LA COSTUMBRE DEL PODER: Vacas flacas

 Gregorio Ortega Molina  13 de julio 2017 – 00:12 CET


 
*El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria ha decidido ingresar a la Academia Mexicana de la Lengua; aporta, por lo pronto, importante definición del sistema de pensiones en México: es desigual, insostenible y falto de transparencia
 
En muchos aspectos la Biblia contiene lecciones históricas invaluables. ¿Quién de los formados en las escuelas particulares de los gobiernos de la Revolución, no recuerda la interpretación que José hace de los sueños del Faraón?
Aquí, muchos advirtieron al gobierno de las consecuencias de no pausar adecuadamente la reforma energética y la enajenación de todo lo relacionado con petróleo, incluidas las refinerías. Porque sobre la desposesión del patrimonio nacional, muy bien pueden montarse los desastres naturales, las desgracias, la ausencia de prevención de accidentes, o los incendios provocados para bajar el precio de lo que se pondrá a la venta, como pudo haber ocurrido en Pajaritos, y hoy sucede en la refinería de Salina Cruz.
Como consecuencia de un accidente, o de un descuido intencional, mezclado con las fuerzas incontrolables de la naturaleza, resulta que la refinería Antonio Dovalí Jaime no se reactivará pronto.
     Una vez evaluados los estragos causados por las inundaciones producidas por “Calvin”, Pemex anunció que la producción sería afectada durante 24 horas; sin embargo, en el intento de reactivación de labores se produjo un incendio que causó la muerte de un bombero y agudizó los daños en las instalaciones, por lo que ahora Pemex calcula que necesita de 15 días para evaluar daños y determinar cuándo volverían a operar de manera normal.
Las consecuencias de importar gasolinas para que el comercio, la industria, la producción de energía y los particulares se muevan en sus vehículos o en el transporte público terrestre, es que ese gasto afecta negativamente el crecimiento económico del país, pues ahora éste depende cada vez menos del gasto en infraestructura que realizan los tres niveles de gobierno y las empresas públicas, de acuerdo a las cifras del INEGI, donde muestran que en el primer trimestre del año, la inversión pública se ubicó en 2.7% del PIB, su nivel más bajo desde 2001.
     Para adobar el pesimismo de las vacas flacas, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria ha decidido ingresar a la Academia Mexicana de la Lengua; aporta, por lo pronto, importante definición del sistema de pensiones en México: es desigual, insostenible y falto de transparencia. Textualmente afirma: “Por el diseño de los diferentes esquemas que integran el sistema y las circunstancias de la economía mexicana -bajo crecimiento por ya casi tres décadas- el grueso de los beneficios se concentra en una parte reducida de la población”.
Pero nuestro gobierno prefiere no escuchar, porque hacerlo significaría sacar a sus integrantes de los sueños de grandeza que aparentemente los mantienen vivos, porque no saben que históricamente están condenados al escarnio, primero, al olvido, como etapa final de su carrera política, aunque disfrutarán de su riqueza. ¿O no?
Si te INQUIETA, compártelo
Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s