LA COSTUMBRE DEL PODER: Fiestas decembrinas

  

Gregorio Ortega Molina 14 de diciembre de 2022 -00:12 CE

*¿Cuál puede ser hoy su significado en Ucrania, en África del norte, entre los estadounidenses que no tienen hogar o perdieron familia durante los tiroteos, o entre los deudos de los desaparecidos en México, las víctimas de la violencia, los inmigrantes varados, humillados y despojados? Imposible conocer del estado de ánimo
 

¿Pueden medirse la alegría, la paz interna? ¿Cuáles son los referentes para establecer parámetros? ¿Es, el gasto personal y familiar, un índice de referencia para saber qué tan felices pueden ser los mexicanos?

     Creo que no hay mejor momento para determinarlo que las fiestas decembrinas. Supongo que el concepto de fiesta y el mes de diciembre varían de acuerdo a los niveles educativos, y a la posibilidad de salir corriendo a las playas o las estaciones de esquí o los cruceros, o nada más buscar la reconciliación familiar o social, para suavizar dolores por pérdidas físicas o exacerbar sentidos para esconderse de las faltas u omisiones.

     ¿Dónde celebran las posadas, cantan los peregrinos y se preparan para renovar creencias, con el propósito de sobrevivir otros doce meses? ¿Cómo festejan los que pueden mucho, y los que apenas reúnen lo suficiente para permitirse recordar que son humanos poseedores de sentimientos, pero también de resentimientos? Transitamos durante unas semanas durante las cuales siempre hay más preguntas que no gustamos de hacernos, y nunca existen las respuestas adecuadas a la ausencia de empatía.

     Nada más preciso para explicarlo que la canción vernácula: Diciembre me gustó pa’ que te vayasQue sea mi cruel adiós tu Navidad. Los mensajes de amor y paz fueron sepultados por guerras mundiales, genocidios, terror nuclear, guerra de usura, explotación, carestía, hambre, engaño por la palabra, deformación moral de la sociedad propiciada por los gobiernos que prometieron rescatarlas, pero más las envilecen, cuando menos a esa parte que a ojos cerrados acude al llamado del líder.

     Fiestas decembrinas. ¿Cuál puede ser hoy su significado en Ucrania, en África del norte, entre los estadounidenses que no tienen hogar o perdieron familia durante los tiroteos, o entre los deudos de los desaparecidos en México, las víctimas de la violencia, los inmigrantes varados, humillados y despojados? Imposible conocer del estado de ánimo.

     Pienso ahora en la parábola del mendigo a las puertas de la casa del rico, que muere soñando poder alimentarse con las migajas que caen de su mesa. Evoco esa idea necesaria de dar de beber al sediento, y me es imposible separar las necesidades físicas de las del alma. Saciar el hambre equivale a saciar el deseo de conocer, saber, enterarse, pero ahora se empeñan en fortalecer la ignorancia. Así, ¿cuáles fiestas decembrinas?

http://www.almomento.mxhttp://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog   @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s