LA COSTUMBRE DEL PODER: Reyes Baeza falta a la verdad

 
  11 Ago 2016 – 00:14 CET

*Lo padecido por las instituciones de salud en materia de recursos, se convierte en falta de atención para los derechohabientes y, en no pocas oportunidades, también en sentencia de muerte

José-reyes-Baeza-TerrazasLa relación de los políticos con la palabrada dicha y dada, es tortuosa y perversa, distorsionada con toda intención para conservar el poder obtenido, o conquistarlo si, en algún extravío de sinceridad, lo perdieron.

     Se acostumbraron a ofrecer lo que les es imposible cumplir; no por falta de ganas, es posible que efectivamente deseen servir a la sociedad, pero les aterra reconocer que no son infalibles y que los recursos de los que creen o dicen disponer no existen, y si los hubo hoy quedan las sobras de lo que fueron los activos del Estado más allá de los recursos fiscales, las cuotas sindicales y las aportaciones a los sistemas de salud.

     El sistema de teatros y los impulsos a la cultura, incluso a través de telenovelas como El carruaje, son ejemplo del sentido humanista que poseyó, por breve momento, a los gobernantes, para dar sentido del gasto posible, gracias al dinero aportado por los cuantiosos recursos de los que dispusieron, como para conceptuar y llevar a cabo la idea de los libros de texto gratuitos.

     Lo anterior se acabó, y lo que queda de ese humanismo está a punto de desaparecer.

     De allí que llamara mi atención el ofrecimiento del director general del ISSSTE, José Reyes Baeza Terrazas, de acabar con el rezago quirúrgico que carga la institución que dirige; digamos que también el sistema de salud en su totalidad.

     Es extraña la pifia, porque Reyes Baeza no es un recién llegado. Ha desempeñado puestos de elección popular con medianos resultados, es hábil en la componenda y el trueque en un empeño por dejar a todos contentos, pero puedo decirle que con la salud no se juega.

     El rezago en quirófanos es la cancelación de oportunidades de vida, sobre todo cuando de un posible cáncer se trata, como lo indica el diagnóstico que para confirmarse requiere de una biopsia, pero un tumor en la vejiga difícilmente es benigno.

     Lo padecido por las instituciones de salud en materia de recursos, se convierte en falta de atención para los derechohabientes y, en no pocas oportunidades, también en sentencia de muerte, pero los gerifaltes del Estado decidieron someterlo a una dieta rigurosa para adelgazarlo, sin importar que se perdieran millones de oportunidades de servir a la sociedad: una por cada ciudadano enfermo, muerto por falta de atención, o desaparecido, o secuestrado, o extorsionado.

     Adelgazar al Estado lo convirtió, también, en rehén de la delincuencia organizada, escondida del otro lado del escritorio.

www.indicepolitico.com

www.analisisafondo.com

www.almomento.mx

AMN.MX/gom/pp

Si te INQUIETA, compártelo

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s