LA COSTUMBRE DEL PODER: ¡Ay Claudia!

  • Abandonar la diplomacia de no intervención, al igual que ya se puso de lado al derecho de asilo que tanto enriqueció culturalmente a este país, equivaldrá a dejar en suspenso la idea de México e iniciar el desprendimiento de la identidad nacional, pero claro que harán lo que les venga en gana
 11 May 2016 – 00:14 CET

paracolu10may¿Qué nos pasa? Solía preguntar y preguntarse Héctor Suárez. Y sí, lo repito una vez que me entero de que a Claudia Ruiz Massieu le sucedió un accidente desafortunado para el ámbito diplomático en que se desempeña: con sus declaraciones sobre la no intervención, algo cayó fuera de la “nica”.

     Leí, en la versión digital de Excélsior: “Los principios de la política exterior mexicana, como el de no intervención en asuntos internos de otros países, deben “evolucionar” para responder a las nuevas realidades que el mundo enfrenta, señaló la canciller Claudia Ruiz Massieu Salinas; al inaugurar el seminario México global: intereses y principios de la política exterior, reiteró que “los principios no son dogmas sino criterios que orientan la política exterior y que deben adaptarse a las circunstancias de un mundo que cambia aceleradamente”.

     Su retórica y percepción del mundo son para causar estupor. Los principios son eso, fundamentos sobre los que se sustentan ideologías o quehaceres desde el ejercicio del poder. Pueden desecharse, pueden dejar de observarse, pueden olvidarse, incluso pueden traicionarse, pero no evolucionan, porque dejan de ser lo que son: PRINCIPIOS.

     Veamos, desde Amado Nervo hasta Sergio Pitol, el Servicio Exterior de esta nación ha descollado por sus participantes y sus acciones: Jaime Torres Bodet, José Gorostiza, Genaro Estrada, Alfonso Reyes, Octavio Paz, Fernando del Paso, por mencionar a algunos. Hoy no es el caso.

     Si entiendo bien, globalización no es sinónimo de intervención. El proyecto se sostiene por su significado de ayuda mutua y porque la comunicación instantánea así lo exige.

     ¿Qué nos ha dejado la no intervención? Gracias a ese concepto se pudo firmar el Tratado de Tlatelolco sobre no proliferación de armas nucleares; se logró que la intensa actividad guerrillera promovida por Cuba se mantuviera fuera de México, a pesar de la efímera presencia del Movimiento Armado Revolucionario; se creó Contadora y Alfonso García Robles pudo obtener un Premio Nobel de la Paz, compartido, sí, pero fue gracias a la Doctrina Estrada.

     A propósito, don Genaro también fue un letrado de importancia. He disfrutado de la lectura de Visionario de la Nueva España Poetas nuevos de México. Hoy los cancilleres mexicanos parecen ágrafos, aunque Jorge Castañeda se haya dedicado al ensayo, no ha ascendido a las alturas de Muerte sin fin.

     Abandonar la diplomacia de no intervención, al igual que ya se puso de lado al derecho de asilo que tanto enriqueció culturalmente a este país, equivaldrá a dejar en suspenso la idea de México e iniciar el desprendimiento de la identidad nacional, pero claro que harán lo que les venga en gana.

     O quizás es un movimiento para su precandidatura presidencial, asesorada por el tío Carlos.

     ¿Qué nos pasa?

www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/go/ymg

SI TE GUSTA COMPÁRTELO

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s