La Costumbre del Poder: Presidencialismo y corrupción V/V

 Gregorio Ortega Molina  5 de mayo 2017 – 00:12 CET

* Buena parte de esa corrupción dinero en mano se hace con la idea equivocada de dar visos de eternidad a la institución presidencial. Todos quieren encarnarse como titulares del Poder Ejecutivo, con la idea de ejercerlo con idéntica o mayor fuerza a como fue ejercido entre 1936 y 1994, lo que actualmente es imposible

El problema con los políticos mexicanos es su deficiente formación humanista y su pésima culturización. Naturalmente ha habido y hay excepciones, como lo fue JLP, que de nada le sirvió porque su inteligencia y buena disposición a la intelectualidad, se diluyó en la mirada provocativa de las mujeres que pasaron por su cama.

Esas dos carencias les provocan una distorsión de la realidad: creen que un sexenio es eterno, y que la institución presidencial es el paraíso recobrado, lugar donde todo puede hacerse sin cometer pecado, incluso corromper y corromperse.

En su obsesión por gobernar sin sobresaltos y preservar la Presidencia de la República con todo su poder, primero corrompieron cooptando, pero el neoliberalismo y la disminución del espacio público para agilizar la movilidad social, determinaron que la corrupción fuese, de plano, con dinero en mano, como la bolsa de papel de Eva Cadena, o las desviaciones de Javier Duarte.

Con una peculiaridad. Buena parte de esa corrupción dinero en mano se hace con la idea equivocada de dar visos de eternidad a la institución presidencial. Todos quieren encarnarse como titulares del Poder Ejecutivo, con la idea de ejercerlo con idéntica o mayor fuerza a como fue ejercido entre 1936 y 1994, lo que actualmente es imposible.

Corrompen y se corrompen con la idea de permanencia, de que todo continúe como siempre y para siempre, pues aunque haya molestado la certera adjetivación de Mario Vargas Llosa, el priismo gobernó con la dictadura perfecta, que creó instituciones, evitó violencia similar a la de Argentina, Chile, El Salvador o Nicaragua, pero en su complacencia con el proteccionismo a empresarios carentes de espíritu emprendedor, pospuso la continua creación de riqueza para satisfacer las exigencias del boom demográfico.

Hubo y hay represión, que ahora se les complica, porque el PAN, que en las conversaciones secretas del poselectoral de 1988 se comprometió a la reforma del Estado, terminó arrugándose, porque Vicente Fox y Felipe Calderón decidieron ser como esos presidentes priistas que tanto denostaron; ese también es el sueño de AMLO.

Carecen del entendimiento para comprender lo esclarecido por E. M. Cioran en Ejercicios de admiración y otros textos: “Lo trágico del universo político reside en esa fuerza oculta que conduce a todo movimiento a negarse a sí mismo, a traicionar su inspiración original y corromperse a medida que se afirma y avanza. Porque en política, como en todo, nadie se realiza sino a través de su propia ruina”.

La consecuencia es terrible, porque a su propia ruina arrastran a quienes creyeron en el modelo de gobierno que hoy se les pudre.

www.indicepolitico.net, www.almomento.mx, www.analisisafondo.com y http://www.gregorioortega.blog

Si te INQUIETA. compártelo

Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s