LA COSTUMBRE DEL PODER: Encandilados por inexistente destape y las palabras destapador y corcholatas


 Gregorio Ortega Molina 2 de agosto de 2021 -00:12 CE 



 *Por lo pronto y hasta este momento, Andrés Manuel es su único candidato; se esforzará para que el pueblo bueno y sabio lo reclame y postule de nueva cuenta, sin importar los “sacrificios” constitucionales y legales que deban hacerse. Nada se mueve sin que Julio Scherer Ibarra y Jesús Ramírez Cuevas se lo informen en un susurro, en un secreto de confesión y sumisión



Sorprende la facilidad con la que Andrés Manuel engaña a la galería y al público supuestamente avezado en análisis político y conocimiento del comportamiento humano. Se dejan encandilar con toda sombra chinesca.

     El “tapadismo” feneció con la ejecución de Luis Donaldo Colosio y la video-postulación de Manlio Fabio Beltrones en favor de Ernesto Zedillo. Este fue incapaz de operar su sucesión, Felipe Calderón Hinojosa se impuso a la voluntad de Vicente Fox, y en las vencidas entre Beltrones y Peña Nieto triunfó la nomenclatura salinista. El saldo se convirtió en el éxito de “el peligro para México” y en el establecimiento del juego de malabares verbales matutinos.

     ¿Por qué esa exhibición de poder y control por parte de Andrés Manuel? ¿A qué se debe que los políticos nombrados y sumisos le entren al juego? ¿Por qué la prensa incómoda se va con la finta, y en lugar de dedicar tiempo a la observación y discernimiento de lo que realmente sucede, lo pierde en la elaboración de hipótesis sobre un futuro electoral que, por el momento, tiene un único administrador?

     Si la supuesta inexistente oposición le entra el juego y empieza a barajar nombres, facilitará a Andrés Manuel imponer, en sus propios términos, la descalificación matutina y diaria de los “precandidatos”, a base de adjetivaciones inmisericordes y escarnios de ese pasado al que por fuerza pertenecen, tanto como los que hoy gobiernan.

     Por lo pronto y hasta este momento, Andrés Manuel es su único candidato; se esforzará para que el pueblo bueno y sabio lo reclame y postule de nueva cuenta, sin importar los “sacrificios” constitucionales y legales que deban hacerse, o al menos buscará que le prolonguen por dos años el mandato que tiene, para consolidar la 4T. Quien no acepte que así está previsto, nada entiende de las aspiraciones del actual presidente constitucional. Daniel Ortega lo enseñó bien.

     Quizá los malévolamente “descorcholatados” debieran recordar la genial definición de Fidel Velázquez: “el que se mueve, no sale en la foto”. Es como el juego de los “encantados”; de entre los delfines de Andrés Manuel, mejor colocado quedará quien más quieto permanezca en cuanto a aspiraciones se refiere. Hay que rendir sin brillar y en silencio.

     Se equivocan quienes intentan establecer analogías entre Felipe Calderón y Andrés Manuel, porque en el primer caso la presidenta fue Martita, y en el segundo, se administra como señor de horca y cuchillo. Nada se mueve sin que Julio Scherer Ibarra y Jesús Ramírez Cuevas se lo informen en un susurro, en un secreto de confesión y sumisión.

     Si la supuesta inexistente oposición desea anotarse un tanto en este juego de espejos, debe dejar el prematuro escenario de la contienda por el poder a los nombrados por Andrés Manuel, el autodenominado destapador, con el propósito de que compitan entre ellos mismos, para después, en un certero tiempo político, salir a la palestra con contendientes de peso.

http://www.almomento.mx ,  http://www.analisisafondo.com ,
http://www.indicepolitico.com ,
www.gregorioortega.blog   @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s