LA COSTUMBRE DEL PODER: AMLO ¿engañador o engañado?

 Gregorio Ortega Molina 20 de marzo de 2020 – 00:12 CE

*El problema está entre lo que AMLO dice y lo que los mexicanos percibimos como realidad. Al federalizar el proyecto lo jodieron, debió mantener y replicar, en cada entidad federativa, el que él mismo creó cuando fue jefe de gobierno de esta Ciudad de México. Hoy, se atoró, pero no sabemos si engaña, se deja engañar o lo engañan

AMLO ¿engañador o engañado?

El berrinche de AMLO durante su gira por Tabasco, recorrió las redes, alertó a los analistas políticos, a los médicos y a todo mexicano preocupado por su presente y su futuro. Imposible saber si él miente, se deja engañar ilusionado en un éxito que no llega, o con descaro la dan información falsa para que la venda en su discurso.

Hoy, como desde el día en que los presidentes de México iniciaron programas sociales clientelares, lo mismo que los que naufragaron en las buenas intenciones arrasados por la corrupción, el dinero no llega a donde debe llegar, o sólo lo hace parcialmente. Las metas en entrega de recursos frescos para, supuestamente, alejar del sicariato a los jóvenes y reactivar la economía, no se cumplen, ni se cumplirán.

Por lo que se anuncia como consecuencias económicas del covid-19, de la desconfianza de los empresarios nacionales, del resultado de las encuestas “coincidentemente” publicitadas al regreso de su frustrante gira al Macondo de la 4T, mejor conocido como Macuspana, más el desacierto en la elección de sus propios tiempos políticos, la recesión oficialmente menor a un dígito, previsiblemente no se profundizará, pero no podrá revertirse.

¿Quién le informa del estado de la entrega de esos recursos? Quien sea, lo engaña, pues ni siquiera en la Ciudad de México se cumple al 100. Ahí están las colas de los viejitos, intentando saber cuándo es que la promesa se hace realidad. Al modificar los modelos de entrega, abrieron las puertas a su propia corrupción, como parte de la regeneración nacional.

Pero para todo hay una excusa. En la crónica de Néstor Jiménez, de La Jornada, leemos: “El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que algunos de los apoyos sociales han tardado en llegar ante la falta de bancos en pequeños poblados. Además, ante los gritos dos manifestantes que pedían solución a problemáticas locales durante los actos que encabezó ayer en el municipio de Centla, Tabasco, sostuvo que se atenderán las causas justas, pero primero se resolverán las demandas de la sociedad y después los planteamientos particulares.

“Tras anunciar obras y programas para las zonas indígenas de esta entidad, señaló que en los humedales de esta región del país hay mucho petróleo, pero aseguró que no se explotarán para conservar esta reserva natural. En su estado natal, conminó a los tabasqueños a no sentirse avergonzados de sus raíces y mantener su cultura y lengua”.

El problema estriba entre lo que AMLO dice y lo que los mexicanos percibimos como realidad. Ahora quiere que los alcaldes donen terrenos para construir sucursales del Banco del Bienestar, ¿para cuántos clientes? Al federalizar el proyecto lo jodieron, debió mantener y replicar, en cada entidad federativa, el que él mismo creó cuando fue jefe de gobierno de esta Ciudad de México. Hoy, se atoró, pero no sabemos si engaña, se deja engañar o lo engañan.

http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.comhttp://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s