LA COSTUMBRE DEL PODER: “Reporté 2 vivos, ¡detente!”

  7 Dic 2016 – 00:13 CET

violencia-01*Antes de que se les ocurriera sacar a los marinos y militares a las calles, la violencia contra los civiles provenía -y proviene- de las policías y de las autoridades administrativas o de los representantes de los poderes Legislativo y Judicial. Los renglones torcidos de la legislación y de la procuración y administración de justicia dañan más que la tortura física

 

 

Orinar sobre los derechos humanos no es privativo de las Fuerzas Armadas. Para hacerlo sólo se requiere abusar del poder, tener como consigna garantizar la impunidad, o mantenerse en la silla del águila a como dé lugar.

Antes de que se les ocurriera sacar a los marinos y militares a las calles, la violencia contra los civiles provenía -y proviene- de las policías y de las autoridades administrativas o de los representantes de los poderes Legislativo y Judicial. Tanto los renglones torcidos de la legislación como los de la procuración y administración de justicia dañan más que la tortura física.

violencia-02    Por ejemplo, la IMPUNIDAD garantizada a Javier Duarte de Ochoa destruye de manera definitiva los derechos humanos de los veracruzanos, por encima de los crímenes protegidos por el ex gobernador durante su mandato.

Ahora andan con la idea de dar protección jurídica a las Fuerzas Armadas, para convertirlas en “vigilantes” con fuero e impunidad.

Soy un convencido de que marinos y militares deben permanecer en los cuarteles, salvo violación flagrante al artículo 29 constitucional. Como los civiles fracasaron en su mandato de garantizar seguridad y orden, ahora están que se truenan los dedos sin saber qué hacer para limpiar la mierda que han regado a lo largo y ancho del territorio nacional.

Dicen los promotores de lo que pudiera convertirse en un golpe de Estado técnico, que es necesario reformar la Constitución, con el propósito de que las Fuerzas Armadas puedan combatir todo aquello que atente contra la seguridad interior, ya sea el poder de los barones de la droga, la corrupción y el terrorismo. Y ni siquiera hablan de las veces que han promovido, ya, el Estado de Excepción.

violencia-03  Pero los mexicanos debemos preguntarnos si los legisladores creen que somos tontos, ignorantes y torpes, porque suponen que desconocemos el mandato que han de asumir en el gobierno, para atender lo indicado en el artículo 29 constitucional: “En los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública, o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto, solamente el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, de acuerdo con los Titulares de las Secretarías de Estado, los Departamentos Administrativos y la PGR y con la aprobación del Congreso de la Unión y, en los recesos de éste, de la Comisión Permanente, podrá suspender en todo el país o en lugar determinado las garantías…”.

¿Necesitan dar más vueltas al asunto? Sólo evoquemos esa nota no desmentida, en la que durante el operativo militar en Tanhuato, un mando dice a un subordinado: “Reporté dos vivos, ¡detente!”, hasta aquí, pero imagino que el complemento de la frase pudo haber sido, ya no dispares.

Mañana, más sobre lo que puede convertirse en golpe de Estado técnico.

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s