LA COSTUMBRE DEL PODER: Lo que exigen los gringos II/II

 Gregorio Ortega Molina 31 de marzo de 2020 – 00:12 CE
*Pueden decir misa. La posibilidad de deducir lo que quieren los gringos no deja lugar a dudas: mueren por controlar el dinero negro del narcotráfico, porque es fuente de poder, y enorme
Lo que exigen los gringos II/II
Hace muchos años que los organismos de inteligencia estadounidenses, inducen y modelan la manera de pensar de los mexicanos y sus gobernantes, sobre los temas que a ellos interesan. El narcotráfico, que es fuente de riqueza para hacer política, es uno de ellos.

Basta leer, de Don Winslow, El poder del perro El cártel; de Roberto Saviano, CeroCeroCero. Las tres “novelas” abundan en información, y es difícil discernir qué es ficción, y qué parte de lo narrado tiene su origen en fuentes como la DEA y la CIA o la Agencia Nacional de Seguridad. En algún momento enseñan las orejas, como para dar un estate quieto a quien se niega a plegarse a sus deseos.

Lo mismo ocurre con las narco-series. Inútil enumerarlas, todas compiten por mostrar un riesgo real y la manera de exhibir el verdadero poder de dos agencias estadounidenses. La DEA y la CIA. Así es que los lectores podrán deducir qué es lo que ambas quieren pescar a través del texto de El País. Retomamos donde dejamos ayer:

“El CJNG nació en 2011 y es la última de las seis grandes transnacionales de la droga en ser creada (Sinaloa, Beltrán Leyva, Juárez, Golfo y Los Zetas). Desde entonces ha crecido rápidamente en poder de fuego e influencia. Hace un par de años, la inteligencia estadounidense calculaba que el grupo de El Mencho tenía presencia en 23 de los 32 Estados de México, un 75% del territorio. Esa cobertura se ha extendido. Ahora claramente hay dos organizaciones, el CJNG, que tiene presencia en 31 estados y el Cartel de Sinaloa, con presencia en 23. Además de haber superado a Sinaloa, el CJNG es muy diversificado. Ahora es el cartel más potente, con mayor capacidad logística para mover droga a EE UU, asegura Eduardo Guerrero, consultor en seguridad pública.

“Se pudo tener una idea de la penetración del cartel en Estados Unidos después del operativo realizado por la DEA durante la semana del 9-13 de marzo, donde se desveló que la agencia ha detenido a 700 miembros de la organización en los últimos seis meses tan solo en territorio estadounidense. Es un cartel enorme, con un montón de ramificaciones en EE UU. Y cuando los americanos dan golpes los dan así, masivos, a toda la estructura logística y financiera. Es un golpe contundente, serio, bien trabajado, como suelen hacerlo. Es la manera como hay que debilitarlos, no agarrando a uno una semana y dos la siguiente, considera Guerrero.

“El poder corruptor del narcotráfico suele mantenerse a niveles locales, donde se asegura el control territorial. Este cártel, sin embargo, también ha tocado las esferas federales. La Fiscalía detuvo en noviembre de 2019 a Isidro Avelar, un juez federal con más de 20 años en la judicatura. Las autoridades mexicanas hallaron en sus cuentas bancarias 50 millones de pesos, 2.2 millones de dólares. 12 millones de pesos, más de medio millón de dólares, le fueron ingresados en 2011. Cuatro años después, el magistrado liberó, inexplicablemente según el Gobierno de Enrique Peña Nieto, a Rubén Oseguera González, El Menchito, hijo del líder del CJNG”.

Pueden decir misa. La posibilidad de deducir lo que quieren los gringos no deja lugar a dudas: mueren por controlar el dinero negro del narcotráfico, porque es fuente de poder, y enorme.

http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.comhttp://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s