LA COSTUMBRE DEL PODER: Ahí viene el Coco

 Gregorio Ortega Molina 13 de abril de 2020 – 00:12 CE
*Saben exactamente cuál es el costo que van a pagar al cerrarse la economía. El diagnóstico lo dio Ricardo Benjamín Salinas Pliego, mostró su miedo. Entonces, que no sean cabrones, que ganen menos y no se protejan con el outsourcing. ¿O se trata de que el jodido así se quede?

Ahí viene el Coco

Lo primero que enseña el Covid-19 es la pérdida absoluta del humanismo. Estamos inmersos en un cambio de paradigma. Es ahora la economía el punto de partida de toda reflexión para la vida, y para el poder.

Lo peor se ve en la manera en que se determinó que los mayores de 80 años son prescindibles. Me recuerda la terrible película Solyent Green, en la que Charlton Heston trata de que no lo convierten en alimento, en una galleta verde. El pretexto es el hambre, nadie se preocupa por la acumulación de la riqueza ni las disparidades. Lo importante es conservar el poder y la presencia fuerte ante las masas, que ciegas dan su aprobación por unos cuantos pesos, que pronto, muy pronto, pueden agotarse en su fuente de origen: los recursos fiscales y ese dinero negro del que todos los gobiernos disponen, debido a su mayor o menor tolerancia a la delincuencia organizada.

El gobierno de la 4T desea durar, pero hace todo al revés, porque se le va la oportunidad de establecer un nuevo contrato social con esa parte de la sociedad que constituye los poderes fácticos que, hoy por hoy, tiene mayor autoridad moral y más prestigio social que los políticos profesionales. Lo que se requieren, todos lo saben, es la creación de empleos no sujetos al outsourcing ni a las supervisiones de los delegados laborales gringos amarrados por Jesús Antonio Seade Kuri, por obsecuencia de AMLO con sus patrones. A ellos todo, a los empresarios nacionales nada. Así nos costará el favorcito de mantenernos en la OPEP con ayuda de Donald Trump. ¿Qué le deben ya?

De muchas maneras AMLO lo ha dejado claro. Apoyo y rescate a la antigua, jamás; es momento de ayudar a las micro y pequeñas empresas y a los informales y, me pregunto yo, ¿cómo andan en su pago de impuestos esos informales? Al SAT corresponde cobrar a los grandotes, aunque la discrecionalidad presidencial lo decide todo.

En algo tiene razón AMLO, por eso lo que importa es un nuevo contrato social con esos poderes fácticos, que comparten con la Presidencia de la República decisiones de vida y muerte.

La dimensión del problema es muy clara. Juan José Millás, en La vida a ratos, lo recuerda: “Conviene partir del hecho de que no hay solución. Para nada. No hay solución para nada. La vida no tiene solución, la vida no es un problema del que conoces unos datos de los que debes deducir otros. Una vez que acepta ese hecho, que no hay solución, te hacen menos daño las atrocidades que contemplas a diario. No hay solución, te dice. Buenas noches”.

Tampoco se trata de transigir. Es asunto de convencerlos de que no sean voraces. Ellos saben exactamente cuál es el costo que van a pagar al cerrarse la economía. El diagnóstico lo dio Ricardo Benjamín Salinas Pliego, mostró su miedo. Entonces, que no sean cabrones, que ganen menos y no se protejan con el outsourcing. ¿O se trata de que el jodido así se quede?

De Raúl Domínguez

Tras el Apocalipsis por el letal coronavirus, el presidente López conjetura que pronto llegará la Parusía y. por ende, lo miro desesperado, pero lo admiro por no estar desesperanzado.

Veo que al extinguir fideicomisos públicos y confiscarles 740 mil millones de pesos, AML0 está por revocar todas las concesiones de oro, litio, agua, gas, petróleo, uranio, titanio, trenes, teléfonos y carreteras.

Oteo también que el presidente López se encuentra considerando decretar expropiaciones de algunos bancos, empresas e industrias.

Ahora aprendo algo del presidente López, pues, comprendo lo que pontificó sobre el virus asesino, de que le vino como anillo al dedo, pues, la tragedia nacional justificará toda drástica decisión presidencial.

Confiscaciones, revocaciones y expropiaciones en aras de ejecutarlas como medidas revolucionarias para consolidar y disfrutar los beneficios de la Cuarta Transformación, en una nueva Nación evangelista socialista.

¡Felices Pascuas! queridos lectores.

http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.comhttp://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s