LA COSTUMBRE DEL PODER: ¿Cómo justificará legalmente Texcoco?


*Como el nombramiento de Paco Ignacio Taibo II, ¿Santa Lucía va?

 

Puede deducirse que el gabinete del nuevo gobierno no es compacto. Desde antes de su inicio hay disensos, o al menos puntos de vista distintos que ensombrecen el futuro y propician errores en el principal responsable de la IV transformación, del segundo intento, al hilo, para restaurar al presidencialismo emanado de la Revolución, hace décadas muerta, y enterrada.

Apenas el sábado nos refrendaron que Santa Lucía, en sustitución del AICM proyectado en Texcoco, va. Ahora es necesario oficializar la decisión, darle juridicidad y emitir un documento que dé por concluidos los contratos firmados durante el gobierno de EPN. Quizá corresponda a Javier Jiménez Espriú redactarlo y firmarlo -después de negociadas las condiciones económicas de la rescisión del contrato-, con los argumentos técnicos, jurídicos y económicos claros y suficientes para dejar tranquilos a los contratistas y dar a los gobernados la certidumbre de que se tomó la decisión adecuada.

Alfonso Romo Garza y Javier Jiménez Espriú saben, al menos desde el 18 de octubre, si no es que desde noviembre de 2015 y después el 15 de agosto de 2018, que hay más inconvenientes en Santa Lucía y que, aparentemente, se los ocultaron a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, por razones inexplicables, o por temor.

Son tres los puntos que MITRE considera en su análisis, para meditar con seriedad sobre la conveniencia o no de realizar la mancuerna aeronáutica entre el actual aeropuerto y Santa Lucía.

1.- El plan no ha sido estudiado completamente;

2.- El plan, en cuanto a su capacidad operacional es, en el mejor caso, a cortísimo plazo. No es aconsejable anunciar las capacidades, incluso como relativamente probables, antes de los estudios de espacio aéreo y la creación de procedimientos de despegue y aterrizaje, y

3.- El plan es complejo e incierto para una sola pista comercial operando en Santa Lucía, y ahora se habla de operar dualmente dos pistas separadas por un kilómetro y medio. Los riesgos son claros y presentes, por el ruido, la necesidad de comprar y expropiar tierras para extender la longitud de las pistas, pues ahora la operación de Santa Lucía es visual.

No son apreciaciones mías, proceden de un Memorándum del doctor Bernard Lisker, director internacional e ingeniero principal senior de MITRE, dirigido a Gerardo Ruiz Esparza, con copia a Alfonso Romo y Javier Jiménez Espriú.

Pero, como el nombramiento de Paco Ignacio Taibo II, Santa Lucía va.

Si te inquieta, compártelo
Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s