La Costumbre del Poder: Presupuesto intimidatorio

 Gregorio Ortega Molina 2 de octubre de 2019 – 00:13

Será que viviremos el principio de la balcanización de la patria? Lo que hoy sucede me recuerda la frase final de La víspera del trueno, donde Luis Spota escribió: El remedio ¿peor que la enfermedad?

Imagen integrada
La manera de abrir o cerrar la escarcela es la auténtica y primigenia fuente de poder, incluso entre los administradores de las diversas iglesias. La tarea de los ministerios del interior fue fundamental, porque consistía en evitar que creciera la demanda de recursos, para conjurar el desfonde de los presupuestos, el gasto que quiebra hogares y naciones.

Hoy, el control político sustentado en la negociación, en el intercambio de favores dejó de existir desde el momento en que entregaron a los grupos sindicales y/o sociales de presión, las tareas de la secretaría de gobernación. El florero regresó a su sitio, sólo cambió el nombre de los decoradores del escenario político nacional.

Para evitar el desastre procuran dosificar el goteo de la escarcela, quien mejor lo explica es el senador Samuel García; dijo que la reducción de recursos a los estados y municipios marcada en el Presupuesto2020, es un castigo que pega a las policías con el recorte del Fortaseg, por segundo año consecutivo.

Del comunicado de prensa emitido por el Senado de la República, leemos: “El presidente de Federalismo y Desarrollo Municipal señaló que se trata de un tiro de gracia la falta de apoyos, cuando en el país es constante el recrudecimiento de la violencia.

“En nuestro Presupuesto 2020, nuestro presidente sigue castigando a los estados y municipios. No suficiente con eso, redujeron el Fortaseg; si el año pasado les dieron un recorte del 20 por ciento, este año le dan un 20 adicional, esto quiere decir que los municipios van a recibir 40 por ciento menos.

“El legislador alista una reforma constitucional que fortalezca a los gobiernos locales frente a la visión centralista del presidente, en la cual plantea convenciones hacendarias obligatorias cada 3 años, establece la coordinación y regulación de las zonas metropolitanas, y abre el candado a los fondos internacionales directamente a estados y municipios.

“México es un país federal, puede ser flexible, pero nunca centralista, por eso el llamado es de urgencia, corrijan el Presupuesto, están dejando asfixiados a los estados y municipios. De no hacerlo, se va a correr el riesgo que los estados se salgan de la convención y coordinación fiscal.

“En este sentido, apoyó al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien llamó a actualizar el pacto federal, o se saldría su estado por la inequidad en la distribución de las partidas”.

¿Será que viviremos el principio de la balcanización de la patria? Lo que hoy sucede me recuerda la frase final de La víspera del trueno, donde Luis Spota escribió: El remedio ¿peor que la enfermedad?

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com,
http://www.gregorioortega.blog y @OrtegaGregorio
Si te inquieta, compártelo

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: ¿Y los errores de los fiscales?

 Gregorio Ortega Molina 1° de octubre de 2019 – 00:13
Son los administradores públicos los que pervierten a las instituciones, porque buscan el bienestar de un grupo político o satisfacer pulsiones personales. El caso es que ahora son los evangélicos los que andan tras el poder, para que éste refleje la imagen moral que ellos desean imponer

Imagen integrada

 

Se les llena la boca cuando pueden hacer escarnio de jueces, lo mismo que al emitir juicios lapidarios sobre el Poder Judicial de la Federación en su conjunto, sin detenerse a meditar -escribió sor Juana Inés de la Cruz- en que son la ocasión de lo mismo que culpan, pues la procuración de justicia es parte del Ejecutivo, y a ella están integrados los MP’S; a ellos corresponde la responsabilidad de integrar pericialmente bien y con todas las pruebas de cargo las carpetas de investigación.

Recuerdo -a mi paso por el Consejo de la Judicatura Federal- a los presidentes de la SCJN reiterar la necesidad de una escuela que capacitara a quienes ejercen el cargo de MP’S, de idéntica manera a como se creó la escuela del Poder Judicial. Si ya existe, está en el anonimato.

A cada oportunidad que se les presenta, exponen lo que ellos llaman la corrupción judicial, lo podrido de los juzgadores, sin siquiera presentar pruebas de su dicho, ni detenerse a pensar en los motivos que inciden en la decisión de los jueces y, en el caso de que la línea de la justicia se tuerce, determinar si se hizo bajo coerción o amenaza, que lo mismo pesa sobre las familias de quienes tienen el mandato de dictar sentencia; también los advierten: no puedes renunciar, si lo haces de todas maneras te torcemos junto con tu mujer y tus hijos.

Pero dejemos de lado las suposiciones y atengámonos a lo racional. Para ello recomiendo el artículo de Ricardo Raphael publicado en El Universal del 17 de septiembre, donde da pormenorizada cuenta de los errores cometidos a la hora de integrar la carpeta de investigación, y así se facilitó la puesta en libertad de Gildardo López Astudillo, El Gil, por su participación, ficticia o real, en la ejecución de los 43 de Ayotzinapa.

Actuar apegados a la ley, no es lo mismo que hacerlo correctamente; lo mismo ocurre con la suerte, tenerla no es lo mismo que saber a detalle efectos y consecuencias de las decisiones tomadas.

Caigo en la cuenta de que son los administradores públicos los que pervierten a las instituciones, porque buscan el bienestar de un grupo político o satisfacer pulsiones personales. El caso es que ahora son los evangélicos los que andan tras el poder, para que éste refleje la imagen moral que ellos desean imponer.

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com,
http://www.gregorioortega.blog y @OrtegaGregorio
Si te inquieta, compártelo

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Economía no tiene palabra de honor

 Gregorio Ortega Molina 30 de septiembre de 2019 – 00:13

Lo que se requiere -más que la aprobación tácita del pueblo bueno y sabio- para trascender la tentación de reelegirse, es que el hambre no apriete y el dinero alcance para todo lo ofertado, pues de lo contrario la violencia ascenderá en espiral de fuego, porque a los sicarios pueden sumarse otros grupos armados que quieran mostrar su descontento

Imagen integrada

La economía es más un sentimiento que una ciencia, en idéntica medida a como la inseguridad jurídica para preservar los bienes, es más una sensación que una certeza.

Considero que la mejor definición de lo que realmente ocurre con el PIB la proporciona Francisco Suárez Dávila en su texto de El Universal del 17 de septiembre último. Vivimos apasionadamente en un estancamiento estabilizador; es decir, ni para atrás, ni para adelante, y ocurre lo mismo que con el agua estancada, lo que tiene vida y no se mueve, se pudre.

Cierto es que el escenario internacional no ayuda, y a éste habrán de sumarse la presión de Estados Unidos sobre el gobierno de la 4T por el asunto de los migrantes, el inicio del proceso de juicio político, y los propios errores del cambio de régimen, que espanta a los empresarios nacionales, en lugar de acrecentar su confianza de que nada ocurrirá en contra de sus inversiones, y se respetarán (¿ahora sí?) los acuerdos internacionales a pesar de renegociaciones dudosas, como es el caso de los gasoductos.

Hubo otros caminos para poner orden económico contra la corrupción en el caso del AICM-Texcoco, pero Andrés Manuel López Obrador, presidente de todos los mexicanos y con mandato constitucional, eligió el más radical para pintar su raya, para decir aquí estoy, sin importar las consecuencias en la economía de los hogares, que la tienen y nadie quiere cuantificarla.

De cualquier manera, todos perdimos, porque el florero regresó a su lugar en el escenario político nacional, con una decoración que lo encorseta más, y a el resto, a sus gobernados, nos eleva el precio de vivir.

No quiso darse cuenta de que la economía no tiene palabra de honor, porque el dinero no conoce ese término, ese valor ético. Sus necesidades son otras, satisfacer las pulsiones de sus dueños a través de una certeza jurídica absoluta, pero como quienes sostienen en sus manos el mecate corto del poder también son seres humanos, no es difícil que flaqueen por el lado de la necesidad absoluta de cumplir con su palabra. En medio de tanta madrugada, mañana olvidan lo dicho hoy.

Lo que ahora deberán mostrar es su capacidad para establecer empatía entre ellos y los barones del billete, porque lo que se requiere -más que la aprobación tácita del pueblo bueno y sabio- para trascender la tentación de reelegirse, es que el hambre no apriete y el dinero alcance para todo lo ofertado, pues de lo contrario la violencia ascenderá en espiral de fuego, porque a los sicarios pueden sumarse otros grupos armados que quieran mostrar su descontento.

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com,
http://www.gregorioortega.blog y @OrtegaGregorio
Si te inquieta, compártelo

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Esa Política:Úsese y tírese

Imagen integrada
Gregorio Ortega Molina/ El Heraldo de México digital

Y con eso de que la Pelosi decidió iniciar el procedimiento de juicio político al “hombre más poderoso y más majadero del mundo”, a nuestro país se le pondrán las peras a 25

 

“Nada se hace, excepto cuando yo lo hago. Estoy usando a México para proteger nuestra frontera, porque los demócratas no arreglan, porque los demócratas no quieren cambiar las lagunas en las políticas de asilo”, afirmó Donald Trump, como si fuera el presidente de Estados Unidos absolutamente normal que requiere este momento histórico.

Esta declaración muestra el modito y talante del presidente gringo, para tratar a sus semejantes y a los que, en su tergiversado concepto de humanidad y nacionalismo, de ninguna manera lo somos y jamás podremos serlo.

Imposible creer que cuando no está de humor –¿alguna vez lo estará?– dé trato deferente a sus seres queridos, y tampoco a los allegados. Debe ser un infierno ser subordinado de una persona que se considera hecha a mano, pero no quiera darse cuenta que la sentaron fresca nomás nació, y se le reblandeció todo, principalmente el cerebro.

Y con eso de que la Pelosi decidió iniciar el procedimiento de juicio político al “hombre más poderoso y más majadero del mundo”, a nuestro país se le pondrán las peras a 25, porque se comportará como un tiburón blanco herido, dará coletazos a diestra y siniestra, y acá -como ya es tradición- doblarán la cerviz, con tal de que nos sigan usando para lo que sea, para que compren productos mexicanos, pero por favor sin aranceles, a pesar de que China y la CEE también contribuyen al crecimiento de la economía nacional, y de los listillos empresarios mexicanos que se transformaron y cumplen con los requisitos y normas para exportar productos de calidad

De cualquier manera, para nuestro gobierno y para todos los mexicanos, las condiciones de nuestra relación con Estados Unidos podría modificarse para mal, porque hoy está a la vista de todos el tema migratorio, pero nadie quiere combatir el tráfico de armas, que facilitan que haya más ejecuciones y una cruenta violencia, y hacia allá corre el narcotráfico, en el que la disputa no es por la cantidad de toneladas que los pulcros ciudadanos norteamericanos consumen, sino la manera en que ha de aprovecharse -y por quiénes- esa masa monetaria negra, que definitivamente contribuye a sanear economías y a evitar crisis sociales.

Para comprender la dimensión del problema sólo hay que recordar las cifras de muertes violentas de 2006 a la fecha, el número de fosas clandestinas, de desaparecidos, de víctimas de trata y, lo que otros consideran como prioridad, el dinero que le cuesta a empresarios y pequeños comerciantes el robo y el derecho de piso.

Sugiero la lectura de la trilogía de Don Winslow: El poder del perro, El cártel y Frontera. La impunidad con la que se mueven agencias de Estados Unidos en territorio nacional, su corrupción y el desprecio que sienten por nuestro país, son algo más que graves, lindan con lo lesivo y afectan nuestra autoestima.

La corrupción de los gringos es de otra dimensión y diferentes métodos. Aquí son pilmamas en ese tema.

 

http://www.gregorioortega.blog

@OrtegaGregorio

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Soberanía, globalización y neoliberalismo

 Gregorio Ortega Molina 27 de septiembre de 2019 – 00:13

Lo que no anticiparon los integrantes de la Familia Revolucionaria, ni la élite del PRI o de Acción Nacional ni de la Revolución Democrática, es que las ideologías y la cultura serían sustituidas por un cristianismo evangélico que es semilla de discordia

Imagen integrada

Durante el mes de septiembre los mexicanos tienen dos días para expresar, de una u otra manera, la esencia de lo que el artículo tercero constitucional sembró como nacionalismo, idea de patria y sentido de pertenencia. Son los sentimientos de la nación. Actualmente no tienen cabida en ningún ámbito.

Lo advirtió Manuel Camacho Solís en los días que coqueteó con la posibilidad de ser presidente de México: el concepto de soberanía debe modificarse. Y sí, para hacer realidad una disminuida idea o precepto de ese calibre e importancia, o se es el Imperio (Rusia, China, Estados Unidos), o aliado de alguna de esas tres fuerzas económicas que, por el momento, se empeñan en definir el futuro del mundo, sea de manera sustentable, o no, porque saben que para sobrevivir ellos, requieren de naciones esclavas, o que lo parezcan.

Lo que ahora padecemos me recuerda a esos pleitos de cárteles rivales, en los que, por sí o por no, te pescan en medio, porque han descubierto que tu territorio, tu gente como fuerza laboral, lo que produces, de algo les sirve, aunque sea para denostarte con el propósito de que les reditúes votos en las elecciones, o para que entre ellos se favorezca un sentimiento de unidad contra lo extraño, lo feo, lo exógeno, lo que hace daño.

En su momento debimos de tomar nota de lo señalado por Samuel P. Huntington en El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial, porque los mexicanos enfrentamos un dilema mayor, al haber sido modelados por un sincretismo peculiar y arraigado como en ninguna otra nación.

Escribió Huntington hace 5 lustros: “… Los pueblos y países con culturas diferentes se están separando. Los alineamientos definidos por la ideología y las relaciones con las superpotencias están dando paso a alineamientos definidos por la cultura y la civilización… En este mundo nuevo, sin embargo, la identidad cultural es el factor fundamental que determina las asociaciones y antagonismos de un país”.

De alguna manera los cristianos que crearon el Instituto Lingüístico de Verano percibieron lo difícil que sería fisurar el sincretismo que caracteriza hábitos, costumbres e identidad cultural de los mexicanos, y por ello se han mostrado incansables en el territorio nacional, para que modifiquemos nuestra manera de ser, nuestra representación del mundo y sus valores, y nos sumemos al proyecto estadounidense.

Lo que no anticiparon los integrantes de la Familia Revolucionaria, ni la élite del PRI o de Acción Nacional ni de la Revolución Democrática, es que las ideologías y la cultura serían sustituidas por un cristianismo evangélico que es semilla de discordia. Lean a Patricia Highsmith en Gente que llama a la puerta, y así podrán enterarse de la manera en que proceden para ganar “fieles”.

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com,
http://www.gregorioortega.blog y @OrtegaGregorio
Si te inquieta, compártelo

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Raíz y negación II/II

 Gregorio Ortega Molina 26 de septiembre de 2019 – 00:13

Construirnos un futuro exige un cambio de régimen, éste no puede ser decorativo, sino que requiere de la reforma del Estado y de un nuevo modelo político para gobernar apegados al mandato constitucional, no en su contra

Imagen integrada
La nueva narrativa política indica que los mexicanos, inteligentes o no, de oposición o fieles a lo que hoy llaman cambio de régimen, se dejan seducir por el adorno, por la forma: Los Pinos, el TP01, vivir en Palacio Nacional, usar al contentillo la banda presidencial, favorecer la confrontación entre chairos y fifís, Pasta de Conchos, los 43 de Ayotzinapa, el combate selectivo a la corrupción y la impunidad, amnistía, Guardia Nacional para disfrazar la militarización…

Darle un nuevo envase a la ceremonia, al boato, a los símbolos del poder, no es un cambio de régimen, más bien se identificaría con el gatopardismo, con el riesgo adicional de una regresión, tal como la explica José Woldenberg en su texto para El Universal del martes 17 de septiembre.

Si es la Constitución la que nos da la identidad nacional, el sentido de pertenencia, la alteridad necesaria para unirnos en una diversidad creadora y aprovechar el sincretismo que define buena parte de nuestra manera de ser, para qué entonces provocar la división.

En la parte final de la entrevista a Yásnaya Aguilar, ella sostiene: “México oprime a partir del mestizaje. Y el mestizaje implica desindigenización de este país. Se narra como una política racial, lo que es insostenible: ya ahora todas las personas en el mundo somos mestizos. Y si mestizos no es una categoría racial debe ser otra cosa: un proyecto político del Estado mexicano. La lengua es el criterio que más ha usado el Estado para clasificar quién es indígena y quién no. Si ves los cálculos, te das cuenta de que, en 1820, alrededor del 70% de la población mexicana hablaba una lengua indígena. Esta era la situación después de 300 años de colonialismo español. Con esto no quiero relativizar los estragos del colonialismo, pero el Estado mexicano redujo esa cifra hasta el 6% en poco más de 200 años.

“Los Estados nacionales actuales están construidos bajo la idea de homogeneidad lingüística; después de la Revolución Mexicana hubo esfuerzos coordinados para castellanizar forzosamente. Ha sido la política más exitosa del país. ¿Qué pasó, esa población desapareció? No, fue adscrita, sobre todo por la escuela, a la ideología nacionalista del mestizaje. Decimos que tú no eres mestiza, eres desindigenizada por el Estado. La opresión opera en este mecanismo. Para el Estado, el éxito es que todos nos identifiquemos como mestizos.

“Los pueblos indígenas no somos la raíz de México, somos su negación constante”, afirma con fuerza, pero no coincido en su apreciación, no pueden confundirse los logros de la integración de los mexicanos en un proyecto común. Obvio que hay errores y horrores, de otra manera el FZLN no existiría, pero esos errores no pueden ser achacado al modelo político, sino a quienes lo administran.

Construirnos un futuro exige un cambio de régimen, éste no puede ser decorativo, requiere de la reforma del Estado y de un nuevo modelo político para gobernar, apegados al mandato constitucional, no en su contra.

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com,
http://www.gregorioortega.blog y @OrtegaGregorio
Si te inquieta, compártelo

Twitter
Website
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Origen y negación I/II

 Gregorio Ortega Molina 25 de septiembre de 2019 – 00:13

La alteridad es reconocernos en los demás, en los diferentes, precisamente porque son distintos a nosotros. A menos de considerar que si no eres mixe, no existes. En la narrativa política actual lo que favorecen es la confrontación, el encono, la necesidad de establecer una diferencia superior, al menos moralmente

Imagen integrada

En el razonamiento más elemental, hemos de aceptar que los términos jurídicos, legales y lingüísticos de la Constitución de 1917, nos igualan. Integramos una nación, una patria, una identidad nacional, somos mexicanos.

Cierto que el mestizaje contribuyó, pero son mayores los aportes del sincretismo que nos culturizó, porque es un asunto de hábitos y costumbres. Naturalmente hay quienes no lo aceptan, habría que preguntar a los coletos, o a los criollos de Oaxaca, pero también están del otro lado los que se llaman a rechazados por la sociedad, aunque son ellos los que nos rechazan, a pesar de que nos enriquecemos con su herencia cultural, y adoptamos algunos o muchos de sus usos y costumbres en todos los ámbitos de la vida, como la medicina tradicional, el arte culinario, el diseño textil, su historia.

Pablo Ferri entrevista a Yásnaya Aguilar, quien le cuenta no haberse enterado de “que era indígena hasta que llegó a vivir a la ciudad. Hasta entonces nunca se lo había planteado porque desconocía el mundo en que ellos, su pueblo, Ayutla Mixe, en Oaxaca, en el sur de México, era considerado como tal. Siento que hay una relación compleja con la palabra indígena, cuenta Aguilar, lingüista, ensayista y uno de los secretos mejor guardados de las letras mexicanas. Tiene mucha carga, aunque es verdad que la palabra indio tiene más. Indígena es la versión políticamente correcta de indio. La incomodidad tiene que ver con el hecho de ser categorizado como indígena por los Estados nacionales”.

¿Qué hemos hecho de la alteridad entre mexicanos?, me pregunto al leer el párrafo anterior. Estoy consciente de la necesidad de preservar las culturas que dan vida al sincretismo que nos confiere identidad nacional, sentido de pertenencia, pero me resulta imposible sustituir unas por otros, no podemos permitirnos esa negación.

Abunda la nota de Pablo Ferri: “Es ese extrañamiento de ser nombrada por el otro, de existir en cuanto a un otro hasta entonces prácticamente desconocido, lo que empezó a despertar en ella una sensación molesta. De fraude. Como lingüista me puse a ver si había equivalencias a la palabra ‘indígena’ en las lenguas de México. Y me di cuenta de que en la mayoría no existe. En mixe, por ejemplo, akäts significa no mixe, que puedes ser tú, un japonés o un canadiense. Es decir, que no hay concepto que nombre al hombre blanco. Está el mixe, están los demás”.

La alteridad es reconocernos en los demás, en los diferentes, precisamente porque son distintos a nosotros. A menos de considerar que si no eres mixe, no existes. En la narrativa política actual lo que favorecen es la confrontación, el encono, la necesidad de establecer una diferencia superior, al menos moralmente.

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx,
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com,
http://www.gregorioortega.blog y @OrtegaGregorio
Si te inquieta, compártelo

Twitter
Posted in Uncategorized | Leave a comment