LA COSTUMBRE DEL PODER: Max Cortázar: ¿el suicidio o la vida?

 

Gregorio Ortega Molina/

gom300115Aquí, en Aztlán, todo lo trastocaron. El tiempo político dejó de ser cronológico, los sexenios ya no duran seis años; mientras crecen las expectativas de vida en los mexicanos, se reducen los recursos económicos, culturales y asistenciales con los cuales pueden consumirla, sin necesidad de estar urgidos de llegar a la paz de los sepulcros.

Rafael Moreno Valle, que está como pepita en comal caliente, que se le fruncen los labios y el colon porque muere por la Presidencia de la República, decidió adelantar su calendario y contrató, con dinero del erario, a Max Cortázar, en la idea de que este adolescente sin fin, fue el artífice del triunfo de Felipe Calderón, el constructor de su imagen. Sólo hay que ver los resultados históricos.

En realidad, y es necesario reconocerlo, Calderón fue artífice de su destino político e histórico: le ganó las vencidas por la candidatura a Vicente Fox, se enfrascó en un conflicto personal con AMLO, que afectó a México tan adversamente, que todavía no pueden evaluarse los costos y alcances de esa confrontación; y, también, para tener el respaldo absoluto de EEUU y garantizar su impunidad posterior, ante él y por él mismo, como jefe de las fuerzas armadas, metió a México en una guerra civil, porque así es, a pesar de que nadie se ha detenido a analizar qué porcentaje de la población apoya, por una u otra razón, a la delincuencia organizada.

Rafael Moreno Valle decidió, por alguna extraña razón, o por complicidades políticas fáciles de discernir, depositar su devenir histórico en las manos de Max Cortázar quien, para simplificar la hipótesis, va a ganar mucho dinero, pero va a perder su futuro político y el de su patrón, todavía gobernador de Puebla.

Lo considero así, no porque le desee mal a Moreno Valle, sino porque le deseo un bien a nuestro país, nuestra casa, que está urgida de una remodelación constitucional y legal amplia y profunda, porque lo que dejó de funcionar es la manera en que se ejerce el poder, por la corrupción e impunidad significadas en que, con dinero del erario, por ejemplo, el gobernador de Puebla construye su trayecto hacia la contienda presidencia y hacia la ansiada candidatura que pudiera ofrecerle el PAN, lo que todavía es incierto.

Pero no nos pongamos estrictos, dejemos que los electores tomen su decisión y opten por el suicidio, o por la vida.

www.almomentonoticias.mx

AMN.MX/gom/pp

About gregorioortega

HUMBERTO MUSACCHIO Gregorio Ortega es de los pocos escritores mexicanos que han optado por la edición de internet. Primero publicó o subió la novela Febronio y sus fantasmas que en edición Kindle (https://goo.gl/q0mJyj) tiene un precio de 129 pesos con 98 centavos. Ahora acaba de poner en el espacio virtual, al mismo precio de la anterior, otras dos novelas: Sísifo, santo patrono de los periodistas. Narco, guerrilla y poder (https://goo.gl/QNo1aX) y La rebelión del obispo. Ni los vio ni los oyó (https://goo.glMmYZMv). La primera trata del sexenio de José López Portillo y la relación entre el gobierno y los orígenes del narcotráfico, en tanto que la última versa en torno al obispo Samuel Ruiz García, el subcomandante Marcos y Carlos Salinas de Gortari.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s