LA COSTUMBRE DEL PODER: Delfina, nombramiento de intromisión electoral


 Gregorio Ortega Molina 12 de enero de 2021 – 00:12 CE
 *Este año 2021 es, para los mexicanos, el del verdadero parteaguas; temo que nos quedaremos como el perro de las dos tortas, hundidos en la mediocridad más allá de la medianía, y en un autoritarismo colindante con el totalitarismo

La imagen puede contener: 2 personas

Demasiada alharaca por un nombramiento que no debe quitarnos el sueño, porque el fracaso del proyecto de educación elemental debió propiciar que, desde la concepción de los libros de texto gratuitos editados para que recuperáramos el aliento vital de lo que necesitamos -pero no llega- para la instrucción pública de nuestros hijos: humanismo y desarrollo de las aptitudes necesarias para contribuir al crecimiento económico.

     El último intento, lo repito, ocurrió con Porfirio Muñoz Ledo, cuando El Flechador del Cielo, alentado por los encantos de Rosa Luz Alegría, lo defenestró para después, al darse cuenta del error, rehabilitarlo como embajador de México ante la ONU. En el Archivo General de la Nación hay un par de ejemplares de ese proyecto educativo nacional que nadie se interesó en rescatar.

     Esteban Moctezuma Barragán cumplió con su encargo: hacerse el que la Virgen le habla, como ocurrirá durante su desempeño como embajador. Es un trozo de plastilina en las manos de sus patrones.

     Desde que Jaime Torres Bodet abandonó las oficinas del secretario de Educación Pública, la dependencia ha sido totalmente asediada, porque desean convertirla en botín del SNTE y de la CNTE. Hoy parecen haber logrado ese objetivo; sin embargo, existe un pero: depende de la habilidad de Delfina Gómez para transformar la cesión de esa parcela de poder, en votos contantes y sonantes, tanto para las gubernaturas que están en disputa, como para asegurar la mayoría total, absoluta, en la Cámara de Diputados, de Morena y sus partidos satélites, pues de otra manera la 4T pronto quedará convertida en un mal sueño, cuyos estragos costará años restañar.

     Mientras los intelectuales neo orgánicos se sacan de la manga teorías pseudo históricas para justificar el hecho de que la 4T sí es la Cuarta Transformación en pleno proceso, la realidad nos muestra que la educación no presencial profundiza el foso del que han de salir los que no pueden acceder a las clases a distancia como Dios manda, por quedar restringidos a cursos por televisión en los que de ninguna manera se puede interactuar con los maestros, despejar dudas, formular preguntas, actividades de cuyo valor dejó muestra Sócrates, incluso a punto de beber la cicuta.

     La pregunta es ineludible: ¿cuánto costará, en dinero y en atraso social y político, la elección a desarrollarse este año? ¿Qué tan diezmada quedará la Secretaría de Educación Pública? ¿Cuánto más puede resistir la incipiente República y la infantil democracia? ¿Habremos de modificar, de nuevo, los libros de Historia Nacional, para dar un lugar de preeminencia a los milites? ¿Si ya les entregó buena parte de la economía, será capaz de entregarles el futuro junto con la SEP? ¿Por qué diablos no?

     Este año 2021 es, para los mexicanos, el del verdadero parteaguas: temo que nos quedaremos como el perro de las dos tortas, hundidos en la mediocridad más allá de la medianía, y en un autoritarismo colindante con el totalitarismo.

===000===

El incendio en el centro de control del METRO es un aviso del estado en que se encuentran muchas de las instalaciones técnicas, eléctrica, mecánicas y en materia de seguridad, esenciales para que la vida cotidiana de la nación se desarrolle sin sobresaltos, ya no digamos problemas graves.

     El viejo Distrito Federal, hoy Ciudad de México, puso en servicio el transporte colectivo Metro en 1968, hace 52 años, de los cuales la responsabilidad de su funcionamiento óptimo y mantenimiento seguro depende de los gobiernos de izquierda desde 1997, hace 23 años. Igual que los priistas, también tuvieron tiempo de poner orden y ser eficientes, en lugar de hacerse de la vista gorda ante el despojo de los bienes públicos.

http://www.almomento.mx ,  http://www.analisisafondo.com ,
http://www.indicepolitico.com ,
www.gregorioortega.blog   @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s