LA COSTUMBRE DEL PODER: Morir violentamente

 Gregorio Ortega Molina  11 de julio 2017 – 00:12 CET


 
*Estos asesinatos y/o ejecuciones violentas, significan la desaparición de 2 mil 452 personas, quizá la mutilación del mismo número de familias. Durante el último mayo, en México fallecieron cada día 81.7 mexicanos a mano armada
 
Por más que se empeñen en negarlo los turiferarios disfrazados de periodistas o de asesores de los secretarios de los diversos despachos, pero notoriamente de los de Relaciones Exteriores y Gobernación, el gobierno en funciones mata, porque incumple con su mandato constitucional.
El vacío de poder es similar a esos agujeros negros que modifican el universo, lo empequeñecen, como disminuido quedó el Estado mexicano.
Allí están las cifras que nos desbordan, nos empavorecen, porque no hay lugar de la república donde no se mate, se ejecute, se desaparezcan mexicanos. La estadística indica que se cometieron 2 mil 186 homicidios dolosos durante mayo pasado, fallecimientos con los que el país alcanzó la cifra récord, comparada con los resultados mensuales de 1997 a la fecha.
     Establecieron, los analistas forenses, que el nivel logrado es mayor a la cúspide inmediata anterior de 2 mil 131 asesinatos intencionales, alcanzado en mayo de 2011, en el último tramo del gobierno de Felipe Calderón.
Estos asesinatos y/o ejecuciones violentas, significan la desaparición de 2 mil 452 personas, quizá la mutilación del mismo número de familias. Durante el último mayo, en México fallecieron cada día 81.7 mexicanos a mano armada.
Pudiera pensarse que las cifras son exageradas, o que todavía existen santuarios donde la gente muere en su cama y en paz, pero la realidad resulta implacable. Una lectora escribe:
Los vecinos de la colonia La Cruz, en la Delegación Magdalena Contreras, solicitamos seguridad, porque desde diciembre de 2012 se ha incrementado la delincuencia, por lo que perdimos la libertad de tener tranquilidad y ni siquiera podemos mandar a nuestros hijos a la tienda, ya que a partir de las seis de la tarde hay muchos jóvenes ingiriendo bebidas alcohólicas y/o drogándose, orinando en la vía pública y faltando el respeto a las personas que transitamos por las calles Nogal y Ciprés. En las madrugadas disparan.
La madrugada del sábado 17 de junio fue una noche de terror. A las 02:30 AM hubo una balacera, y el resultado de la misma fue de dos personas muertas y dos heridos.
Hay narcomenudeo junta a la secundaria diurna número 302 (Luis Donaldo Colosio).
Lo más triste es que cuando hay este tipo de problemas, o cuando hay gente ingiriendo bebidas alcohólicas y se pide apoyo de SSP nunca llegan. Se trata de reportar al 911 y nunca constan. Las autoridades siempre brillan por su ausencia.
Cuando llegan a ir los policías y se les pregunta que si no los van a detener, responden que no, porque están muy apadrinados y pesan mucho: “mejor así lo dejamos”, nos dicen.
     Y ni para cuando disminuya el crimen organizado, están más preocupados por conservar el poder. No sólo los del PRI, también los otros partidos quieren su rebanada del pastel.
Si te INQUIETA, compártelo
Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s