LA COSTUMBRE DEL PODER: “43” pretextos para la injusticia

 
 Gregorio Ortega Molina  20 de marzo 2017 – 00:12 CET
 

 

*Transidos por el dolor y entregados a la esterilidad de la protesta callejera, a la manipulación de su abogado y las organizaciones de derechos humanos, dejarán de lado la propuesta inteligente para honrar la memoria de sus hijos, y es muy posible que terminen en una negociación 

 

Dolidos, torpes como consecuencia de la desesperanza y la manipulación de su abogado y los medios, los padres de los “43” se escudan en su dolor para, a su vez, maltratar a quienes nada tuvieron que ver con el asesinato y desaparición de los cadáveres de sus hijos.

     Al tomar las casetas de peaje en las carreteras federales se castigan a ellos mismos, porque cuando lo que “condonan” a los automovilistas corresponde a CAPUFE, regalan dinero fiscal, su propiedad, pues; si se trata de carreteras concesionadas lesionan los intereses de los concesionarios, que seguramente trasladan al gobierno esa pérdida, pues si el Estado a veces acude presto en ayuda de la sociedad en general, siempre corre a toda velocidad para proteger los intereses empresariales, a estas alturas confundidos con los de la nación.

Veo las imágenes y leo sobre la ocupación que hicieron los padres de los “43” a una gasolinera ubicada en los cruces de Sullivan, Reforma e Insurgentes. Regalaron lo que no es de ellos.

Por lo pronto perjudicaron a los despachadores, que viven de las propinas. Es una realidad. Su salario es menos que exiguo. ¿Pueden sentirse orgullosos? No lesionaron a Pemex, en todo caso perjudicaron al concesionario, y con toda seguridad éste tiene un seguro que cubre contra robo, pues lo que hicieron puede caer dentro de ese delito.

Esas acciones supuestamente realizadas para mantener en la memoria colectiva la imagen de sus hijos muertos, únicamente desprestigian, hartan y resultan contraproducentes para su causa. Motivan desaprobación.

¿Qué hacer para que el suceso no pase al olvido, para que la desaparición de 43 despojos humanos no quede sepultada por la fuerza del Estado y las necesidades del gobierno? Sencillo: actuar con inteligencia.

Primero, tienen los elementos necesarios para formular las preguntas idóneas y exigir las respuestas adecuadas; después deben acudir a las instancias internacionales y documentar el hecho, a efecto de que se pronuncien; estar siempre presentes en la CNDH para que -sin ser vinculantes- cumplan con las recomendaciones formuladas en las instancias estatales y nacionales, e insistir en la presencia en la prensa internacional, pues a nadie dejó satisfecha la respuesta de la PGR al reportaje del NYT, al que calificó de prueba legalmente inexistente porque no hay rastro de esa investigación en la Institución Federal de Procuración de Justicia, cuando es justamente lo contrario.

Pero no, transidos por el dolor y entregados a la esterilidad de la protesta callejera, a la manipulación de su abogado y las organizaciones de derechos humanos, dejarán de lado la propuesta inteligente para honrar la memoria de sus hijos, y es muy posible que terminen en una negociación que trascienda las necesidades de que el crimen no se refleje, por ningún concepto, en los resultados electorales de 2018.

Si te INQUIETA, compártelo

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s