La Costumbre del Poder: Videgaray, mago…

 Gregorio Ortega Molina  27 de abril 2017 – 00:12 CET

* ¿Cuáles fueron los sentimientos de Luis Videgaray Caso durante el linchamiento mediático propiciado por la políticamente impropia y anticipada visita de Donald Trump a México? ¿Cuáles después del triunfo electoral del visitante? ¿Y después de su toma de posesión?

Una mezcla de extrañeza y rubor me causan las imágenes difundidas por columnistas políticos: el secretario del despacho de relaciones exteriores es, otra vez, un mago del poder y la política.

Ahora resulta que en la Casa Blanca escuchan el Oráculo Videgaray. Los asesores del presidente de Estados Unidos dejan que las sugerencias por él susurradas hagan efecto, e inciden en la toma de decisiones de economía global y en todo lo que concierne a los asuntos relacionados con México y el sur de América.

Pareciera que, de nueva cuenta, montan su precandidatura en una percepción errónea de lo que realmente es y hace en relación al poder y a la amistad con EPN. Su personalidad queda definida en un párrafo de Imre Kertész escrito para La última posada.

“A veces se siente todavía un tanto inseguro. La palanca de Arquímedes de nuestra identidad es, por lo visto, el otro. Su existencia es al mismo tiempo mi conciencia de mi identidad. Cuando falta el otro, no sólo la pérdida del amor (la amistad y el afecto) y el duelo se adueñan de uno, sino también la inseguridad causada por la pérdida del rol.
A veces la identidad común se revela como un falso estilo que de pronto contravenimos. Y entonces no restablecemos la verdad, sino que -eso sentimos al menos- cometemos traición. Uno pide disculpas sin cesar, por así decirlo: el duelo es la mala conciencia del superviviente (en política)”.

En los roles de poder el juego de espejos de la alteridad se trasciende, la actividad de los personajes se confunde y se trasfunde, de tal manera que los ciudadanos terminamos por enfrentarnos a la imposibilidad de conocer, con certeza, el origen de la toma de decisiones.

Abundo en las observaciones de Kertész sobre la vida y las funciones que en ella podemos desempeñar los seres humanos:

-Una vez que hayas visto cómo una manada de hienas persigue hasta la muerte y devora luego a un ñu todavía vivo, ya no podrás alimentar ilusiones respecto a las leyes básicas de nuestra existencia…
-¿Y la felicidad?…
-La felicidad también forma parte del horror…

¿Cuáles fueron los sentimientos de Luis Videgaray Caso durante el linchamiento mediático propiciado por la políticamente impropia y anticipada visita de Donald Trump a México? ¿Cuáles después del triunfo electoral del visitante? ¿Y después de su toma de posesión?

El propio Kertész dejó resueltas las interrogantes anteriores: “En una vida vivida con coherencia siempre se produce un momento a partir del cual todo, hasta el dolor, hasta la derrota, sólo sirve para tu bien; y en ese instante se adueña de ti una sensación de silenciosa vergüenza, como si acabaras de perder la intangibilidad que te brindaba la desgracia”.

Pero la derrota tiene dos efectos: puede ser una lección de vida, o un alimento para la soberbia. La sociedad está observando.

www.indicepolitico.netwww.almomento.mxwww.analisisafondo.com y http://www.gregorioortega.blog

Si te INQUIETA, compártelo

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s