La Costumbre del Poder: ¿Cambio de paradigma moral y ético por narco y Covid-19? V/V

 Gregorio Ortega Molina 20 de noviembre de 2020 – 00:12 CE
 *Las sociedades enfrentan -en los gobiernos de sus países- a ejércitos de simuladores que se coluden con los criminales de cuello blanco y se hacen cómplices de los barones de la droga, para garantizar esa impunidad que mueve al mundo tal como lo conocemos y lo hicimos

Foto: usuario, Twitter

Sobre la falta de dinero es necesario colocar lo endeble de las instituciones. Covid-19 ha demostrado que los gobiernos del mundo son incapaces de responder (salvo algunos países que se cuentan con los dedos de una mano) a esa obligatoriedad de preservar la vida de sus pobladores; éstos ahora lo saben, porque se están muriendo.

     Las condiciones sociales y económicas colocan a los gobiernos ante una encrucijada: o se conducen -como lo han hecho hasta hoy- como los tres monos sabios, y nadan de a muertito, o se plantean seriamente la posibilidad de encaminarse a la revisión de los valores éticos y morales que determinan nuestro comportamiento, porque por más ingenuos que nos consideren, es fácil intuir que si los recursos fiscales menguan, el dinero para conservar una precaria paz social y mantener a la población económicamente activa en capacidades saludables de producir, ha de servirse de esos miles de millones de dólares que mueve el narcotráfico, sin contar el que se desvía en las cuotas de corrupción.

     Imposible determinar hace cuántos años que la economía informal produce el necesario dinero negro para mover a la burocracia y ciertos programas sociales, pero es preciso subrayar que esos ingresos siempre son insuficientes.

     El complemento ideal desde hace muchos años son las remesas, aunque los paisanos producen riqueza para sus familias, y ese recurso tiene un destino que únicamente puede convertirse en dinero fiscal a través del impuesto al valor agregado. Así no se apuntala al PIB, sólo se contiene la pobreza y se evita que adquiera la dimensión de miseria.

     El hecho de que alguno o algunos médicos italianos se hayan planteado sin ambages la eutanasia en caso de Covid-19 para adultos mayores que no encuentren cabida en las unidades de cuidados intensivos, y que aquí los mexicanos de noble espíritu hayan puesto el grito en el cielo ante esa posibilidad, nos habla de que las religiones deben contribuir a la reconceptualización de la moral relacionada con el bien morir. Allí está el faro de Morir con dignidad (un alegato a favor de la responsabilidad), ensayo preciso de Hans Küng y Walter Jens.

     Debe repensarse también el tema de la indiferencia ante el hambre, y las consecuencias del griterío de la galería frente a esa violencia que crece más que la economía, se engalla ante la autoridad legítima y hace nugatoria la procuración de justicia. Es más fácil y menos oneroso impedir la muerte por falta de alimentos, que apoquinar con las cuotas de cadáveres exigidas por la pandemia y la cauda de crímenes perpetrados por la delincuencia organizada. Imposible superar el egoísmo de un gobierno de 30 millones de votos que desperdicia la oportunidad de la reforma del Estado, para hundir a sus gobernados en la miseria.

     Pero no nos entusiasmemos ni nos equivoquemos, las sociedades enfrentan -en los gobiernos de sus países- a ejércitos de simuladores que se coluden con los criminales de cuello blanco y se hacen cómplices de los barones de la droga, para garantizar esa impunidad que mueve al mundo tal como lo conocemos y lo hicimos. Nada cambiará, todo irá para peor.

===000===

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados de los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística (ITAT) para el periodo abril-junio de 2020.

     En el segundo trimestre de este año, el Indicador Trimestral del PIB Turístico registró una disminución de (-)43.1% y el del Consumo Turístico Interior de (-)46% en términos reales frente al trimestre inmediato anterior con cifras desestacionalizadas.

     En su comparación anual, el Indicador Trimestral del PIB Turístico reportó un descenso de (-)47% y el del Consumo Turístico Interior de (-)49.6% durante el trimestre en cuestión.

     Quizá fue lo que causó el patatús al señor Miguel Torruco Marqués y se le manifestó en Covid-19.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: ¿Cambio de paradigma moral y ético por narco y Covid-19? IV/V

  Gregorio Ortega Molina 19 de noviembre de 2020 – 00:12 CE
 *Debemos solicitar a lingüistas, filósofos, sociólogos, poetas, novelistas, que busquen modificar los conceptos de ética y moral; si resulta imposible, que nos expliquen cómo podremos vivir sin enfermarnos de la cabeza

Old lady in Zacatecas | Mexican culture, Mexico history, Old women

Quizá debemos regresar al origen. La tentación de la serpiente, la mentira de Adán y Eva a Dios y el asesinato de Abel por Caín. Tres hechos que definen el carácter y comportamiento de los humanos para la eternidad. Lo que sigue es lo mismo, adecuado a la vida y las circunstancias de la época.

     Los humanos buscamos respuestas a nuestra medida: los dioses griegos, la Ley de Moisés y su Decálogo, la Tora, los Evangelios, el Corán… y luego todas sus interpretaciones. Hoy nada satisface, salvo la épica del terror o la vida breve, pero plena, de los niños sicarios a los que Saviano hace hablar. Si vas a morir suplica que te disparen en la cabeza, es instantáneo, no te da tiempo de sentir nada; si es en el abdomen tarda, reniegas porque el dolor de minutos destruye semanas, meses, años de riqueza.

     Hoy resulta imposible someter a la Inquisición a Galileo, y nada más dijo la verdad; por el contrario, los incuestionables hechos y datos verificables difundidos por Julian Assange y Edgar Snowden reclaman juicio y sanción, tan solo por exhibir los abusos de poder.

     Al purpurado Posadas Ocampo lo ejecutaron porque, a fin de cuentas, el dinero del narco le quemó las manos… debido a que vendió el perdón de la Iglesia, pero no acabo de creer que nunca supo que, si se rajaba con la autoridad civil, le dirían que no importaba, porque ellos también vendían indulgencias legales.

     ¿Cómo, entonces, hacer compatibles la fe y el rito, por un lado, y la ley y la administración de justicia por el otro, con el fruto podrido del crimen organizado, con las toneladas tangibles de dólares del narcotráfico, que en casi todas las naciones resuelven más problemas que las políticas públicas?

     Insisto, el peor de los crímenes es incomparable con los colgados, decapitados, ejecutados, desaparecidos, víctimas de trata, torturados, prostituidos, corruptos (la lista es larga), con nuestra indiferencia ante los muertos de hambre. Convivimos a diario con esos fantasmas, nos los cruzamos en las calles, en las puertas de los templos, en las afueras de las tiendas de comestibles; los vemos hurgando en los basurales para encontrar un mendrugo infecto con el cual saciarse. Sabemos que están ahí, que arrastran sus miserias, pero nos negamos a verlos.

     Claro, está la filantropía de los bancos de alimentos, el trabajo de los voluntarios para armar las despensas y ponerlas en las manos de quienes verdaderamente las necesitan. Se mueven ajenos a las políticas públicas y, supongo, distantes del dinero negro, aunque es imposible saber cuáles son los conductos de los barones de la droga para limpiar sus conciencias y satisfacer su patriotismo, como ignotos son los caminos de Dios, y confieso que soy creyente y practicante.

     Debemos solicitar a lingüistas, filósofos, sociólogos, poetas, novelistas, que busquen modificar los conceptos de ética y moral; si resulta imposible, que nos explique cómo podremos vivir sin enfermarnos de la cabeza.

===000===

En Medida por medida, de William Shakespeare, En el final del tercer acto Isabela responde a Angelo.

Isabela. – ¿A quién me quejaré? ¿Quién me creería, si refiriera esto? ¡Oh peligrosas bocas, que no tienen más que una sola lengua, la misma para condenar o para absolver! Que fuerzan la ley a que se incline ante sus caprichos; que predican lo justo o lo injusto con el cebo de su apetito, forzando a que sigan lo justo o lo injusto en el sentido que lo saca el anzuelo de los sentidos.

===000===

El INEGI presenta los resultados trimestrales del primer levantamiento de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que, a diferencia de las publicaciones mensuales, en esta ocasión presenta las estimaciones de las 32 entidades federativas, así como de 39 ciudades de interés.

     Los principales resultados en el tercer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de 2019 son:

     Una disminución de (-)3.6 millones de personas en la Población Económicamente Activa (PEA), al pasar de 57.3 millones a 53.8 millones.

     La población ocupada fue de 51 millones de personas, reportando una disminución de (-)4.2 millones.

     Los ocupados en actividades terciarias descendieron (-)3 millones, siendo el impacto mayor en el sector de restaurantes y servicios de alojamiento; y en el sector comercio con una reducción de (-)1.1 millones cada uno.

     Disminuyeron los ocupados en jornadas de más de 48 horas en (-)3 millones y los ocupados en micronegocios en (-)2.2 millones.

     La población subocupada aumentó en 4.4 millones, al pasar de 4.3 millones a 8.7 millones.

     La tasa de desocupación aumentó 1.4 puntos porcentuales al pasar de 3.7% a 5.1% a nivel nacional. Para el conjunto de las principales 39 ciudades del país la tasa se ubicó en un 6.4 por ciento.

     Ya ustedes, lectores, sabrán si rezar o ponerse a llorar.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: ¿Cambio de paradigma moral y ético por narco y Covid-19? III/V

Gregorio Ortega Molina 18 de noviembre de 2020 – 00:12 CE

*¿Ética y moral como conceptos tradicionales son todavía útiles a los líderes religiosos y políticos, a los filósofos y ensayistas, novelistas y poetas? ¿No es momento de revisar esos paradigmas que han movido al mundo? ¿Debemos acostumbrarnos a vivir en medio de la violencia cotidiana más cruel, que no es la muerte por arma de fuego, sino por hambre? ¿Cómo aceptar que la economía se mueve con sangre?
 
Autónomos y pymes denuncian la ineficacia de las líneas 'ICO Directo' |  elmundo.es

Si las corredurías bursátiles crearon ese mito de la riqueza de papel, de baba de perico, pero hermético por estar destinado a los que se creyeron nacidos para mangonear, la contraparte respondió como suele hacerlo la delincuencia organizada: el contrato social de los pobres que, en resumidas cuentas, sólo es útil para servir a los ricos, aunque el dinero negro es tangible, mientras la riqueza bursátil existe nada más en las órdenes de compra y venta.

     La riqueza bursátil es una adicción precisamente porque es una ilusión. Ganan los que saben vender y comprar, pero sobre todo los emisores de las acciones. Por el contrario, la abundancia proveída por la delincuencia organizada a través de la corrupción y de su muy disparatada contribución a las alcancías de las iglesias y al desarrollo social de sus comunidades, llega a donde ha de servir. Compra voluntades políticas y adquiere solidaridad social.

     Ayudaría a comprender las razones por las cuales las sociedades se mueven de esa manera entre la ilusión y la realidad, la relectura de cuatro ensayos que son fundamentales: Moisés y el monoteísmo, de Sigmund Freud; Eros y Tanatos, de Norman O. Brown;  Eros y civilización, de Herbert Marcuse, y La banda de los niños, de Roberto Saviano. Es un asunto de pulsiones humanas, aunque casi animales, que es necesario satisfacer. Las necesidades de creer, de amar y ser amado, de sentir el poder y la satisfacción de mandar, y de pervertir la idea de la muerte. En este último punto el Covid-19 nos regresa a la idea original. Morir es inevitable, pero hay que lograrlo de la mejor manera, ya sea para el alma o habiendo llenado todas las satisfacciones mundanas, que para eso sí es útil el dinero.

     Las maneras tradicionales de controlar a las sociedades dentro de los términos de un pacto social, fueron trascendidas hace muchos años debido a la insaciable codicia de unos cuantos. El trabajo esclavo no es nuevo, sólo se rebautizó y se le impusieron normas legales aceptadas por todos. Para eso se inventaron los contratos colectivos, y ahora el out sourcing. Si la fe dejó de operar como muro de contención, fue necesario recurrir a la estupidización propiciada por las narcodependencias, pues de otra manera “… la movilización continuada de la agresión socialmente necesaria, de la hostilidad, la frustración y el resentimiento engendrado por la lucha por la existencia en la sociedad opulenta (Herbert Marcuse)”, ya no podrán ser contenidas.

      ¿Ética y moral como conceptos tradicionales, son todavía útiles a los líderes religiosos y políticos, a los filósofos y ensayistas, novelistas y poetas? ¿No es momento de revisar esos paradigmas que han movido al mundo? ¿Debemos acostumbrarnos a vivir en medio de la violencia cotidiana más cruel, que no es la muerte por arma de fuego, sino por hambre? ¿Cómo aceptar que la economía se mueve con sangre?

===000===

En Medida por medida, de William Shakespeare, leemos lo que Lucio dice a Isabela al finalizar el primer acto.

Lucio. -He ahí la dificultad. El duque ha partido de aquí misteriosamente; ha instruido a un buen número de caballeros, entre los cuales me hallo, en la esperanza de un papel en la escena política. Pero sabemos por los que conocen los verdaderos resortes del Estado, que su escaparate de promesas estaba a una infinita distancia de sus verdaderos designios.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: ¿Cambio de paradigma moral y ético por narco y Covid-19? II/V

Gregorio Ortega Molina 17 de noviembre de 2020 – 00:12 CE

*En medio de un descontento generalizado que no expresa malestar, que amenaza con manifestarse como irritación social, los poderes políticos de Occidente introdujeron o reintrodujeron un elemento que aprendieron y asimilaron con el desarrollo y los resultados de la guerra del opio
 

Aprende en Casa, el fallido proyecto de la educación pública ante el  COVID-19 - Infobae

Las consecuencias de las guerras regionales y una supuesta descolonización desequilibrada y sin retribuciones favoreció el inicio de una reingeniería social que todavía está en marcha, y que se esfuerzan en profundizar con la aplicación de los Consensos de Washington, la Revolución Cibernética, el reordenamiento económico a través de la globalización y el libre mercado, el narcotráfico y las consecuencias del Covid-19.

     Internet modifica la percepción del reloj biológico y el tic tac de los segundos, minutos y horas dedicadas a las tareas cotidianas, las que nos dan sustento y aliento. La manifestación virtual de las acciones del poder y sus efectos en tiempo real, nos obliga a vivir en dos planos y nos margina de lo tridimensional. Sólo unos cuantos, quizá nada más los sensatos, se aferran al papel periódico y a los libros impresos. Lo tangible cede su lugar a la pantalla del ordenador y/o el teléfono inteligente. El que no está conectado, ¿está perdido?

     La mejor manera de comprenderlo será determinar con pulcra exactitud quiénes y cuántos en el mundo de la educación a distancia acceden a ella en línea o a través de una televisión. A través de la red se puede establecer comunicación y una deformada alteridad; frente a la pantalla sólo se recibe una instrucción que hay que cumplir si el intelecto te da para aprender solo, o si tienes al lado a alguien que pueda responder tus preguntas y despejar tus dudas. Así se establece ya el ámbito de los que pronto mandarán y el de los que están destinados a obedecer. Permanecemos impasibles y agradecidos porque los hijos y los nietos tienen la oportunidad de aprender. Sí, a dos ritmos y con dos conceptos del mundo distintos y distantes. Es el inicio de una más perversa discriminación.

     De ahí la multiplicación de credos, sectas y seudo religiones. Lo que no puede satisfacer el poder político, quizá el  espiritual sí… aunque esa percepción o concepto de lo religioso y lo que ofrece permanezca en pugna desde hace dos mil años, y se renueve como en el caso de los concilios, las reuniones ecuménicas y las reconceptualizaciones teológicas; la de la liberación que alumbró a personalidades entre las que destacan Ernesto Cardenal, Camilo Torres y Samuel Ruiz, o profundas revisiones del dogma y la manera de comunicar la doctrina, realizadas por Leonardo Boff y Hélder Cámara.

     En medio de un descontento generalizado que no expresa malestar, que amenaza con manifestarse como irritación social, los poderes políticos de Occidente introdujeron o reintrodujeron un elemento que aprendieron y asimilaron con el desarrollo y los resultados de la guerra del opio, o quizá desde antes, porque hemos de suponer que los estupefacientes son los sustitutos del pan y circo.

     El poder político obtiene así un instrumento adicional para gobernar a sus sujetos. Es la manera ideal de consumir esa energía sobrante identificada por Herbert Marcuse en Eros y civilización.

===000===

En Medida por medida, de William Shakespeare, leemos en la escena III cómo el Duque se dirige al hermano Tomás.

Duque. –Tenemos ciertos estatutos por demás rígidos y ciertas leyes singularmente refrenantes, bocados y barbadas precisos para los corceles indisciplinados, que desde hace 19 años hemos dejado dormir casi a la manera de un león abrumado de fatiga, que no sale de su caverna para ir a cazar. Nos ocurre hoy como a esos padres indulgentes que lían paquetes amenazadores de varas de abedul para colgarlos ante los ojos de sus hijos, y hacerles servir de emblema de terror más que de instrumento de castigo; a la larga se encuentra que esas varas inspiran más burla que temor y así sucede con nuestro decretos, que muertos en la aplicación, no tienen, en realidad, existencia; la licencia tira de las narices a la Justicia; el niño azota a la nodriza, y el decoro va de capa caída.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: ¿Cambio de paradigma moral y ético por narco y Covid-19? I/V


 Gregorio Ortega Molina 16 de noviembre de 2020 – 00:12 CE
 *Si el Concilio Vaticano II intentó ser una respuesta que todavía no es completa, y fue el detonante del aviso de los cambios, 1968 debió advertirnos que las sociedades deseaban algo más que lo recibido hasta entonces -y también hasta hoy-; si no mayor participación, sí más satisfactores, mejores condiciones de vida, educación, salud empleo, para lograr un bien morir


Juan XXIII, el "papa bueno" que convocó el Concilio Vaticano II | Ideal

Es momento de hacer un alto y evaluar hacia dónde encaminamos a las sociedades, o preguntarnos cómo es que permitimos que gobiernos, poderes económicos, el narcotráfico y la pandemia nos descolocaran, para guiarnos a un cambio en la conceptualización de los paradigmas fundamentales, esos que nos convierten en humanos.

     Vayamos a las señales que debieron advertirnos de las inquietudes y el resentimiento causado por las necesidades siempre insatisfechas. ¿Qué motivó a Juan XXIII a convocar al Concilio Vaticano II? Supo que algo se movía en el espíritu de los fieles, pero los prelados -en su lenguaje más críptico que espiritual- no fueron lo suficientemente claros como para que desde los días de su conclusión comprendiéramos que el mundo empezaba a dejar de ser lo que fue.

     No soy historiador de las religiones, pero por la respuesta de cierto sector de la Iglesia vaticana al Concilio -cuya mayor notoriedad alcanzó con la actividad de monseñor Marcel Lefebvre en Francia-, supongo que el fundamentalismo católico o cristiano surgió antes que el islámico. Desapareció el latín del rito y de los oficios, y el celebrante dejó de dar la espalda al pueblo, para verlo de frente y solicitar, con humildad, la transubstanciación frente a ellos. Empezamos a poder ser testigos de cómo funciona el misterio. La incineración dejó de ser mal vista y aparecieron los primeros signos para considerar la muerte asistida como ayuda para salvaguardar la fe. Tanto de los que se van, como de los que permanecen fieles a la tierra.

     El poder espiritual inició su transformación antes que las diversas manifestaciones de los poderes terrenales, que son herméticos, oscuros, crueles, sangrientos, y sólo se abren cuando la sociedad los cuestiona, como cuando se celebran sesiones de los comités senatoriales de Estados Unidos, con el propósito de esclarecer abusos y/o toma de decisiones.

     Si el Concilio Vaticano II intentó ser una respuesta que todavía no es completa, y fue el detonante del aviso de los cambios, 1968 debió advertirnos que las sociedades deseaban algo más que lo recibido hasta entonces -y también hasta hoy-; si no mayor participación, sí más satisfactores, mejores condiciones de vida, educación, salud empleo, para lograr un bien morir.

     “Está prohibido prohibir” no es un grafiti hueco y sin sentido, su significado permanece vivo. También está claro que las libertades que se reclamaron entonces y todavía se exigen ahora, pueden cederse junto con ese cúmulo de responsabilidades que significa disfrutar de ellas.

     También durante esa década sucedieron hechos que son indicadores claros de que el mundo se transforma sin pedir permiso, porque efectivamente está prohibido prohibir. Me refiero a la lucha por los derechos civiles, al asesinato de Martin Luther King, al claro anuncio de que Estados Unidos perdería la guerra en Vietnam, y la derrota de Francia en Argelia y la de lo que fue la URSS en la carrera espacial.
     En este contexto se redimensionan las pugnas ideológicas. Pasaron a segundo plano. Ernesto “Che” Guevara fue el último ícono de la guerrilla y las revoluciones en América Latina. Es significativo el nombre del lugar donde fue derrotado en Bolivia: La Quebrada.

     Seguramente hubo muchos avisos, pero serían menores; es a partir de esa década que debió iniciarse la reflexión en torno a los valores éticos y morales que hemos considerado inmarcesibles, pero que perdieron significado y no se han reconceptualizado. ¿Se puede?

===000===

En Medida por medida, de William Shakespeare, leemos en su diálogo inicial.
Duque. – Pretender descubriros los principios de gobierno parecería por mi parte pura afectación y pura charlatanería, puesto que he tenido motivos para conocer que todas las instrucciones que podría daros mi autoridad quedaría muy por debajo de vuestra propia ciencia. No me queda, pues, sino remitir mi poder a vuestra capacidad, y dejar a vuestra virtud el cuidado de hacerles obrar de acuerdo. El cuanto al carácter de nuestro pueblo, a las instituciones de nuestra ciudad, a las formas de nuestro derecho común, poseéis de ello una información tan completa como el arte y la práctica hayan podido dar nunca al hombre de quien guardemos mejor recuerdo…

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Cienfuegos sin ingenuidades V/V

Gregorio Ortega Molina 13 de noviembre de 2020 – 00:12 CE

*No conozco al general Salvador Cienfuegos, pero creo que desempeñó una de esas funciones que no se pueden reconocer ni calificar y que muy pocas personas pueden hacer; tengo la certeza de que dejó el cargo y la tarea con la satisfacción del deber cumplido, y también la de que este mezquino gobierno -si mi hipótesis es correcta- no hará nada por él

Niegan libertad bajo fianza a “El Padrino” Cienfuegos

Aceptemos el supuesto de que los gobiernos de México y Estados Unidos trabajan estrechamente en la estrategia y el cumplimiento de la manera de administrar y contener a los barones de la droga, y no de efectivamente combatirlos. La idea es que los casi 200 mil millones de dólares que produce el tráfico de estupefacientes a través del Río Bravo, del mar territorial y de los desiertos que unen a estos países, ayuden al desempeño económico de ambas naciones.

     Si coincidimos en que Genaro García Luna se dejó llevar por la codicia y se exhibió en el caso Cassez, y que el general Salvador Cienfuegos Zepeda no es ni se parece a José de Jesús Gutiérrez Rebollo, ¿cómo va a proceder este gobierno ante un problema de Estado que lo trasciende? ¿Lo dejará morir solo? ¿Hay salida?

     ¿Por qué los gobiernos mexicanos siempre han de pagar los platos rotos, incluso cuando las fracturas de la estrategia exhiben las ocultas intenciones, o cuando claramente avisan del fracaso? Hay casos emblemáticos.

     Reiteradamente se ha insistido, con nombre y apellido, que a Enrique “Kiki” Camarena lo asesinaron por decisión de la DEA, debido a que descubrieron que su activo en Guadalajara resultó sucio, corrupto, y agarraba lana de Rafael Caro Quintero. El escándalo manchó a México y sirvió de pretexto para desmantelar la Dirección Federal de Seguridad. Una de las consecuencias es que el impoluto Manuel Bartlett Díaz no es bien visto por los estadounidenses.

     Otro caso más reciente es el operativo Rápido y furioso para el trasiego de armas, con la supuesta intención de ubicar a los sicarios de los cárteles y detenerlos, o anularlos de alguna manera. En ninguno de los dos hechos hubo detenidos de las agencias estadounidenses, vamos ni siquiera se disculparon con el gobierno anfitrión de sus fechorías.

Las consecuencias de la impasibilidad de nuestro gobierno pueden ser profundas y variadas, porque debido a que la economía del narcotráfico es ahora un poder a considerar, contra el cual hay que combatir o políticamente administrar, si el resultado es la arbitraria detención de los “operarios” mexicanos responsables de hacerlo -además de ser los enlaces con las agencias de seguridad estadounidenses-, ya nadie querrá asumir esa tarea, ni siquiera cuando lo ordene el jefe de las Fuerzas Armadas.

     El tema es de la mayor importancia, porque trasciende los límites de un gobierno para adquirir la relevancia de política de Estado, pero como ahora los gerifaltes de la 4T se “apanican” en cuanto los remiten a reflexiones y conceptos que los rebasan, se pasman.

     No conozco al general Salvador Cienfuegos, nunca nos hemos cruzado en nuestros caminos, pero creo que desempeñó una de esas funciones que no se pueden reconocer ni calificar y que muy pocas personas pueden hacer; tengo la certeza de que dejó el cargo y la tarea con la satisfacción del deber cumplido, y también la de que este mezquino gobierno -si mi hipótesis es correcta- no hará nada por él.

===000===

No hace nada por el general ni por los mexicanos. Las estadísticas del INEGI son claras: “Presenta el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), el cual no registró variación real en el noveno mes de 2020 respecto al mes previo, con base en cifras desestacionalizadas.

     “Por componentes, las Industrias manufactureras avanzaron 2.4% y la Minería creció 0.2%; en cambio, la Construcción disminuyó (-)5.6% y la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (-)3.1% durante septiembre pasado frente al mes anterior con cifras ajustadas por estacionalidad.

     “En su comparación anual, la Producción Industrial retrocedió (-)7.5% en términos reales en el mes de referencia. Por sectores de actividad económica, la Construcción cayó (-)17.2%, la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (-)7.3%, las Industrias manufactureras (-)5% y la Minería (-)3 por ciento”.
     Así es nuestra realidad económica.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Cienfuegos sin ingenuidades IV/V

  Gregorio Ortega Molina 12 de noviembre de 2020 – 00:12 CE
 *Es ahora que me pregunto si fue Peña Nieto quien lo instruyó, o la responsabilidad recayó en Guillermo Galván Galván, o en Luis Videgaray; quizá fueron los representantes de las agencias estadounidenses en México los que lo ilustraron sobre lo que de él se esperaba, y ya después confirmó con el jefe de las Fuerzas Armadas
J4 Eros Y Civilizacion- Herbert Marcuse- 1968 | Mercado Libre

La globalización debe obligarnos a modificar otros conceptos además de los de soberanía y Estados nacionales. Así como desaparecen las fronteras con el libre comercio, la Comunidad Europea se convierte en un gran Estado supranacional, y se trabaja en el proyecto de América del Norte, son las incubadoras para alumbrar una manera distinta de vivir la vida.

     Es así que supongo que el general Cienfuegos Zepeda percibió que su línea de horizonte se amplió, pues si la colaboración estrecha con las agencias de seguridad y antidrogas de Estados Unidos funcionó en ambos sentidos, trasladarse a Los Ángeles equivalía a viajar dentro de su zona de confort.

     Si el tema de la línea de horizonte es una suposición, el de la línea del tiempo es una certeza. Estoy seguro de que Salvador Cienfuegos Zepeda si sintió y gozó de la satisfacción del deber cumplido, aún en contra de todo pronóstico, pues la tarea no fue fácil. Las mismas autoridades estadounidenses lo reconocieron. Sintió entonces que ancha le resultaba Castilla, y que su futuro en paz y tranquilidad estaba asegurado. Quizá se comparó con el presidente Miguel de la Madrid, al que no le ladraron ni persiguieron como al innombrable.

     Eros y civilización ofrece una explicación sencilla para comprender el por qué el general Cienfuegos Zepeda se sintió seguro: “La distribución del tiempo juega un papel fundamental en esta transformación. El hombre existe sólo parte del tiempo, durante los días de trabajo, como un instrumento de la actuación enajenada; el resto del tiempo es libre para sí mismo”. Salvador Cienfuegos creyó haber logrado esa libertad después de haber cumplido como militar, primero, y como servidor público después.

     Todavía falta que nos esforcemos por discernir lo fundamental de esta historia. Obvio es que para convertirse en general secretario de la Defensa Nacional fue invitado por Enrique Peña Nieto. Es ahora que me pregunto si el entonces presidente electo y pronto a asumir el cargo, ya sabía bajo su exclusiva responsabilidad las tareas que habría de encomendar a un miembro de su gabinete, capaz de estar en el compromiso de Estado y no delegar no abrir la boca.

     Fue Peña Nieto quien lo instruyó, o la responsabilidad recayó en Guillermo Galván Galván, o en Luis Videgaray; quizá fueron los representantes de las agencias estadounidenses en México los que lo ilustraron sobre lo que de él se esperaba, y ya después confirmó con el jefe de las Fuerzas Armadas.

     Este tema nunca quedará claro, como tampoco nunca sabremos con certeza quién instruyó a Oliver North sobre la encomienda de “liberar” Nicaragua, o los secretos que mi padre se comió para llevarlos con él a la paz de los sepulcros.

     De resultar cierta esta hipótesis de trabajo, lo primero que se destruye es la idea de la responsabilidad histórica, del servicio al Estado, del deber cumplido, sobre todo si el Estado al que serviste se desentiende de tu futuro.
 
===000===

Los hechos indican que Pío López Obrador la libra, como debe ser en un país donde el combate a la corrupción se simula y la impunidad es una garantía para los fieles y la familia. Todo continúa porque todo sigue igual.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Cienfuegos sin ingenuidades III/V


 Gregorio Ortega Molina 11 de noviembre de 2020 – 00:12 CE
 *En el mundo se demandan 360 mil millones de dólares de drogas ilegales al año. En Estados Unidos, la demanda por mariguana, cocaína, heroína y metanfetaminas fluctuó entre 120 y 145 mil millones de dólares al año entre 2006 y 2016

Rafael Caro Quintero El Narco de Narcos - abril 2020

¿Por qué el gobierno de México debe establecer acuerdos con el de Estados Unidos, para administrar el mundo del narcotráfico y simular que lo combate? ¿Por qué el general secretario de la Defensa Nacional habría de comprometerse a supervisar que esos arreglos no escritos se cumplieran?

     Jorge Suárez-Vélez, en su texto para Reforma del 22 de octubre último, ofrece los datos para que meditemos de qué y cuánto se trata, y comprendamos que enfrentamos a un auténtico poder económico: “En el mundo se demandan 360 mil millones de dólares de drogas ilegales al año. En Estados Unidos, la demanda por mariguana, cocaína, heroína y metanfetaminas fluctuó entre 120 y 145 mil millones de dólares al año entre 2006 y 2016. Al tener 3 mil kilómetros de frontera común, nuestro territorio ofrece vías idóneas para introducir producto que la satisfaga. Poderosas organizaciones criminales pelean por controlar rutas y puntos de entrada. Al lograrlo, se hacen de cuantiosos recursos; pueden comprar armas, equipo, sicarios e incluso influencia política”.

     Dejémonos de hipocresías, falsa moral y gazmoñería. Es casi el monto de la deuda externa de México lo que se comercia de estupefacientes a través de la frontera norte y, de alguna manera, un porcentaje de esa enorme masa monetaria alivia los pesares de la economía nacional, muy por encima de las promesas incumplidas de los empresarios y de la corrupción gubernamental. Ahora de lo que se trata, es evitar que tomen control del Estado y sus instituciones.

     Los auténticos, los verdaderos barones de la droga -no los que terminan con sus huesos en las cárceles de México o de Estados Unidos, que sólo son operarios confiables y más o menos eficientes- tienen un proyecto que trasciende a los Estados nacionales y se inscribe en la globalización, la refuerza, le da aliento, porque para su actividad no deben existir fronteras.

     Las narco dependencias también son un asunto de orden social y de control político. Quizá nos conviene regresar a la lectura de Herbert Marcuse para refrescar en nosotros sus trabajos sobre energía sobrante y la manera de servirse de ella, o al menos controlarla. De alguna manera sus investigaciones, sus hipótesis y sus propuestas, contribuyeron a comprender y solucionar las consecuencias de la explosión de contracultura de 1968. El grafiti que nos advierte que está prohibido prohibir hubiera arrasado en los muros de las redes sociales.

     Hay un acelerado crecimiento de consumidores de estupefacientes a partir de esos años, del regreso de las tropas estadounidenses de Vietnam, y del necesario control político y militar de Afganistán, donde su produce buena parte de la adormidera, cuya goma se transforma en heroína para los consumidores europeos y asiáticos; el mercado de América del Norte es abastecido por los plantíos de México. Heroína menos pura, pero menos dañina. Los heroinómanos buscan la “morenita” mexicana, les prolonga el sueño de vivir.

     Imposible determinar desde hace cuántos sexenios los gobiernos de México son copartícipes y/o encubridores de esa estrategia global diseñada por un nuevo poder económico, para el control social y político de la energía sobrante que mueve a las sociedades.

===000===

La realidad no deja de acosarnos, El INEGI se encarga de que la tengamos presente, e informa que en octubre de 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento de 0.61 por ciento respecto al mes inmediato anterior, así como una inflación anual de 4.09 por ciento. En el mismo mes de 2019 las variaciones fueron de 0.54 por ciento mensual y de 3.02 por ciento anual.

     El índice de precios subyacente avanzó 0.24 por ciento mensual y 3.98 por ciento anual; al mismo tiempo, el índice de precios no subyacente aumentó 1.77 por ciento mensual y 4.42 por ciento anual.

     Dentro del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías crecieron 0.29 por ciento y los de los servicios 0.18 por ciento mensual.

     Al interior del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 1.45 por ciento mensual, mientras que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno lo hicieron en 2.03 por ciento como consecuencia en mayor medida, de la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano en 18 ciudades del país donde el INPC tiene cobertura.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos
Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Salvador Cienfuegos sin ingenuidades II/V

Gregorio Ortega Molina 10 de noviembre de 2020– 00:12 CE
*El verdadero poder se ejerce en una habitación sin ventanas, con luz artificial y apagador, porque habrá veces que resultará imposible verse a los ojos

El Faro de los Recuerdos 2.0: La leyenda de los Tres Monos Sabios

Confianza no es sinónimo de ciega lealtad, ésta se aproxima a la abyecta complicidad. En los acuerdos mutuos para servir al Estado, más que al gobierno, la seguridad personal de uno y otro de los implicados, así como la limpieza histórica de los trayectos profesionales, dependen del comportamiento, de que no pierdan la cordura ni la templanza, ni esa idea de recompensa que sólo unos cuantos conocen: la satisfacción de haber servido.

     Sólo traté con frecuencia a cinco personajes con el exacto conocimiento del concepto de Estado y la manera de servirlo. Fernando Gutiérrez Barrios, Javier Wimer, Porfirio Muñoz Ledo, Ignacio Morales Lechuga y Diego Valadés, de quienes todos hablan, pero nadie, absolutamente nadie puede ensombrecer su hoja de servicios. Les conservo respeto.

     Tan pronto como a los 33 años comprendí de qué va el ejercicio del verdadero poder. Cuando no habían transcurrido las 72 horas después de los oficios fúnebres de mi padre, Gregorio Ortega Hernández, recibí una llamada telefónica nocturna en mi domicilio.

     Rodolfo Alcázar me dio a conocer que el ex presidente Luis Echeverría Álvarez me convocaba a comer a su casa, para darme el pésame. Una mezcla de curiosidad y morbo me obligaron a reagendar todo lo del día siguiente, para acudir puntual a la cita.

     Las sorpresas empezaron pronto. No me llevaron al comedor, sino a la cocina, donde una mesa bien puesta me esperaba. Seríamos dos los comensales.

     Echeverría, en plena fortaleza física y presencia de ánimo llegó puntual. Después del pésame de cajón dieron inicio las zalamerías del poder; acosado por sus ojos de serpiente me percaté que era una comida para la discreción, pues colocadas las viandas en la mesa, fue el anfitrión que solícito y atento preguntó y sirvió en qué cantidades quería lo que ambos habríamos de degustar.

     Hicimos muy buenas ausencias de mi padre, hasta que llegó el momento en que debió preguntar lo que realmente estaba urgido de saber. Después de enterarse de que estuve presente en los últimos días y horas de quien fuera su amigo de muchos años, la pregunta fue directa y repetitiva: ¿No le contó nada de mí? ¿Seguro ya no le comentó nada?

     Una vez que quedó satisfecho de mi respuesta, disfrutamos del café y el postre. Salí de la casa de San Jerónimo con dos certezas: los hombres de poder requieren de amigos que sean confidentes mudos, ciegos y sordos, después nadie los toma en cuenta. Hay sucesos, hechos, dichos, que más vale no presenciar, no conocer, no haber escuchado. El poder se construye sobre secretos, y el que tuvo el presidente de México durante el sexenio 70-76 fue inmenso.

     LEA vive, puede desmentir o confirmar lo narrado, o ignorarme. Fue así como ocurrió.

     Supongo que a Salvador Cienfuegos Zepeda lo convocaron para instruirlo acerca de lo que de él se esperaba como general secretario de la Defensa Nacional; como militar decidió servir al Estado, pues para eso se viste el uniforme.

     Lo que del general Cienfuegos se espera es silencio, a pesar de todo lo que de él se diga. Pronto sabremos si hay fortuna oculta, e incluso podremos saber si se la ocultaron para hacerlo aparecer como delincuente, cómplice y culpable.
 
===000===
 
El INEGI da a conocer los Indicadores de Confianza Empresarial (ICE) correspondientes a octubre del año en curso. Dichos indicadores se elaboran con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), los cuales permiten conocer, casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia, la opinión de los directivos empresariales de los sectores Industrias Manufactureras, Construcción, Comercio y de los Servicios Privados no Financieros sobre la situación económica que se presenta tanto en el país como en sus empresas.

     A nivel de sector, el Indicador de Confianza Empresarial de las Manufacturas registró un alza de 0.8 puntos en el décimo mes de 2020 respecto al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas, el ICE de la Construcción también se incrementó 0.8 puntos y el del Comercio 0.4 puntos.

     En su comparación anual, el Indicador de Confianza Empresarial por sector de actividad reportó el siguiente comportamiento: el ICE del Comercio descendió (-)8.2 puntos, el de las Manufacturas (-)8 puntos y el de la Construcción se redujo (-)6.3 puntos durante octubre de 2020.

     Pero el país está requeté bien.

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Costumbre del Poder: Salvador Cienfuegos sin ingenuidades I/V

Gregorio Ortega Molina 9 de noviembre de 2020 – 00:12 CE

*En todas las naciones y/o Repúblicas hay servicios al Estado de los que no se habla. Son confiados a quienes garantizan una función esencial: silencio antes, durante y después de haber realizado su tarea

El Señor de los Cielos, el narco que logró corromper al 'zar antidrogas' |  Super Channel 12

Enorme es la distancia entre José de Jesús Gutiérrez Rebollo y Salvador Cienfuegos Zepeda. El primero fue entenado en propiedad de Amado Carrillo Fuentes, el segundo ha vivido de su peculio en tanto no se demuestre lo contrario.

     Como hipótesis supongo que a Cienfuegos Zepeda debe sucederle idéntico desenlace que a Oliver North. ¿Por qué? Porque en el ejercicio de ese poder que es más oscuro que transparente y tiene secuelas que sólo se descubren cuando el tiempo histórico llega a la línea de horizonte, ambos cumplieron con una función que nadie en su sano juicio habría querido desempeñar, en la que la alternativa era la renuncia al cargo y el destierro político.

     ¿Quién se encargó de instruir a Oliver North para que realizara el operativo Irán-Contras? ¿Fue Caspar Weinberger, entonces secretario de Defensa, o quizá Georges Schultz, secretario de Estado, o alguno de los seis asesores de Seguridad Nacional que Ronald Reagan tuvo durante su gobierno de ocho años? También resulta lógico imaginar que fue el mismo presidente de Estados Unidos quien lo convocó al Salón Oval para conversar con él y convencerlo del acto patriótico que debía realizar para correr de Nicaragua a los comunistas. Imposible saberlo y más difícil conocer los términos exactos del desarrollo de esa charla.

Lo ocurrido en Estados Unidos me permite pensar que esos mismos procedimientos pueden usarse en México, lo que facilita suponer que Genaro García Luna y Salvador Cienfuegos Zepeda son los extremos de una madeja cuyo inicio fueron las puntas de Javier Valdez ejecutado en la calle, y Ovidio Guzmán, cubierto por el manto presidencial.

     En todas las naciones y/o Repúblicas hay servicios al Estado de los que no se habla. Son confiados a quienes garantizan una función esencial: silencio antes, durante y después de haber realizado su tarea.

     Genaro García Luna la pifió él mismo cuando solicitó a Lizeth Parra que rearmara en video la detención de Florence Cassez -lo que casi cuesta las relaciones diplomáticas entre México y Francia- cuyo precio más alto paga Israel Vallarta, porque el exsecretario de Seguridad Pública federal siempre supo lo que para él estaba en juego. El otro error fue subordinarse a los deseos de Marta Sahagún, allí se anudó una complicidad.

     Cumplió bien sus funciones hasta que, cabe suponerlo, cometió una indiscreción. De nada la valieron los premios a él entregados por agencias de seguridad de Estados Unidos, ni la promesa de que Miami sería un santuario para él y su fortuna. Se convirtió en un fusible que es necesario fundir.

     Si mi hipótesis de trabajo tiene algo de verdad, Felipe Calderón Hinojosa sabe que no puede decir esta boca es mía, porque lo que se convino entre presidentes y agencias antidrogas debe permanecer en lo secreto, porque si la filtración del Rápido y Furioso organizado por los gringos fue escándalo, ya podemos imaginar lo que ocurrirá de saberse que para el narcotráfico en todas sus modalidades y a cualquier lugar, hay convenios que facilitan reciclaje y administración de la enorme masa monetaria que produce, tangible, no especulativa como los valores en la Bolsa.

===000===

(Editorial de El País 25 sep.) Lo último que necesita un país polarizado como pocas veces en su historia, azotado por la pandemia y con una grave tensión social en las calles, es que quien ocupa su más alta magistratura vuelva a dar una prueba de no entender la dignidad de su cargo y enfangue el acto cívico que define a una democracia: la elección limpia de sus líderes. 

http://www.almomento.mxhttp://www.analisisafondo.com,
http://www.indicepolitico.com,
www.gregorioortega.blog  @OrtegaGregorio
Si te INQUIETA, compártelo con todos

Posted in Uncategorized | Leave a comment