder, o quizá nunca la tuvo, y en cuanto escuchó consejos a los que no debió poner atención, pues metió algo más que la pata y, por el momento, canceló su proyecto personal de llegar al poder.

     Ahora dedicará sus desvelos para esforzarse en determinar en qué momento se equivocó, a quién no debió escuchar y a quienes debe cesar, porque sus ambiciones de poder se derriten a la velocidad con la que el hielo se hace agua a una temperatura de 50 grados centígrados a la sombra, con esa rapidez.

www.almomento.mx

AMN.MX/gom/ymg

Si te gusta, compártelo

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s