LA COSTUMBRE DEL PODER: El hambre acecha

 

Gregorio Ortega Molina 16 de septiembre de 2022 -00:12 CE

*Lo único verificable es que en el mundo el hambre llama a la puerta, y es imposible predecir las consecuencias, que son variadas y graves, más allá de los que fallezcan de inanición
 
Los políticos de todo signo ideológico y líderes de las naciones opulentas o pobres, se niegan a reconocer el gran dilema que tienen encima, a pesar de que las señales de alarma son claras: cambio climático, covid-19, conflictos bélicos regionales, uno de ellos con graves repercusiones en el futuro inmediato del mundo, cuyo rostro dejó de ser el mismo con el que solíamos despertar por las mañanas. El cambio inició en los primeros meses de 2020.

     Puede ser que muy pronto y sin percibir las consecuencias en su verdadera amplitud, buena parte del mundo transite de la hambruna a la carencia casi absoluta de alimentos, y posiblemente ocasione más muertes que la pandemia. Ya Claudia Corichi, en su artículo de El sol de México del 17 de agosto último, lo anuncia: “Existe inseguridad alimentaria cuando la vida de una persona y los medios de subsistencia están en peligro inmediato debido a la falta de alimentos. Hoy enfrentamos grandes retos al respecto”.

     La magnitud del problema aparece en su verdadera dimensión con la guerra en Ucrania. Con ella se inicia un “reordenamiento geo alimenticio y de recursos energéticos, como lo es el gas”; entonces, de cuál soberanía puede ufanarse hoy el presidente de México, y esgrimir ese concepto como arma para “remendar” las desavenencias en el TMEC, e imponer su santa voluntad. Es altamente posible que se ufane todavía más, y se saque de la manga un nuevo programa social al que nombre soberanía, para alimentar el falso nacionalismo del México bueno y sabio, y los convierta en muertos de hambre.

     Las cifras macroeconómicas parecen sonreírnos y propiciar esperanza, en el sentido de que México podría sortear la recesión, aunque la inflación no ceda. Considero que la economía no tiene palabra de honor, y se mueve más por la codicia que por los deseos de un equilibrio compartido. Olvidemos la filantropía, que a la postre es un asunto de ropas finas ante la sociedad, y preguntemos a los Larrea y los Slim y los Romo cuánto han invertido durante los últimos 4 años, y cuánta es su confianza en el gobierno que los convoca a ser solidarios. Nunca responderán con la verdad.

     Lo único verificable es que en el mundo el hambre llama a la puerta, y es imposible predecir las consecuencias, que son variadas y graves, más allá de los que fallezcan de inanición.

http://www.almomento.mxhttp://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog   @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s