LA COSTUMBRE DEL PODER: La punta de la madeja

 Gregorio Ortega Molina 30 de agosto de 2018 – 00:12 CE


*La corrupción ha permeado en todos los ámbitos de la vida nacional. Saber por qué murió la esposa del magistrado será algo más difícil que saber por qué él resultó indemne

Mal asunto cuando la muerte se anticipa a los deseos del ofendido por ella, sobre todo si no es por causas naturales, peor aún si quien paga el pato es la esposa o alguno de los hijos de la proyectada víctima que salió indemne físicamente, pero con el corazón hecho trizas.

Fallecer antes de tiempo por crimen o ejecución abre los expedientes que el asesinado deseó con toda su alma dejar cerrados. Investigar las razones por las cuales se entra al hogar del magistrado Miguel Enrique Sánchez Frías a matar y a morir posiblemente quede despejado antes de la publicación de este texto, pero a saber si la verdad pericial y jurisdiccional se corresponde con la de la historia personal, familiar y/o profesional.

Suponen, los peritos, que la intención era desaparecer al magistrado, pero si la víctima elegida era la esposa, y el integrante del Poder Judicial de la Federación no debió estar en su hogar. ¿Y el hijo?

¿Cuáles eran los expedientes judiciales a cargo del magistrado? ¿Alguno que ver con delincuencia organizada? ¿Afectó intereses? De cualquier manera Luis María Aguilar debió estar incómodo durante su encuentro con el Presidente Electo, pues sólo él pudo autorizar lo que a continuación reproduzco:

“El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) lamentó el ataque ocurrido ayer contra la familia del magistrado Miguel Enrique Sánchez Frías, cuya esposa perdió la vida a los 46 años.

“Tras los hechos, el organismo pidió que <<las indagatorias se conduzcan con todo sigilo>> para evitar versiones imprecisas o que interfieran con el esclarecimiento del caso.

“Afirmó que se mantendrá en contacto con las autoridades de procuración de justicia de la Ciudad de México y estará atento a la evolución de las indagatorias”.

Con el acceso a la información en tiempo real, desde el inicio de la investigación las versiones son encontradas. Imposible no lucubrar en estos tiempos de narcoviolencia y corrupción que corren, porque lo mismo fue -como apuntaron desde el principio- consecuencia de un pleito vecinal que uno de faldas, o la necesidad de orientar una sentencia en un sentido determinado, o la exigencia de cambiar de juez.

El asunto se les complica a los jueces porque administrar justicia es un servicio público y político, y la “acción política es un arte gobernado por la composición en múltiples planos. Quienquiera que llegue a tener responsabilidades políticas, si tiene hambre y sed de justicia, debe desear recibir esta facultad de composición en planos múltiples…”, nos indica Simone Weil, y estoy de acuerdo con ella.

El requerimiento de los planos múltiples se hace opaco debido a que la corrupción ha permeado en todos los ámbitos de la vida nacional. Saber por qué murió la esposa del magistrado será algo más difícil que saber por qué él resultó indemne.

Si te INQUIETA, compártelo con todos tus conectes
Advertisements

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s