LA COSTUMBRE DEL PODER: 16 de septiembre, a caballo sobre el patriotismo y la soberanía

   Gregorio Ortega Molina 5 de septiembre de 2022 -00:12 CE
 *¿Puede recrearse hoy el mito de Juan Escutia? ¿Cuántos electores de Morena están dispuestos al último sacrificio? ¿Qué es para ellos la patria, la soberanía y el patriotismo, ante el hambre que ni los programas sociales sacian? ¿Abren las puertas a la opción oscura del narco-poder y los dólares de Ovidio?
 
El presidente mexicano amenaza con soltarnos la neta sobre la soberanía, el nacionalismo y su relación con el TMEC, nada menos que desde el balcón central de Palacio Nacional y el meritito 16 de septiembre próximo. ¿Será un parteaguas en la historia política nacional? ¿O escucharemos el canto del cisne de Morena y sus secuaces?

     Lo primero que debe inquietarnos es discernir si los conceptos de soberanía y nacionalismo nos dicen lo mismo que cuando se creó el Estado nación, cuando se daba la reorganización de los imperios y se anunciaba, como ocurrió, la caída de esa España en cuyos territorios no se ponía el sol, y después las sucesivas desapariciones del zarismo, de Austria-Hungría y el Imperio Británico. El Reich de los mil años fue breve, aunque cruento, y lo ocurrido en Oriente poco incidió en la civilización occidental, hasta ahora. La presencia china es una realidad.

     No comprenden que estamos inmersos en un rápido proceso de mutación cultural y civilizatoria, de la que Occidente puede resurgir fortalecido, o hundirse, como el Poseidón, para siempre jamás.

     Para no perder de vista las lecciones de la historia, vale la pena releer El imperio perdido, de José María Pérez Gay, sin dejar de lado El último encuentro, de Sándor Márai, y El mundo de ayer, de Stefan Zweig. Se dio la licuefacción de un modelo de vida que jamás regresará, y en esa liquidez se disolvieron conceptos sociales y civilizatorios que fueron una guía -que parecía inmarcesible- para vivir cristianamente, o de manera decente.

     Donde más se percibe esta mutación, es en el tránsito del papel de los periódicos y de los espacios de los noticieros de radio y televisión, al tiempo inmediato y real de las redes sociales, donde sin ética ni responsabilidad los gobiernos tratan de influir en las sociedades, y los líderes políticos, sociales y culturales se esfuerzan por conservar esos valores que fueron su razón de existir.

     ¿Puede recrearse hoy el mito de Juan Escutia? ¿Cuántos electores de Morena están dispuestos al último sacrificio? ¿Qué es para ellos la patria, la soberanía y el patriotismo, ante el hambre que ni los programas sociales sacian? ¿Abren las puertas a la opción oscura del narco-poder y los dólares de Ovidio?

===000===

De los apuntes del general Lázaro Cárdenas. 

9 de marzo de 1938

Varias administraciones del régimen de la Revolución han intentado intervenir en las concesiones del subsuelo concedidas a empresas extranjeras, y las circunstancias no han sido propicias, por la presión internacional y los problemas internos. Pero hoy que las condiciones son diferentes, que el país no registra luchas armadas y que está en puerta una nueva guerra mundial, y que Inglaterra y Estados Unidos hablan frecuentemente en favor de las democracias y de respeto a la soberanía de los países, es oportuno ver si los gobiernos que así se manifiestan cumplen al hacer México uso de sus derechos de soberanía.
 
19 de marzo
He hablado al pueblo pidiendo su respaldo, no sólo por la reivindicación de la riqueza petrolera, sino por la dignidad de México que pretenden burlar extranjeros que han obtenido grandes beneficios de nuestros recursos naturales y que abusan considerándose ajenos a los problemas del país.

===000===

     Entre la fecha de la expropiación y hoy hay una distancia de 84 años, pero sobre todo el surgimiento de un mundo distinto, con conceptos culturales y civilizatorios diferentes, y con un enemigo interno feroz y despiadado: el narcotráfico. La soberanía tiene otro significado.

http://www.almomento.mxhttp://www.indicepolitico.com ,
www.gregorioortega.blog   @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s