LA COSTUMBRE DEL PODER: Sí, o no reelegirse IV/V

 
*El maximato es clara muestra de lo que suele ocurrir con las promesas y compromisos. Calles sólo cumplió su oferta cuando el general Lázaro Cárdenas ordenó que lo subieran a un avión que lo llevó a Los Ángeles, California. Así es la pulsión del poder

 

 

El aliento ideológico y humano que dio vida al proyecto de nación conceptuado en la Constitución, empezó a languidecer cuando Álvaro Obregón decidió conculcar el principio fundamental de la no reelección, y se asfixió hasta morir con la lápida del neoliberalismo que le colocaron encima desde 1982.

Hoy los mexicanos pensamos de manera distinta a como se nos inculcó en los libros de texto gratuitos de Adolfo López Mateos, porque fueron fundacionales de la idea de patria y del concepto de identidad nacional, que ahora son un estorbo; El laberinto de la soledad y las películas de los hermanos Rodríguez y Joaquín Pardavé, dejaron de ser referencia del carácter nacional. Quizá El ser del mexicano, de Emilio Uranga, sea el texto que más se aproxime a lo que ya es incorregible.

México es un país cruento, y en esa sangre se ahogó su futuro. Las muertes de los generales ordenadas por Álvaro Obregón, la Cristiada, Topilejo y Huitzilac, los crímenes políticos (el del mismísimo Manco de Celaya y los que lo han seguido, hasta el de Colosio y Ruiz Massieu, o los de los defensores de la tierra) y la desnaturalización programática, ideológica, jurídica y política del documento constitucional, han contribuido a hacer de esta país, lo que es.

Aquí las palabras de Plutarco Elías Calles durante su último informe de gobierno:

“Juzgo indispensable hacer proceder este breve análisis de una declaración firme, irrevocable, en la que empeñaré mi honor ante el Congreso Nacional, ante el país y ante el concierto de los pueblos civilizados; pero debo, antes, decir que quizá en ninguna otra ocasión las circunstancias hayan colocado al jefe del Poder Ejecutivo en una atmósfera más propicia para que volviera a existir en nuestro país el continuismo a base de un hombre; que sugestiones y ofertas y aun presiones de cierto orden -envuelto todo en aspectos y consideraciones de carácter patriótico y de beneficio nacional- se han ejercitado sobre mí, para lograr mi aquiescencia en la continuación de mi encargo, y que no únicamente motivos de moral, ni consideraciones de credo político personal, sino la necesidad que creemos definitiva y categórica, de pasar de un sistema más o menos velado, de gobiernos de caudillos, a un más franco régimen de instituciones, me han decidido a declarar solemnemente y con tal claridad que mis palabras no se presten a suspicacias o interpretaciones, que no sólo no buscaré la prolongación de mi mandato…”.

El maximato es clara muestra de lo que suele ocurrir con las promesas y compromisos. Calles sólo cumplió su oferta cuando el general Lázaro Cárdenas ordenó que lo subieran a un avión que lo llevó a Los Ángeles, California. Así es la pulsión del poder.

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s